Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 CULTURAyESPECTÁCULOS SÁBADO 17 s 3 s 2007 ABC Ser feliz y no darse cuenta Mañana, con ABC, octava entrega de la colección de cine clásico, Sinfonía de la vida por tan sólo un euro y el cupón del día MANUEL LUCENA GIRALDO El escritor norteamericano Thornton Wilder (1897- 1975) tres veces ganador del premio Pulitzer, es uno de esos autores que en vida gozó de gran reconocimiento y, sin embargo, tras su muerte ha caído en un injusto olvido. Amigo de Hemingway, Gertrude Stein y Montgomery Clift, admirador de Alfred Hitchcock, profesor y poeta, Wilder ganó en 1938 su primer Pulitzer con la obra teatral Nuestra ciudad La obra se ubica en la localidad de Grover s Corners, inspirada en diversas ciudades de New Hampshire bien conocidas por el autor. A través de un personaje sin nombre, el director de escena, Wilder presentó la asombrosa vida de sus habitantes entre 1901 y 1913, con un propósito determinado, el de evocar la posibilidad de la felicidad, basada en una armónica coexistencia con el prójimo. Trata sobre la relación entre George Gibbs, el hijo de un médico, y Emily Webb, la hija de un director de periódicos, su difícil noviazgo en una comunidad en que todos se conocen, la boda y las dificultades de la vida común y corriente, hasta la muerte de Emily. Thornton Wilder fue contratado para la preparación del guión cinematográfico de su premiado drama, que dio lugar a la excelente película Sinfonía de la vida Dirigida en 1940 por Sam Woods, ganador del oscar el año anterior por Bienvenido, Mr. Chips la preciosista adaptación logró reproducir aquello que había hecho famosa la versión teatral, la evocación de un tiempo comunal y perfecto. Tengo la cabeza revolucionaria, pero el estómago conservador Bigas Luna s Director de cine cuentra entre los cineastas que mejor conocen el sistema digital, así que en el Festival de Málaga está como pez en el agua. Él sí sabe de escenas tórridas. Las ha filmado casi todas, algunas de ellas son históricas y si no que se lo digan a la legendaria María Martín. Se describe como alguien a quien siempre le ha interesado lo nuevo, los límites. Me interesa saber lo que pasa sin olvidar lo que ha pasado, lo que ocurre es que intentar este equilibrio entre respetar las tradiciones y buscar lo nuevo es un territorio duro, pero en él me sigo moviendo apunta el director de Caniche Tengo una cabeza revolucionaria, pero un estómago conservador Asegura que en todo su cine ha intentado reflejar la época en la que estaba viviendo. Hay algunas películas que marcan estas diferencias; la primera es Bilbao que quiere romper con una determinada narrativa para incluir toda la estética del underground americano con unas formas nuestras al mismo tiempo. Una película que, además, aportó cosas. Hubo un salto grande hasta Jamón, jamón que también da una visión de lo nuestro que no habría sido posible si no llego a vivir cuatro años en Estados Unidos, como hice. Soy muy español, y vivir allí me dio un punto de vista de mi país muy equilibrado. Todo eso está en la película, que presenta una España más contemporánea, más cariñosa; luego llega Yo soy la Juani que conforma con las otras lo que hay dentro de mi mundo, en cuanto a formas narrativas, en cuanto a contenido y estética Y es precisamente la estética uno de los puntos en los que más hace hincapié: Narrar a través de la imagen es algo muy importante. Siempre pregunto a la gente qué es lo que han entendido, porque tienen que explicar todo. Por eso amo el cine mudo, que para decir: te quiero tenía que iluminar unos ojos, luego unas manos... Pretendo que mis imágenes tengan esa fuerza narrativa Considera que hoy en día la imagen es todavía más importante, hasta el punto de que los analfabetos del siglo XX eran los que no sabían leer ni escribir, y en este siglo serán los que no sepan hacer películas o expresarse desde la imagen El Festival de Málaga rindió ayer homenaje a Bigas Luna, que prepara la segunda parte de Yo soy la Juani El cineasta, al que se le ha dedicado una retrospectiva, recibió el premio Biznaga de Plata J. E. A. MÁLAGA. Bigas Luna es, por derecho propio, uno de los personajes mejor galardonados en el Festival de Málaga, donde no sólo se reponen sus filmes más conocidos y se celebran los quince años de Jamón, jamón sino donde también se han presentado una lujosa exposición y espacios multimedia que son un auténtico placer para los ojos. El cineasta catalán es un aficionado a todo lo referente a las nuevas tecnologías cinematográficas. Se en- Final feliz Para dar cuerpo al Grover s Corners de cine, donde cada mañana reparten la leche y el periódico y nadie cierra con llave la puerta de su casa pues no hay ladrones, fueron contratados el entonces casi desconocido William Holden (George) Martha Scott (Emily) Fay Bainter, Beulah Bondi y Thomas Mitchell, entre otros. La película, con música de Aaron Copland, fue nominada a seis oscars y, a diferencia de la versión teatral, tiene un final feliz: mejor para el espectador. En el siglo XXI los analfabetos no serán los que no sepan leer, sino los que no sepan expresarse desde la imagen