Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 CIENCIAyFUTURO SÁBADO 17 s 3 s 2007 ABC (Viene de la página anterior) para reducir nuestras emisiones es necesario incidir en otros sectores, en particular, en el del transporte. Éste último será objeto de medidas específicas. Aunque no hubiera cambio climático, España debe reducir su dependencia energética, al tiempo que garantiza su abastecimiento. Este importante esfuerzo de la acción política y técnica requiere acuerdos políticos globales y el compromiso de la comunidad internacional con el cambio climático. En esta legislatura, la cooperación española ha incorporado programas de colaboración para acelerar consensos políticos, medidas y actuaciones bilaterales y multilaterales sobre el cambio climático y su repercusión en el medio natural o el desarrollo social y económico. El respaldo y apoyo del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación a la Red Iberoamericana de Oficinas de Cambio Climático o a los proyectos FORMA, Araucaria XXI y Azahar se enmarcan en esta línea de actuación. Consciente de estos desafíos, el Gobierno español ha incrementado sus aportaciones al Fondo Especial del Cambio Climático y al PNUD- PNUMA (2 millones de euros respectivamente) al Fondo Fiduciario del Carbón Finance Assist (5 millones de euros) así como otras participaciones de importancia que sitúan a España entre los diez grandes contribuyentes del sistema de Naciones Unidas. Nuestras contribuciones al PNUD y al Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente se orientan fundamentalmente a Iberoamérica y a los países del Magreb y África. Consciente de la dimensión global del fenómeno, el Consejo de Ministros nombró precisamente ayer a una Embajadora en Misión Especial para el Cambio Climático con el objetivo de impulsar y coordinar los esfuerzos que se acometan en esta dimensión. España colabora en Europa y en el seno de la comunidad internacional para forjar una visión estratégica del cambio climático con especial incidencia en el desarrollo sostenible y la seguridad. La sobreexplotación de recursos y las alteraciones del medio ambiente alimentaron diferencias y conflictos en el pasado, aunque hoy debemos superarlos mediante la concertación política y diplomática, a través de medidas correctoras efectivas, el intercambio científico y tecnológico, la cooperación internacional al desarrollo y el compromiso de nuestras empresas y del conjunto de la ciudadanía. El cambio climático exige el compromiso de todos, así como una transformación de los hábitos de consumo y de nuestra cultura y relación con el medio natural. La química de las Fallas El control del baile molecular detrás de las llamas y los petardos que iluminan las Fallas es la Ciencia que sustenta uno de los festejos más espectaculares de España POR DANIEL MEDIAVILLA VALENCIA. Las calles de Valencia bullen en Fallas. Miles de personas caminan, beben, bailan, charlan... y pasan cosas en estas fiestas del fuego. Pero no sólo las personas se divierten. Ese fuego protagonista de la celebración tiene detrás otro jolgorio en el que las moléculas traviesas rompen su rutina para pasar la noche en compañía de extraños y transformarse para siempre. Las moléculas del cartón y la madera con el que se construyen las fallas tienen una vida tranquila y más bien monótona. Amarradas unas a otras permanecen estables hasta que un día todo cambia. Alguien enciende la traca y el calor les empuja a romper con su vida tranquila. Cuando aumenta la temperatura las moléculas del material inflamable se excitan y se separan unas de otras- -en la madera esto sucede a unos 260 grados- Libres ya los átomos, de carbono e hidrógeno sobre todo- -estos son los componentes más inflamables- salen a la pista de baile FUEGOS QUE EXPLOTAN 1. La mecha lleva el fuego al interior del petardo donde inflama la pólvora compuesta de nitrato de potasio, azufre y carbón 2. La pólvora arde y desprende gases calientes que se expanden en todas las direcciones 3. La reacción en cadena comienza cuando el gas caliente hace arder la pólvora aún sin consumir que a su vez produce más gas Pólvora ABC 4. La presión y la temperatura aumentan dentro del petardo hasta que sus paredes no resisten más y se produce Filamentos de hierro añadidos a la pólvora la explosión producen destellos rojos y blancos, los de cobre verdes y el antimonio azules donde les estarán esperando las moléculas de oxígeno. Ellas, siempre dispuestas para este tipo de ocasiones, se abrazarán en una reacción química a los otrora calmados átomos para cambiar su vida y formar compuestos nuevos como agua o dióxido de carbono. En medio de esta danza, la luz que vemos la producen los alborotados átomos de carbono muy calientes, que producen el efecto conocido como incandescencia. La fiesta continúa y una vez que se empieza es complicado parar. El calor que había empezado de la mano del pirotécnico ha provocado una reacción en cadena y las moléculas ya no necesitan injerencias externas para perder la cabeza. El calor que producen sus compañeras al arder empuja a las partículas que aún no han abandonado la disciplina y la solidez a lanzarse a la pista de baile donde les esperan ávidas más moléculas de oxígeno. Y el círculo vicioso- -como a más de uno le sucederá en Fallas- -no se detiene hasta que todo el material ha ardido y sólo quedan sobre el lugar de los hechos las cenizas; minerales como el calcio o el potasio no inflamables, que ni con todo el calor del mundo se irían de farra con dos átomos de oxígeno. Esto sucede con el fuego que quema las fallas. Para organizar el escándalo de una Mascletà hace falta tener más mala idea. Sería algo parecido a tomar, de entre la gente que transita por Valencia en Fallas, a doscientos de los más salvajes y encerrarlos en un bar de treinta metros cuadrados; para ver qué pasa. En el caso de los petardos, lo que sucede ya se conoce. El hombre controla esas reacciones químicas desde hace si- Una explosión de colores y compuestos Azul: se consigue añadiendo a la pólvora antimonio o sales de cobre Rojo: filamentos de hierro Verde: filamentos de cobre Amarillo: ámbar de ese mismo color. Blanco: compuestos de cloratos con aluminio a magnesio Reacción en cadena La luz que vemos es producida por átomos de carbono muy calientes, que provocan el efecto conocido como incandescencia EFE Nacen cuatrillizos de un embarazo natural Una mujer marroquí dio a luz ayer en Gerona a cuatrillizos, tres niños y una niña. Lo excepcional de este embarazo es que ha sido una gestación espontánea, sin intervención médica, algo que ocurre en uno de cada 600.000 embarazos. Los cuatro bebés nacieron a las 33 semanas por cesárea y pesaron entre 1.285 y 1.560 gramos. glos. Se trata de introducir en un tubo cerrado una mezcla en polvo de nitrato de potasio, azufre y carbón. Cuando el calor de la mecha llega hasta este material, las moléculas de la pólvora negra se soliviantan y se transforman en gases calientes que tratan de escapar por todos los medios. La temperatura y la presión dentro del petardo se eleva hasta que las paredes no pueden soportarla y revientan. Este es el mecanismo básico de las explosiones, pero desde el siglo XIX los pirotécnicos han sazonado los componentes tradicionales para añadir espectacularidad. Los filamentos de hierro aportan los destellos rojos y blancos, los de cobre chispas verdes, los sulfuros de antimonio producen una reacción azulada... Todos ardides humanos para hacer más hermosa una fiesta molecular que ilumina y llena de sonido Valencia en Fallas.