Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ESPAÑA Escasas ayudas a las familias numerosas DOMINGO 18 s 3 s 2007 ABC Las escasas ayudas convierten en algo inusual imágenes como las de Paloma y Joaquín y sus cuatro hijos CHEMA BARROSO Niños sin un pan debajo del brazo Dos de cada tres familias europeas que son sistemáticamente excluidas de las ayudas por hijo son españolas s Tener un hijo cuesta 15 euros día, y las prestaciones apenas alcanzan el 5 de los gastos POR JESÚS BASTANTE MADRID. Carlota acaba decumplir ocho meses, y ya gatea. No se para quieta suspira, cansada pero alegre, María. Conrado y ella viven en el sur de Madrid y hace seis años decidieron casarse para formar una familia Ambos trabajan: él, como profesor de Educación Especial; ella, en un gabinete de Psicología. Al tener a Carlota, los gastos se multiplicaron por diez y tanto María como Conrado descubrieron el apabullante mundo del consumo infantil: cuna, carro, cambiador, biberones, chupetes, mantitas, columpios, humidificador, toallas, tronos, silla de coche, cuna de viaje, pañales, baberos, guardería... todo ello sin contar con la alimentación, la ropa- que hay que renovar de mes en mes -y los juguetes. Los primeros meses resultaron especialmente difíciles: sin más ayuda que los 100 euros que el Gobierno da a las madres trabajadoras, y las vacunas de los primeros meses- -sólo en la Comunidad de Madrid son gratuitas en su totalidad- los gastos superan ampliamente los 900 euros. No se incentiva que los matrimonios jóvenes tengamos hijos. Y menos mal que la familia y los amigos ayudan mucho comenta María, quien al principio tuvo que hacer encaje de bolillos para llegar a fin de mes. Ya nos hemos acostumbrado a reducir gastos, y dar prioridad a la niña: casi no salimos y hacemos una vida muy familiar apunta Conrado. Pasados unos meses, la media de gastos ha disminuido, aunque aun así supera los 600 euros. En todo caso, parece que apretarse el cinturón ha merecido la pena, comprobando las miradas a su preciosa hija. Esta situación es la más común en España, donde los niños ya no vienen con un pan debajo del brazo sino con multitud de gastos y muy pocas ayudas para las familias que optan por tener hijos en uno de los países con menor tasa de natalidad del planeta. Tener un hijo sale más caro en España que en el resto de Europa, o al menos eso se desprende del informe Las ayudas a los hijos en España recientemente presentado en Madrid por el Instituto de Político Familiar (IPF) Los datos resultan reveladores: casi dos de cada tres familias de la UE excluidas de las subvenciones por hijos son españolas. En concreto, el 60 Según el estudio, sólo tres países de la Europa de los 15 (Italia, Grecia y España) limitan las ayudas por hijo en función de la renta- -en la mayor parte de la UE las ayudas son universales- pero sólo en España el límite es tan bajo que afecta a una mínima parte de las familias, convirtiendo la ayuda por hijo en una ayuda social sólo destinada a familias muy pobres denunció el presidente del IPF, Eduardo Hertfelder. Nuestro país, además, es el que menos porcentaje del PIB destina a subvenciones a las familias con hijos (el 0,5) Las cifras apuntan a que una familia media de nuestro país necesita un mínimo de 5.448 euros al año para la manutención y educación de cada hijo hasta los 18 años, lo que supone un coste total por hijo, hasta la mayoría de edad, de 98.070 euros. Cada día, cada hijo cuesta 15 euros, mientras que las prestaciones sociales por hijo en España apenas alcanzan los 0.8 euros día (291 euros al año) Dicha ayudas casi ni cubren el 5 de las necesidades de una familia como la de Conrado y María, con un hijo. Pero, además, las ayudas no son universales, y sólo se dan cuando la familia no supera el límite de renta de 9.328 euros al año. Como ejemplos, el informe del IPF indica que las subvenciones por parto múltiple llegan sólo al 2 de las familias que tienen un hijo, mientras que en algunas comunidades, como Aragón, Canarias, Murcia y Valencia, la prestación apenas alcanza al 0,04 de los partos. A su vez, el informe denuncia que las prestaciones familiares están congeladas desde el año 2000 mientras que el coste destinado a los hijos se ha incrementado un 25 en los últimos seis años Un matrimonio tipo español, con dos o tres hijos, apenas cubriría el 5 de los gastos de sus hijos con la prestación que les da la Seguridad Social, mientras que con las ayudas de Luxemburgo podrían cubrir el 102 de los gastos, el 35 si se trata- En términos globales, un hijo le cuesta a cada familia, hasta la mayoría de edad, 98.070 euros Cuando llegan los recibos de la farmacia o la guardería, mi marido se pone de los nervios dice Carmen