Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN DOMINGO 18 s 3 s 2007 ABC AD LIBITUM CAZO Y SARTÉN AS viejas rondallas, la expresión de pulso y púa, le han cedido el puesto a grupos de energúmenos organizados para la protesta sonora. Es un síntoma de la evolución de los tiempos. Las rondallas, tal que las tunas universitarias, armadas con guitarras y bandurrias, concentraban su actividad en el requiebro y el piropo. Eran, en fondo y forma, conservadoras. Los nuevos grupos establecidos para el ruido, los de la cacerola, el cazo y la sartén, son, por su especialización, de naturaleza progresista. Cuando aparecen, siempre convocados por organizaciones de M. MARTÍN izquierda, lo hacen paFERRAND ra darle la vara al PP y recordar que la conjunción de todos los males sin mezcla de bien alguno- -el infierno- -ahora se llama derecha y es españolista. Ayer, los del cencerro salieron a la calle. También en eso hay novedad en las costumbres. La tradición del sábado- sabadete ha evolucionado hacia la manifestación sabatina grupal. Habría que darle un premio al redactor de la pancarta tras la que, en cuadrilla, avanzaban los representantes del Partido Socialista, Izquierda Unida, CCOO, UGT y otros sólidos grupos de pensamiento: Por la paz, no a la guerra, no a la violencia, por el fin de la ocupación de Irak, por el cierre de Guantánamo Estos esforzados de la paz viajan con un Gobierno y una guerra de retraso. La crítica, y la manifestación multitudinaria y callejera es su máxima expresión, está hecha para el poder. Cuando el partido que, en compañía de otros, sostiene el Gobierno del momento centra su actividad más intensa y notoria en la crítica al Gobierno anterior- -el grupo que ahora ejerce la oposición- -es que los valores están invertidos y, como quien usa un sonajero para que los niños dejen de llorar, quiere mantenernos a todos entretenidos para que dejemos de pensar y darle vueltas a los inquietantes asuntos que promueve José Luis Rodríguez Zapatero. Entre una cacerolada y un sonajero no hay muchas diferencias tonales. Ayer fueron muchas las manifestaciones callejeras celebradas en España. Posiblemente la de Pamplona, un grito por la integridad de Navarra, fuera la más trascendente y rica de contenido; pero, también por encima de las retrospectivas contra la guerra de Irak, prefiero quedarme, por lo que tienen de saña y folclore, con las sonatas que, para sartén, cazo y turbamulta, compuso la izquierda en justificación de sí misma y por el gusto de zaherir a la derecha. Al final, y con los más diversos argumentos y pretextos, de lo que se trata es de mantener caliente el espíritu guerracivilista, la confrontación entre dos Españas que socialmente ya no existen, que se perpetúa en el afán de Rodríguez Zapatero por volver a 1934. Ni tan siquiera al 31. SONATA PARA PROVERBIOS MORALES POLLOS L vía era capaz de admirar la grandeza humana. Todo eso L asunto de las fotos pornográficas de Muñoz Mones agua pasada. Lo de ahora ni siquiera va de satanismo, toya sobre motivos de la tradición icónica cristiasino de mentalidad de pollo de granja, para la que entre el na plantea cuestiones que, en mi opinión, van munacimiento y la muerte no hay otra experiencia reseñable cho más allá de la comparación de su caso con el de las carique las sacudidas de los esfínteres. caturas danesas de Mahoma, puesto que aquí no se impugHace menos tiempo del que se piensa, los desahogos na la libertad de expresión, sino el derecho de los poderes pornográficos y escatológicos a expensas de la religión se públicos a auspiciar la divulgación de imágenes ofensivas refugiaban en las paredes de los mingitorios, y los satanispara una parte de la ciudadanía amparándose en el impetas terminaban sus días en el manicomio. Ni la rativo político de subvencionar manifestaciones clandestinidad ni la psicopatía se debían a la reculturales. No voy a entrar en una discusión que presión (no fueron fenómenos exclusivos de la Esme parece ociosa. Está claro que ninguna consejepaña franquista) sino al desajuste de dichos comría autonómica se habría atrevido a apoyar una exportamientos con una cultura que, aun seculariposición de análogo contenido anteislámico. Lo zada, mantenía viva aquella parte de la tradición que sale gratis en España es el anticristianismo y que le permitía comprender el mundo. El arte era el antisemitismo- -o la síntesis de ambos- toda poesía, creación de belleza, y el pensamiento era vez que cristianos consecuentes y judíos constituejercicio de una razón fuerte. Nadie pretendía payen una minoría acorralada (en Estados Unidos, JON sar basura de matute al museo ni a la academia. país con ininterrumpida ejecutoria de libertad reJUARISTI No era posible. La lepra mental del siglo XX se llaligiosa, Muñoz Montoya y sus patrocinadores estama relativismo y comenzó a infectarlo todo después de la rían en la cárcel, pues existe allí una distinción jurídica Segunda Guerra Mundial. entre practicar alguna religión- -o ninguna- -y escarneLévinas- -por recurrir a un pensador judío, de mi cuercer la del vecino, y no lo traigo a colación porque me encanda- -estableció muy pronto la ecuación entre relativismo te que se enchirone a los gilipollas, sino porque ciertas auy nihilismo: de la idea de que todas las culturas poseen dacias expresivas parecen requerir permisividad aseguidéntico valor se pasaría necesariamente a la de que, en rada) Pero estamos donde estamos, y, ya que no podemos ausencia de valores claros, podría llamarse arte o pensacambiar de latitud, cambiemos de enfoque. miento a cualquier secreción glandular avalada por una El viejo anticlericalismo, que produjo abundante porsubvención del ministerio correspondiente. En la medida nografía sobre los vicios supuestos o reales de los eclesiásen que sólo el judaísmo y el cristianismo siguen propoticos, respetó, no obstante, las figuras y símbolos centraniendo valores absolutos y universales, se convierten en les del cristianismo. También lo hicieron los libertinos el principal enemigo a batir por los partidarios de la nivedel XVIII e incluso los revolucionarios del XX. Atacaron y lación avícola. Poco tiene que ver esto con el anticristiapersiguieron a las Iglesias, pero se cuidaron, en general, nismo y el antisemitismo de antaño, nacidos del resentide injuriar a Cristo, en quien veían a un librepensador o a miento. La hostilidad del pollo de granja al espíritu proceun comunista primitivo secuestrado por los curas. Mi paide de la incomprensión benevolente hacia los que se niesano Tomás Meabe, fundador de las Juventudes Socialisgan a participar de su comunidad orgiástica y sumisa. De tas, cuyo anticlericalismo desmadrado irritaba a Unamuahí su empeño en sumergir lo humano y lo divino en la onno y a Pablo Iglesias, se sabía de memoria los Evangelios y tología exclusivamente libidinal del pollo, contando con el el Kempis y proponía a Jesucristo como modelo a seguir. beneplácito y la protección de los amos del cotarro. Orwell ¿Residuos de una educación cristiana? Quizá, pero tampuro, Muñoz Montoya. bién contaba el peso de una tradición ilustrada que toda- E -Donde pone el ojo, pone la misión humanitaria.