Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 18- -3- -2007 ESPAÑA 17 El presidente navarro, Miguel Sanz, ha sido ninguneado en La Moncloa y se le ha vilipendiado en los foros socialistas elecciones y no se puede descartar entre sus intenciones actuales mejorar su posición. Zapatero, esta misma semana, se ha referido a la búsqueda de una ventaja que no quiere darle. Pero Sanz reacciona también a un problema real que no es sólo la reivindicación etarra. A estas alturas, no puede negarse ya que el tema de Navarra ha estado presente en las conversaciones de los enviados gubernamentales con ETA y en las mantenidas por los socialistas vascos con Batasuna. En gabinetes del PSOE se ha analizado el posible pacto postelectoral con Nafarroa Bai, que agrupa a los nacionalistas salvo Batasuna, y se ha especulado tanto con un organismo de cooperación con el País Vasco y con algún tipo de reforma del Amejoramiento que implica referéndum y podría encubrir una decisión de los navarros sobre su futuro El PSN matiza que su ultimátum sólo se refería a la gobernabilidad S. N. PAMPLONA. Fuentes de los socialistas navarros matizaron que, pese a algunas interpretaciones, el comunicado emitido en la víspera de la manifestación que ayer recorrió las calles de Pamplona no significa que el PSN sólo garantizaría la integridad de Navarra si se suspendiera la marcha. Apuntan que el sentido último del mismo sólo se refería a su apoyo a la gobernabilidad. Desde otros medios se asegura que el comunicado contenía una evidente contradicción pues reafirmaba un compromiso a votar no en un hipotético referéndum que nunca podría celebrarse si los socialistas no quisiesen. Otros ven en ese mensaje una legitimación para no pactar con UPN. Navarra es España fue una de las frases más escuchadas EFE Los socialistas navarros prometen ahora rechazar la unión de las dos comunidades autónomas, pero sólo un día después de que el presidente se saliera por la tangente con la fórmula de que serán los navarros los que decidirán el fututo de Navarra. No hay un enfrentamiento entre la dirección del PSOE y el Gobierno con el PSN, y prueba de ello es que el partido regional acepta sumiso un candidato, Fernando Puras, que viene propuesto desde Madrid y que no es el secretario general del PSN. Pero sí da la impresión, sobre todo desde la presentación de ese compromiso del viernes, de que la ambigüedad que el PSOE coloca sobre la mesa y las especulaciones y el diálogo que transcurren tras ella supone para los socialistas navarros un problema. La cuestión de Navarra, por tanto, no es un fantasma y puede convertirse en algo fantasmagórico. Si al PSN no le basta ya con declaraciones, y si, además, considera que la manifestación de ayer impide acuerdos con UPN y CDN, el reto de estas formaciones ha dejado de estar ya en la calle para pasar a las urnas. En las de Madrid y Pamplona se ha explicitado un problema y una indudable capacidad de convocatoria que no hace sino fijar un voto que la derecha ha demostrado no perder. Queda ahora convertir esa capacidad en liderazgo político y esa convocatoria en votos. Pronto veremos si es posible. Por la tangente