Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA Incertidumbre legal por la muerte de Inmaculada Echevarría SÁBADO 17 s 3 s 2007 ABC Las cenizas de Echevarría serán esparcidas en el mar Cantábrico ABC MADRID. Los restos mortales de Inmaculada Echevarría, la mujer granadina que padecía distrofia muscular progresiva y fue desconectada del respirador que la mantenía con vida el pasado miércoles, fueron incinerados ayer cementerio municipal San José de Granada. A las nueve de la mañana comenzó la cremación como estaba previsto. Sus cenizas serán esparcidas en el mar Cantábrico, como era su expreso deseo. Su abogado, Ignacio Fernández, explicó que Echevarría pidió que sus cenizas fueran trasladadas a San Sebastián y que desde esa ciudad fueran esparcidas en el Cantábrico. Aunque un amigo había indicado que el deseo de Inmaculada era viajaran a Pontevedra. Los allegados de Echevarría la despidieron con un responso íntimo, celebrado por el religioso que ella misma designó. Su cadáver permaneció durante toda la jornada en una sala del tanatorio completamente cerrada para preservar su intimidad, lo que impidió a muchos depositar flores junto al féretro. La bioética no choca con los principios de la moral católica Fray Juan José Hernández s Superior de la orden que gestiona el Hospital de San Rafael de Granada L. J. LÓPEZ M. V. COBO GRANADA. Fray Juan José Hernández es el rector de la basílica de San Juan de Dios en Granada, superior de la orden que gestiona el Hospital de San Rafael. Experto en bioética, accede a esta entrevista en su despacho después del fallecimiento de Inmaculada Echevarría, la enferma que murió el pasado miércoles tras ser desconectada, por voluntad propia, del respirador que la mantenía con vida. Sólo pide no hablar del caso que, sin embargo, está presente en la conversación. se sacan las cosas de contexto o no se respeta la autonomía del paciente. cultas. Algunos hablan de teología con los conceptos que les dieron para la primera comunión. Me gustaría saber, si gente de la Iglesia, hay gente que ha leído el Concilio Vaticano segundo, que es un instrumento válido aunque sea de hace 50 años. ¿Qué es un suicidio asistido? ¿Existen principios de bioética dentro y fuera de la religión? El rector de la Basílica de San Juan de Dios defiende la actuación de su hospital y rechaza cualquier crítica en el caso de Inmaculada Echevarría, que fue desconectada, por voluntad propia, del respirador que la mantenía con vida -La bioética es una ciencia que no tiene color. Son los principios de autonomía, de beneficencia, de no maleficencia. Y esos principios son válidos tanto para una bioética cristiana o no. La bioética es en beneficio del hombre, lo mire quien lo mire. -En el caso de esta orden hospitalaria, ¿hay una actuación distinta en cuanto a enfermos terminales? -Si hay un suicidio asistido eso es una eutanasia, si no será una limitación del esfuerzo terapéutico, o una evitación del encarnizamiento terapéutico. Es entrar a definir cosas que ya están definidas. En bioética existe una nomenclatura exacta y en eso nos movemos. -Creo que no hay problemas, que los problemas están cuando se mediatizan y se sacan de quicio. No los hay cuando una persona decide no seguir con la diálisis, o dejar de tomar insulina, aunque eso le lleve a la muerte. El problema es cuando ¿Por qué hay dudas a la hora de seguir la decisión de un paciente de dejar un tratamiento? -Soy máster en bioética y para mí no choca con ninguno de los principios teológicos ni del Evangelio ni de la moral católica. Tenemos una moral católica avanzada. Lo que ocurre es que cuando opina gente que confunde conceptos vienen las complicaciones. En ética, religión y teología, todo el mundo se cree con derecho a opinar. Esta insensatez es la que domina la sociedad, incluso entre personas -Pero entonces, ¿por qué choca con la religión? -La carta de identidad que define a la orden muestra nuestros principios ideológicos básicos. Leo un pequeño párrafo. El respeto por la vida, que empieza desde el principio, se extiende a lo largo de toda la existencia, hasta su fin natural. Por eutanasia entendemos la muerte que sea provocada o bien buscada tanto con procedimientos que puedan buscar la eutanasia activa, como absteniéndose de tratamientos que puedan evitarla. Esto se define equivocadamente como eutanasia pasiva, palabra ambigua e impropia No sólo la sociedad, sino la jerarquía de la Iglesia se fía de nosotros.