Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
17 3 07 EN PORTADA Dos piezas de CDB: Lugar de encuentro (Jardines del Alma) realizada con hongos de roble, ramas y miniaturas de muebles, y Vista Óptica Reciclar Del cubo de basura al arte fashion TEXTO: P. ESPINOSA DE LOS MONTEROS FOTOS ABC iramos a la basura más que ningún país de Europa, despreciamos cualquier objeto viejo. Preferimos desechar antes que arreglar (a veces sale más barato) y lo curioso es que nos deshacemos de piezas que serán sustituidas por otras parecidas. Por ello los contenedores se llenan de mesas cojas, butacas mancas, sillas paticortas e, incluso, alguna vez caen alfombras turcas o maletas de piel. Cada vez es menos raro ver a parejas jóvenes, a ejecutivos con corbata o a pibones con ipod rebuscar dentro de contenedores (los de algunos barrios están muy cotizados) y salir abrazados a una estantería. Y es que lo que unos tiramos, otros lo aprovechan, y cualquiera de estas piezas se puede convertir en la base de trabajo para artistas herederos del Arte Povera, que centran su labor en rebuscar entre los deshechos para convertir la basura en piezas surrealistas, como las de Gonzalo L. Pelegrín; los viajes más fantásticos, como los de Carlos Díaz de Bustamante, o, en otra línea, como en el caso de Trash Soul, montar las joyas más delicadas. Las cajas de Carlos D. Bustamante son un viaje al mundo de los sueños y de la fantasía. Viajero incansable, plasma en ellas todas las sensaciones que percibe y las refleja en forma de arquitecturas, de selvas, de jardines formales o de caminos inquietantes. Con luces y restos se traslada al desierto, al hammam o a la selva del Amazonas, como en su última colección, Botánica donde intenta atrapar en cajas metálicas hasta el sonido del agua que le ha empapado en su estancia en Brasil. Opium- -dice- -son hojas de glicinia que parecen flotar entre las amapolas del opio, semillas de roble o plumas, que parecen maripo- T sas o peces de colores La sensación de agua se la proporciona el fondo metálico de las cajas. Y es que me interesa mucho la sensación de los reflejos, pues ahora me da pie para introducir videos sobre plasma Tecnología y restos orgánicos de la playa o de la selva, además de hallazgos en contenedores: Este marco, por ejemplo, es una Tiramos a la basura más cosas que nadie en Europa, pero también han aparecido artistas y diseñadores que han encontrado un filón entre los restos del naufragio cartela del teatro y esta puerta la tiraron en el contenedor de los Jerónimos cuando hicieron la obra. Pero es que vengo de cada viaje cargado con multitud de cosas que a nadie se le ocurriría ni mirar. Mis amigos se desesperan porque dicen que por la calle voy con los ojos en el suelo, aunque realmente también miro al cielo. Mi lema es volar alto, pero con los pies en la tierra De Brasil regresó con hojas del Amazonas, mariposas de verdad, ramas, piedras... Para hacer sus Jardines encajados Barbies saltando sobre tulipanes Bolso- centollo para noche. Sobre estas líneas, retrato del Marqués de Griñón, de 1998