Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 18- -3- -2007 ESPAÑA 15 Manuel Erice EL PSOE EN SU PROPIA TRAMPA Mariano Rajoy encabezó la marcha acompañado por un buen número de miembros de su partido, como (de izquierda a derecha) María San Gil, Gabriel Cisneros, Esperanza Aguirre, Ángel Acebes y Adolfo Suárez Illana FOTOS: ERNESTO AGUDO Vengo desde Córdoba para reivindicar los Fueros de Navarra, que son fundamentales en nuestra historia dice Carlos Fernández, uno de los manifestantes teban, de Leganés, manifestaba apesadumbrado que así no se puede seguir, tal y como estamos con este Gobierno. Había que venir para apoyar al pueblo navarro que es español. Vendremos todas las veces que haga falta a luchar por la libertad Entre los navarros, llegados desde todos los pueblos de la comunidad, se encontraba la pamplonesa María Isabel Etayo, quien señalaba que su presencia en la manifestación se debía a su deseo de defender a Navarra. La política de Rodríguez Zapatero no me parece adecuada. El presidente no habla claro. Yo creo que después de esta manifestación se podrá lograr algo. Hay que salir a la calle. Rodríguez Zapatero debería tomar nota de lo ocurrido hoy aquí. De los miles de navarros que han salido a la calle para defender sus derechos. España está con Navarra, hoy, mañana y siempre Ya al final de la marcha se Andres Esteban justifica su presencia en la marcha en que había que venir para apoyar al pueblo navarro, que es español Acudirá todas las veces que haga falta para defender la libertad encontraba en la primera fila, junto a una de las vallas del recorrido, la santanderina Rocío Amán. He venido para apoyar a los navarros y porque siempre vamos a todas las manifestaciones. La política de Zapatero es mejor casi ni mencionarla, ha caído en la rendición total y eso que no hemos hecho nada más que empezar. Pero hay que tener confianza en el pueblo, en este caso, en el navarro, que sabrá defender sus derechos Ángel García llevaba ya más de una hora de pie, junto a su mujer y su hija de cuatro años, en el Paseo de Sarasate. La niña estaba ya cansada, pero seguía jugando con una barita mágica. Ángel vive en Navarra pero es de Toledo. Fue a la manifestación por solidaridad con los navarros. Es evidente que Navarra está encima de la mesa y más en el futuro. Creo que Zapatero es un político nefasto, por decir algo educado uando la multitud se arremolinaba ayer en torno a la Estatua de los Fueros, un símbolo que repartido como un rosario de miles de miniaturas ocupa un lugar predominante en la mayor parte de los hogares navarros, Zapatero cosechaba los primeros frutos de una disparatada siembra: la de no tener en cuenta que Navarra, igual que España, tiene un proyecto compartido que la gran mayoría quiere respetar. Si la polémica reforma del Estatuto catalán y la condescendencia con sus insaciables promotores sonó a debilidad y a pasteleo, el diálogo con la banda y con Batasuna ha mostrado a un Gobierno poco guardián del Estado- -bajo el fuego de la kale borroka y la bomba de la T- 4- -y capaz de atenuar la prisión a quien celebró con champán y langostinos un asesinato que conmovió a Navarra: el de Tomás Caballero. Ha habido más. Por ignorancia o por frivolidad, el jefe del Ejecutivo ha tratado a Navarra como una cuestión técnica susceptible de resolver en torno a una mesa con invitados indeseables. El final- -supuesto- -del terrorismo bien valía un órgano común vasco- navarro. La acuñada expresión Navarra como moneda de cambio ha calado así en terreno abonado, no tanto por la insistencia de Sanz como por la mínima contundencia con la que el PSOE y sus compañeros navarros, amarrados por los grilletes del proceso han hecho frente al reto de Otegi. Todavía el viernes, en otra desafortunada muestra de versatilidad interesada, un PSN asustado llegaba a condicionar su postura sobre Navarra a la desconvocatoria de la marcha. Y anunciaba su no a un referéndum para integrar Navarra en Euskadi. La pregunta es: ¿cuánto ha cedido el PSOE ya para haber interiorizado que Navarra necesita un referéndum, la gran demanda nacionalista? Mientras se rasgan las vestiduras con apelaciones a las mentiras de la derecha, Zapatero debería asumir que en las calles de Pamplona había muchos votantes del PSOE. Aquellos que desde que Blanco rechazócomo candidatoa quien proponía el PSN por no empatizar con el nacionalismo, se preguntan el porqué de esta afrenta. Le queda poco tiempo para aclarárselo. C