Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA DOMINGO 18 s 3 s 2007 ABC El psicópata aventajado Asesinó a dos hombres en el hotel Reyes Católicos en 1998. Se fugó de la Audiencia de Guadalajara. Atacó a un vigilante en la cárcel y el lunes ensartó a un preso en Aranjuez. Su orgía de sangre no cesa POR CRUZ MORCILLO MADRID. Atracador, falsificador, chulo, cocainómano, matón de discoteca y asesino con mayúsculas Ese es el retrato que pinta la Policía de Fernando Alberto Rivero Vélez, alias El Loco Inteligente, muy violento, frío como el hielo, chantajista, sin posibilidad de empatía, psicópata -también con mayúsculas- añaden los psicólogos que lo han tratado desde que entró en prisión en 1998. Tres asesinatos a sus espaldas y otro que no consumó, aunque él creyó que sí, quedan escritos en su macabro expediente. Ahora vive en la cárcel de Aranjuez, pero la Junta de Tratamiento ya le ha dado la visa y será trasladado en breve a otro centro penitenciario tras matar el pasado lunes a un preso. Diez de la mañana. Sala de estar del módulo de internos conflictivos de Madrid IV Se da cita lo más granado: unos 65 reos aficionados a las reyertas, las agresiones, los pinchos... Tres funcionarios empiezan la semana sin quitarles ojo cuando se desata una pelea entre dos reclusos. Al fondo de a sala se inicia otro tumulto al que los vigilantes no llegan porque un preso cruza una mesa. Con el campo despejado y los colegas carcelarios prestos, Fernando Rivero saca un pincho que había escondido en una papelera y atraviesa a Mohamed sin mover un músculo. Cuando la víctima está en el suelo le apuñala en el corazón, lo arrastra y lo arroja como un guiñapo. Un colaborador le esconde el punzón y El Loco se marcha como un pavo real Las cámaras de seguridad atestiguan todo el episodio. Mohamed, que cumplía 13 años por robos con violencia y atentado contra agente de la autoridad, que era un broncas y por eso estaba en el módulo, aunque su perfil distara un mundo del de Rivero, podía estar enemistado con El Loco o no. Las versiones recogidas por la Policía Judicial en Aranjuez difieren, según fuentes de la investigación. No está claro si la pendencia era entre ellos dos, si era un asunto de bandos carcelarios o incluso si Mohamed fue una víctima al azar. Más tarde los funcionarios encontraron otros pinchos escondidos que no salieron a relucir. El titular del Juzgado número 2 de Aranjuez ha imputado por asesinato a Rivero Vélez y a otros dos internos. El Loco es el autor material, según el juez, y tuvo dos colaboradores: uno cortó el camino a los vigilantes y otro le ocultó el arma homicida. depredador sin sentimientos ni empatía hacia los demás. Es un líder nocivo añaden las fuentes consultadas, un cabecilla que impone su liderazgo basándose en la agresividad y el chantaje incluso con individuos de tan mala ralea como él. En prisión no ha disimulado su chulería- -no tolera que nadie le pise la hierba- tampoco su inteligencia- -está estudiando Derecho con unas notas más que aceptables- -y cada vez que se le ha dado una oportunidad, aunque sea mínima, El Loco la ha reventado. Es imposible que participe en una actividad común porque antes de que el responsable se dé la vuelta ya la ha montado Lo suyo es otra leyenda del indomable pero sin ningún atisbo de heroísmo. Le esperan muchos años de cárcel y un nuevo juicio por matar a su compañero de módulo. En 1999 fue condenado a 25 años por el asesinato de Rubén Vallina, de 20 años, y Juan Ignacio Arranz, de 37. El primero era el conserje del hotel Reyes Católicos de Madrid y el segundo un cliente. A la novia de Arranz, le cortó el cuello y la abandonó creyéndola muerta. Quería robar el dinero de las nóminas de julio de los empleados. Declaró a la Policía que iba hasta arriba de cocaína pero iba mucho más: ciego de ira, impasible al dolor. La mujer, asmática, le pidió clemencia cuando la amordazó con cinta aislante. No la tuvo. Nunca la ha tenido. La euforia del crimen Quienes vieron a Rivero en plena acción aseguran que si en ese momento se hubiera cruzado un funcionario en su camino habría acabado con él. Alcanza un grado de euforia sin parangón cuando mata según fuentes penitenciarias. En esto no se diferencia de otros psicópatas, porque El Loco lo es sin ninguna duda. Otros expertos lo definen como sociópata, un aprendiz del protagonista de La Naranja Mecánica que goza con la sangre. Un Fernando Rivero tras fugarse de la Audiencia de Guadalajara Meses después, en enero de 1999 se fugó de la Audiencia de Guadalajara, tras golpear al agente que le custodiaba con un candelabro, y se refugió en un centro de desintoxicación. A su vuelta a prisión atacó a un ABC Dos reos le ayudaron a matar el lunes a un marroquí en la cárcel. Es un líder nocivo dicen los psicólogos funcionario. Sus broncas y sus problemas son continuos. Ahora cambiará de cárcel, aunque casi con seguridad no de actitud. No es un enfermo; es un psicópata que disfruta matando aseguran en prisión. Un pincho en una papelera El Lute vuelve ante el juez por presuntos malos tratos a su mujer ABC SEVILLA. A los 20 años robó dos gallinas y a partir de ahí fue el preso de una época, con sus espectaculares fugas y sucesivas condenas. Eleuterio Sánchez Rodríguez, El Lute volverá a estar ante el juez el próximo miércoles en el juzgado penal 3 de Sevilla, donde el fiscal pedirá para él 20 meses de prisión por delitos de violencia de género y amenazas, que el imputado niega haber cometido, informa Efe. El Lute de 64 años y autor de varios libros autobiográficos, fue protagonista de una de las carreras delictivas más famosas, e incluso llegó a estar condenado a muerte en 1965. En la actualidad se dedica a dar conferencias, y los hechos por los que será enjuiciado ocurrieron supuestamente el 16 y 28 de febrero de 2006, cuando presuntamente agredió y amenazó a su esposa, tras lo cual fue detenido. El escrito de acusación del fiscal dice que el 16 de febrero de 2006, en el domicilio familiar de Tomares (Sevilla) y sin que conste la causa, Eleuterio Sánchez golpeó varias veces con la mano a su esposa, C. C. H. sin llegar a causarle lesión El 28 de febrero, cuando ella paseaba con un amigo le dijo: Estás condenada a muerte según la Fiscalía. El matrimonio, que posteriormente se divorció, tiene dos hijos de 13 y 15 años.