Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Hacia un nuevo proceso s El chantaje etarra DOMINGO 18 s 3 s 2007 ABC ETA multiplica y amplía su extorsión con una oleada de cartas a empresarios vascos Tras el éxito del chantaje de De Juana, Confebask denuncia el envío de misivas etarras que exigen entre 60.000 y 70.000 euros S. N. BILBAO MADRID. Por primera vez desde que ETA declarara hace ya un año su aparente alto el fuego -vulnerado casi sistemáticamente por los terroristas- -la patronal vasca reconoce que la banda sigue extorsionando a través del llamado impuesto revolucionario Sin que se haya especificado el número de chantajeados, en las últimas semanas los terroristas han enviado misivas exigiendo el pago de cantidades que van de los 60.000 a los 70.000 euros, acogiéndose al macabro tono (supuestamente amable) que emplea desde la tregua para la redacción de las mismas, según el cual los pistoleros requieren al chantajeado una aportación voluntaria como contribución para el proceso de liberación y construcción nacional Las cartas están escritas en euskera y en castellano y finalizan, manteniendo el tono chusco de sarcasmo, con un respetuoso y cálido abrazo revolucionario La patronal vasca Confebask confirmó ayer la existencia de esta nueva remesa de extorsiones, si bien especificó que no se trata de un envío generalizado ni masivo En este sentido, fuentes empresariales denunciaron la circunstancia que, a su juicio, responde a una actitud totalitaria y mafiosa, que merece la reprobación y condena de todos los que aspiramos a vivir en paz y libertad por cuanto si existe un colectivo amenazado lo está al final el conjunto de la sociedad último, la nueva tanda chantajista no ha alcanzado a la Comunidad Foral. Fuentes de la lucha antiterrorista consideran que técnicamente el fenómeno de la extorsión no ha cesado desde hace un año y que, con sus repuntes y sus tiempos muertos, se ha mantenido desde el alto el fuego de marzo de 2006. Las mismas fuentes apuntan que lo que sí ha medrado muy sustancialmente han sido las denuncias, toda vez que la ausencia aparente- -que no real- -de violencia animaba a los empresarios a poner los hechos en conocimiento de las Fuerzas de Seguridad. tes- -la merma de ingresos que supuso el desmantelamiento de esa especie de casa del chantaje montada alrededor del bar el Faisán de Irún, regentado por Joseba Elosúa, y en cuya terraza- -a plena luz del día- -se fraguaban los pagos. La operación llevada a cabo por el juez Grande- Marlaska al segundo intento- -el primero se frustró después de un chivatazo policial sobre el que el Ministerio del Interior aún no ha dado explicación alguna- -cegó esta fuente de financiación de la banda, en la que apareció mezclado el dirigente del PNV Gorka Agirre. Las fuentes antes citadas creen que es un aparato paralelo al desarticulado el que ha emprendido esta nueva campaña. La denuncia cayó como un jarro de agua fría en los partidos que aún confían en el proceso Tanto PNV como PSE reaccionaron con admoniciones de reproche a ETA. Puesto a buscar un lado utilitarista al asunto, el secretario general del los socialistas vascos, tras condenar la extorsión, afirmó que Otegi tiene una buena oportunidad para rechazar la violencia Casi el mismo requerimiento hizo el dirigente peneuvista Íñigo Urkullo, quien eligió el reproche historicista al asegurar que esas car- Necesita fondos A ETA le sigue haciendo falta dinero. Y mucho, pese a que los meses previos a la tregua intensificó el grado de extorsión a sabiendas de que, una vez declarado el alto el fuego, no podrían mantener la maquinaria del chantaje al cien por cien de productividad Con su Batasuna, su comando político, fuera de las instituciones y, por tanto, ayuna de fondos institucionales que nutran su actividad, a la banda sólo le queda la carta del impuesto revolucionario En la reactivación del fenómeno también puede tener que ver- -apuntan las mismas fuen- El dirigente batasuno Barrena, ayer, en la manifestación de LAB tas, aunque no lo parezca, forman parte de un tiempo que se acabó El PP, por boca de Carmelo Barrio, mostró su repulsa por EFE la nueva campaña de extorsión, en la que los terroristas se amparan en la debilidad del Gobierno para mantener la presión. LA TREGUA FANTASMA Tres asesinatos (Estacio, Palate y el anciano intoxicado por humo de la kale borroka la voladura de la T- 4, el robo de armas en Francia, la construcción de zulos terror callejero y extorsión en Navarra y País Vasco han marcado una tregua, esta sí fantasma, que el Gobierno se creyó a pies juntillas POR A. M. MADRID. El alto el fuego permanente declarado por tres encapuchados etarras el 24 de marzo del pasado año ha sido en realidad una permanente actividad criminal, cuyo punto culminante fue el asesinato de los ciudadanos ecuatorianos Estacio y Palate, un día antes de que terminara 2006, después de que la banda volase un módulo del aparcamiento de la T- 4 de Barajas. El siguiente hecho más grave fue la muerte de Ambrosio Fernández, de 79 años, a quien el humo inhalado tras el ataque de un comando callejero a la sucursal bancaria sita en los bajos de su casa en Mondragón le costó la vida. Habían transcurrido seis En realidad, bien en Navarra bien como vemos ahora en el País Vasco, ETA no ha cesado de recaudar fondos pese a que supuestamente estaba en tregua. ABC ya informó el año pasado de que algunos empresarios vascos- -al menos cuatro- -habían sido objeto de extorsión, aunque en aquella ocasión la organización patronal dijo que no le constaba que así fuese. Sí han sido varias las denuncias realizadas por los empresarios navarros. Así lo confirmó en al menos cuatro ocasiones- -que respondían a sendas oleadas de misivas (abril, junio, julio y noviembre pasados) -la Confederación de Empresarios de Navarra, presidida por José Manuel Ayesa. Al parecer, y según confirmó este No ha cesado meses desde que Rodríguez Zapatero declarase, desde un pasillo del Congreso, que había abierto un proceso de negociación con ETA. Bastaron dos informes de verificación del alto el fuego elaborados por Interior y que no se tuvieran en cuenta las denuncias de extorsión formuladas por empresarios navarros y algunos hechos tan graves como el atentado el 22 de abril contra una ferretería propiedad de la familia de un edil de UPN en la localidad navarra de Barañaín. Persistieron las vulneraciones del alto el fuego, con una kale borroka rampante por todo el País Vasco y Navarra y con las denuncias periódicas de que ETA seguía extorsionando. La tregua comenzaba a parecerse muchísimo a un embuste. Pasado el verano ya se confirmó que sólo era fantasma pues a finales de octubre, en vísperas de que el PSOE se empeñara en embarcar al Parlamento europeo en el proceso de paz ETA robó 350 pistolas en Francia. Pecata minuta, si se tiene en cuenta que dos meses más tarde, el 23 de diciembre, la Ertzaintza descubría un zulo de la banda que albergaba 100 kilos de explosivo y material para bombas- lapa, toda una declaración de intenciones que luego quedó constatada con la voladura de la T- 4. La tregua ya era algo menos que un fantasma sepultado bajo un montón de esombros. Y no iba a ser él último atentado. El pasado 25 de enero el etarra Iker Agirre era detenido en Gerona cuando viajaba hacia Levante para recabar datos sobre la Copa América y holetes de Alicante. Ahora, los empresarios vascos denuncian que siguen siendo chantajeados. Suma y sigue.