Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA DOMINGO 18 s 3 s 2007 ABC La izquierda vuelve a utilizar la guerra de Irak para arremeter contra el PP Se pidió la retirada de Afganistán y ondearon banderas inconstitucionales ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS MADRID. Decenas de miles de personas se manifestaron ayer en el centro de Madrid para pedir el no a la guerra de Irak al cumplirse el cuarto aniversario de este conflicto bélico. Aunque la protesta, convocada por la izquierda, incluyó también muchas críticas- -e insultos- -al Partido Popular, al final la marcha se volvió contra el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ya que parte de los manifestantes extendieron el no a la guerra a Afganistán y al Líbano, donde el Ejecutivo socialista mantiene tropas españolas sin intención alguna de retirarlas. Además, se pidió al Gobierno socialista que no venda el Sahara Occidental y se exigió un referéndum para que este pueblo decida libremente. La mayoría de las banderas que ondearon en la marcha fueron inconstitucionales, ya que simbolizaban una forma política del Estado contraria a la que figura en el artículo primero de la Carta Magna. Junto a estas banderas republicanas fueron también muy numerosas las de la UGT, CC. OO. e IU. En menor número se pudieron ver enseñas del PCE, del Che Guevara, de Cuba e, incluso, del colectivo homosexual arco- iris. También había algunas banderas nacionales- -pocas- y en una de ellas se podía leer: España y sus símbolos son de todos en alusión a las manifestaciones convocadas por el PP, donde los simpatizantes ondean enseñas rojas y gualdas. ras engañar, que España tiene tropas en Afganistán Y, aprovechando que se trataba de un asunto de política exterior, la asociación Amigos del Pueblo Saharaui se apuntó a defender su causa: El Sahara no se vende, referéndum ya pedía en una inmensa pancarta. Pero fueron las Juventudes Comunistas las que más partido sacaron a la manifestación. Aparte de gritar contra la guerra y contra el sistema Ito, ito, ito, a la guerra el Principito aprovecharon la protesta para pedir viviendas asequibles 200.000 pisos baratos para la juventud para defender el comunismo cubano Cuba es y será ejemplo de dignidad y para criticar las obras de la circunvalación de la M- 30. Precisamente, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, fue uno de los que más críticas recibió, aunque las razones no tuvieran nada que ver con la guerra. Al alcalde se le responsabilizó, primero, de que no se cortara el tráfico hasta media hora antes de que empezara la protesta, cuando en las manifestaciones de los patriotas- -decían- se corta hora y media antes Y después se le culpó de las contusiones leves que sufrió una señora en un lateral del paseo del Prado- -abierto al tráfico durante la manifestación- -al ser golpeada por un vehículo cuyo conductor fue increpado y tuvo que ser la Policía la que pusiera paz. Viviendas, Cuba y M- 30 Los manifestantes reclamaron al trío de las Azores que pida perdón a las víctimas no ha hecho más que complicarle la vida al mundo entero Aunque estaba previsto que fuera el premio Nobel José Saramago quien leyera el manifiesto, finalmente el escritor no pudo acudir a la protesta por cuestiones personales y el texto fue leído por la directora de la Biblioteca Nacional, Rosa Regás; la periodista y mujer de Saramago, Pilar del Río, y la informadora Olga Rodríguez. En el manifiesto se reclamó que el trío de las Azores integrado por George Bush, Tony Blair y José María Aznar, pida perdón a las víctimas de la guerra de Irak. Muy numerosas fueron las pancartas y los gritos contra el PP y sus dirigentes: Los tres de las Azores, genocidas Juzgar a Aznar Dónde están, no se ven, los niñatos del PP Tras crear una guerra allí, el PP la monta aquí Por Aznar estamos acá Aznar terrorista Al PP, el fascismo se le ve La verdad, Aznar: 192 Madrid, 300.000 Irak o PP, a la calle por 300.000 víctimas y algunos exhibían una foto de Aznar con un Se busca Algunas personas sostenían pancartas críticas con EE. UU. con leyendas como USA, go home Yanquis fuera guerras imperiales, todas criminales o Ahora y siempre, resistencia contra el imperialismo Y otros manifestantes extendieron su no a la guerra de Irak a todas las guerras del mundo y pidieron directamente al Gobierno de Zapatero que retire las tropas españolas destacadas en Afganistán o el Líbano. Así, un grupo de personas de la asociación Espacio Alternativo sostenía una inmensa pancarta con una reproduc- FRANCISCO SECO ción del Gernika de Picasso, sobre la que se podía leer: Fuera tropas de Irak, Afganistán y Líbano Otra pancarta del PCE insistía en lo mismo: En Irak y en Afganistán, fuera tropas de ocupación Y un grupo de Juventudes Comunistas coreaba: Zapatero, no nos quie- Más información sobre las protestas contra la guerra de Irak en páginas de Internacional UN CICLISTA SOLITARIO En la sede popular de Barcelona sólo se presentaron un ciclista y un joven con gorra que, a los pocos minutos, huyeron del lugar al ver el rotundo fracaso de la convocatoria pese a ser alentada desde el mismo departamento de Presidencia de la Generalitat POR ÁNGEL MARÍN BARCELONA. Veinticuatro horas después de que el presidente del PP, Mariano Rajoy, fuera increpado con gritos de Rajoy fascista, fuera de Girona por un centenar de jóvenes independentistas, muchos catalanes, y también algunas autoridades, daban por hecho una asistencia masiva en la cacerolada contra el PP en Barcelona e, incluso, la posibilidad de algún disturbio por parte de los más radicales. Quizá por ello, los Mossos d Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona desplegaron un discreto dispositivo policial, dos coches patrullas, ante la sede barcelonesa del Partido Popular para disuadir a los más exaltados. Ayer no hubieron ni gritos ni colisiones de ollas en la calle Urgell, donde está emplazada la sede principal del PP en Cataluña. A la protesta, alentada vía e- mail desde el mismísimo departamento de Presidencia de la Generalitat, sólo asistió un ciclista que al llegar a la sede popular, cerrada a cal Los besos de Almodóvar A la protesta, convocada por el Foro Social de Madrid, el PSOE y los sindicatos CC. OO. y UGT, asistieron entre otros los candidatos socialistas a la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, Rafael Simancas y Miguel Sebastián, respectivamente; el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, y el secretario general de la UGT, Cándido Méndez. Pero la acogida más entusiasta la recibió el cineasta Pedro Almodóvar, que saludó con un par de besos al responsable socialista de Movimientos Sociales, Pedro Zerolo, antes de soltar una de sus frases: La guerra de Irak y canto, desplegó en silencio una bandera catalana que plantó, con mucha dignidad, en medio de la acera como si tomara posición del territorio ocupado. A los cinco minutos, acudió un joven con una gorra y una bolsa de plástico, donde supuestamente llevaba las cacerolas u otros objetos para poder descargar su ira metálica contra el PP. Los dos jóvenes se miraron incrédulos, y sin poder mediar palabra entre ellos, por el rotundo fracaso de la convocatoria de la cacerolada contra el PP en Barcelona. Al cabo de veinte minutos, el muchacho de la gorra abandonó el lugar harto de ser el blanco de los focos de las cámaras y de las miradas de una decena de periodistas y policías. Al poco rato, el ciclista enrolló lentamente la senyera y, sin perder la compostura, montó en su bicicleta, haciendo caso omiso a los fotógrafos, y se perdió calle abajo en busca, quizás, de más ruido.