Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 INTERNACIONAL DOMINGO 18 s 3 s 2007 ABC Moscú apoya que haya más diálogo sobre Kosovo, pero no vetará el plan de la ONU SIMÓN TECCO CORRESPONSAL LIUBLIANA. El Gobierno de Serbia se manifestó de acuerdo con la propuesta del ministro de exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, quien en relación al plan del mediador de la ONU, Martti Ahtisaari, sobre el futuro de Kosovo, declaró ayer que las negociaciones de Viena entre los representantes de Belgrado y Prístina deben continuar y, si es necesario, con un nuevo mediador. En opinión de Lavrov, las negociaciones fueron concluidas prematuramente, en una fase en que las partes comenzaban a delinear sus posiciones. Por lo cual es indispensable que continúen. Y, si el enviado especial de la ONU Martti Ahtisaari, es de la opinión que hizo todo lo que estaba de su parte, significa que se puede encontrar otra personalidad (internacional) que continué afirmo Lavrov. Ahtisaari puso fin a las negociaciones de Viena el 10 de marzo pasado, después de constatar que ambas partes han atrincherado sus posiciones. No es necesario continuar con las negociaciones, porque no conducen a ninguna parte dijo Ahtisaari al concluir, anunciando que ponía fin a sus esfuerzos por encontrar una solución compartida para el estatus final de Kosovo. Belgrado criticó esa decisión y la entrega el jueves de la propuesta al secretario general de la ONU Ban Ki Moon, pidiendo una nueva ronda de negociaciones. Del hutong al rascacielos La nueva ley que garantiza la propiedad privada en China beneficia a miembros de la clase media como Bruce Chen, que antes vivía en un piso estatal y ya se ha comprado cuatro apartamentos gracias al crecimiento económico que vive el gigante asiático PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL PEKÍN. La recién aprobada ley de la propiedad china, que entrará en vigor el 1 de octubre para reconocer las posesiones privadas, no sólo supone un paso histórico del régimen comunista hacia el capitalismo, sino también una garantía para los hijos del milagro económico que está transformado al país desde las reformas acometidas a finales de los 70. Uno de ellos es Bruce Chen, quien representa a la élite de la emergente clase media urbana porque ya ha comprado cuatro pisos en Pekín gracias a su sueldo como directivo de una multinacional. Chen vive ahora en la planta 27 de un rascacielos, pero su situación era muy distinta hace tres décadas. En 1978, cuando todas las propiedades eran públicas, vivía con mi familia en un apartamento de 43 metros cuadrados construido por la fábrica estatal donde trabajaba mi padre, y por el que pagábamos un alquiler mensual de 30 yuanes (tres euros) explicó a ABC satisfecho por la nueva ley. Aunque dicha norma es la primera específica sobre la propiedad privada, protegida por la Constitución desde marzo de 2004, las posesiones individuales en China se remontan a su apertura tras la muerte de Mao Zedong en 1976. Hasta entonces, la población vivía bajo un sistema socialista que aseguraba el trabajo en las fábricas e instituciones estatales, encargadas de dar alojamiento en los bloques construidos para sus empleados. A finales de los 80, el Gobierno dio a los inquilinos la oportunidad de adquirir sus viviendas. En 1992, los Chen pagaron 20.000 yuanes (2.000 euros) por su pequeño apartamento, situado cerca del Estadio de los Trabajadores en una zona ya inexistente de hutongs (estrechos callejones con casas bajas de ladrillo gris) Hace siete años, el viejo edificio de corte estalinista donde residían fue destruido para levantar en su lugar un moderno bloque de oficinas. Según relató Bruce, la indemnización de 430.000 yuanes (unos 43.000 euros) que nos dieron no era suficiente para comprar un nuevo apartamento, pero nos sirvió para pedir un préstamo y no estaba mal teniendo en cuenta que muchos campesinos no reciben nada cuando se les requisan sus tierras alojar a los inquilinos de sus casas a cambio de una compensación mínima debido la prioridad de la propiedad pública sobre la privada. Es lo que suele ocurrir en el depauperado mundo rural, donde todavía viven 800 millones de campesinos (el 60 por ciento de China) y donde cada año se requisan 200.000 hectáreas de cultivo. La mayoría de dichas expropiaciones son fraudulentas, por lo que 40 millones de campesinos han perdido su sustento mientras las corruptas autoridades locales protagonizan espectaculares pelotazos urbanísticos en connivencia con los promotores inmobiliarios. En uno de esos numerosos casos, ABC encontró en verano en el Tíbet a un grupo de agricultores de Sichuan que habían perdido sus fincas porque se encontraban en medio del trazado de una nueva carretera. Nos dieron 300 yuanes (30 euros) a cada miembro de la familia y tuvimos que venir aquí a buscar trabajo explicó uno de ellos mientras picaba piedra en una cantera de Lhasa, donde ganan 1.000 yuanes al mes (unos 100 euros) En teoría, la nueva ley de propiedad atajará la corrupción, pero también consagrará a los que se han enriquecido de forma irregular. Suelo estatal El suelo en China sigue siendo de titularidad estatal, por lo que los inquilinos sólo tienen derecho al usufructo del mismo durante 70 años en las ciudades y 30 en el mundo rural. Así, los propietarios urbanos deben pagar por cada casa nueva que compren un impuesto sobre el uso de la tierra que oscila entre los 500 y 1.000 yuanes (entre 50 y 100 euros) Además de la inseguridad jurídica propia de esta situación, el Estado podía alegar algún proyecto social para des- La norma frenará las expropiaciones irregulares, pero ampara a los que se han enriquecido ilegalmente Apoyamos decididamente la iniciativa rusa declaró ayer el primer ministro de Serbia Vojsilav Kostunica, sin mencionar para nada lo más importante para Serbia de las declaraciones de Lavrov. Y es que, afirmó, en primer lugar debe quedar claro que Rusia no vetará automáticamente la resolución del Consejo de Seguridad. Nosotros no podemos ser más serbios de los serbios y no podemos asegurar que bloquearemos una solución con la cual no estén de acuerdo las dos partes, sentenció Lavrov. En otras palabras, el mayor aliado de Serbia en el contencioso de Kosovo le comunica a Belgrado que no cuente incondicionalmente con su apoyo. Esto induce a pensar que Washington ha logrado un acuerdo con Moscú y por lo tanto Belgrado deberá limitar sus ambiciones. En su última versión, Ahtisaari propone una independencia de Kosovo controlada por la comunidad internacional. Apoyo serbio a Lavrov AP Al menos siete muertos al estrellarse un avión en el sur de Rusia Seis personas continuaban al cierre de esta edición atrapadas en el interior del avión que se estrelló por la mañana durante un aterrizaje forzoso en el sur de Rusia, según indicó la portavoz del Ministerio de Situaciones de Emergencia, Irina Andrianova, quien confirmó que siete personas murieron y varias más resultaron heridas. El aparato, propiedad de la compañía siberiana UTAir, tocó la pista con una de las alas cuando estaba aterrizando.