Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA www. abc. es DOMINGO 18- -3- -2007 ABC Decenas de miles de personas se manifestaron tras la pancarta con el lema de la marcha: Fuero y Libertad. Navarra no es negociable Los navarros se echan a la calle para reivindicar la Navarra foral y española El presidente regional, Miguel Sanz, pide a Rodríguez Zapatero que sea leal con el viejo Reino como Navarra lo es con España B. LÓPEZ J. PAGOLA PAMPLONA. El pueblo de Navarra se echó ayer a la calle para gritar alto y claro, con firmeza, pero pacíficamente, que no permitirá que se implique, como moneda de cambio, al Viejo Reino en un proceso de claudicación, que no tolerará, en una mesa de negociación, paz a cambio de Navarra para anexionarla a la gran Euskal Herria que ansía ETA- Batasuna Con este objetivo, más de cien mil personas, según la Policía Foral, que la Delegación del Gobierno rebajó a 75.000, se manifestaron por las calles de Pamplona bajo el lema Fuero y Libertad. Navarra no es negociable atendiendo a la convocatoria del Ejecutivo de Miguel Sanz, respaldada por el Parlamento foral, por el PP y asociaciones de víctimas del terrorismo y movimientos cívicos que luchan por la paz y la libertad. Navarra no se vende Navarra es España fueron algunos de los gritos más coreados por los participantes en una marcha que, dada la multitud, acabó por convertirse en una concentración que abarcó el centro de la ciudad. La de ayer es la manifestación más numerosa de las celebradas hasta ahora en Pamplona. La ofensiva lanzada por ETA- Batasuna, que en los últimos meses se ha incrementado, para anexionar Navarra en el País Vasco, recurriendo a fórmulas trampa, como la que encierra su última propuesta presentada, precisamente, en el pabellón Anaitasuna, ha movilizado al cien por cien, a una sociedad, la Navarra, que sólo aparentemente parecía adormecida. Y la ambigüedad del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ante ese acoso de la izquierda abertzale, también ha contribuido a esa reactivación. personalidad propia supera con creces, de hecho duplica, a cifra de los 50.000 ciudadanos que se reunieron para condenar el asesinato de dos policías nacionales en la localidad de Sangüesa. Y multiplica por infinito las marchas convocadas en el Viejo Reino por ETA- Batasuna, en su pretensión de someter a Navarra a sus aspiraciones anexionistas. Por ejemplo, las 3.000 personas que se reunieron hace 15 días en el Pabellón Anaitasuna de Pamplona para escuchar al portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, proferir que sin Navarra, no queremos nada, nada, nada. Navarra no se tiene que integrar en ningún sitio. Nos indigna oír eso. Navarra es el pilar de Euskal Herria Ayer el pueblo navarro, que demostró que no sólo sabe ganar en las instituciones, sino también en la calle, dijo bien alto y claro que Navarra es Navarra. Al menos ese era el comentario generalizado tras la impresionante demostración de fidelidad al foralismo que ayer se vivió en las calles pamplonesas. El caso es que la riada de demócratas que se lanzó ayer a las calles de Pamplona para reivindicar que se respete al Viejo Reino como una Comunidad con Cien mil frente a tres mil Así pues, a las cinco de la tarde comenzaba la marcha encabezada por una gran bandera de Navarra, seguida muy de cerca por una pancarta con el lema Fuero y Libertad. Navarra no es negociable portada por el Gobierno foral, con su presidente al frente, así como por la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina. Detrás se encontraba la plana mayor del Partido Popular, con Mariano Rajoy, Ángel Acebes, Eduardo Zaplana, los presidentes autonómicos de Madrid y La Rioja, Esperanza Aguirre y Pedro Sanz, respectivamente, y María San Apoyo del PP