Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 16- -3- -2007 ECONOMÍA 53 Las llamadas con móvil El Reino Unido acusa a desde el extranjero Hispasat de retrasar Galileo para aumentar su participación costarán hasta un 40 Las dudas sobre la viabilidad del proyecto retrasan la aportación del sector privado y y la CE dice que esta postura puede encarecer más el ambicioso programa MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. Las empresas que participan en el consorcio Galileo tienen dudas de su viabilidad y están retrasando las aportaciones económicas que comprometieron, nada menos que de 1.400 millones de euros. Este ambicioso programa europeo de navegación por satélite, que estará plenamente operativo en 2010 y que pretende competir con el americano GPS, tenía un presupuesto para su fase final, la de despliegue y explotación, de 2.100 millones de euros, de los que un tercio iban a ir a cargo del sector público que participa, entre ellos la Comisión Europea y la Unión Europea, y los dos tercios restantes por las empresas. Los costes de explotación del sistema Galileo cuando ya esté en marcha se estiman en 220 millones de euros al año, y deberían cubrirse con una contribución excepcional del sector público de 500 millones de euros. A partir de ahí, los gastos correrán a cargo del sector privado. Entre las sociedades que forman parte de este proyecto figuran las españolas Aena e Hispasat, EADS, las francesas Thales y Alcatel- Lucent, la británica Inmarsal, la italiana Finmeccanica y el grupo alemán liderado por Deutsche Telekom. El comisario europeo de Transportes, el francés Jacques Barrot, instó ayer a todas estas empresas que participan en el proyecto a acelerar sus aportaciones económicas ya que, de lo contrario, puede haber incrementos significativos respecto al presupuesto inicial y posibles retrasos en la puesta en marcha del sistema Barrot ha pedido a la actual Presidencia de la UE, en manos de Alemania, que acelere los trabajos en este campo y obligue a las seis empresas concesionarias a constituir una sola compañía para este proyecto en mayo, paso previo a designar un director ejecutivo. A pesar de que las dudas sobre el proyecto afectan a todas las empresas, desde Reino Unido algunas fuentes del sector de telecomunicaciones ya han empezado a echar balones fuera y a acusar a Hispasat de querer más parte del pastel antes de poner el dinero. Según las mencionadas fuentes citadas por Reuters Hispasat intenta, pura y simplemente, reabrir el acuerdo sobre la distribución de operaciones Sin embargo la empresa británica que participa en el consorcio, Inmarsat, se mostró ayer optimista sobre la conclusión del proyecto y declinó comentar los rumores. España ha demostrado desde el principio bastante decisión en este proyecto, lo que le ha valido que haya sido elegida para tener dos sedes, una vinculada con la navegación aérea, salvamento y seguridad y otra dedicada al seguimiento de satélites. En enero un avión de Air Nostrum estrenó el sistema Galileo de navegación para aterrizar por satélite en el aeropuerto de Valencia. menos a partir de junio Esta regulación, según la CE, fomentará la competitividad entre operadores R. VILLAPADIERNA CORRESPONSAL HANOVER. Los ministros europeos de Economía y Telecomunicaciones alcanzaron ayer un principio de acuerdo que permitirá, a partir de junio, una reducción importante en el coste de llamadas desde el extranjero. Algo más de 40 céntimos por minuto y 15 por llamada pueden pasar a costar las llamadas de roaming (itinerancia) según dijo en Hanover la comisaria europea Viviane Reding. La GSM Association estima que el ahorro en itinerancia podría ser de hasta un 40 El coste de las llamadas por el móvil desde el extranjero es abusivo dentro de un espacio europeo unificado en todos los planos arancelarios. Por eso los ministros dicen que estamos en el camino de lograr tener una nueva regulación antes del final de la presidencia alemana para un límite tanto en venta al por mayor como minorista. El negocio actual por roaming dentro del espacio comunitario es de 10.000 millones anuales y los proveedores más beneficiados, o afectados por un acuerdo, son aquellos países típicos de vacaciones, como España e Italia. Los ministros están de acuerdo en un máximo de 50 céntimos minuto, pero Reding reafirmó su confianza en un techo no superior a los 40 céntimos, mientras el Parlamento Europeo lo cifra en 42. En un mercado unificado, los gastos no pueden ser injustificadamente más altos que la tarifa casera, según la Comisión Europea. Tenemos confianza en que alcanzaremos una solución antes de junio, aseguró el ministro alemán, Michael Glos. Añadió que una regulación, que de ser aprobada a comienzos de junio podría entrar en vigor a finales o principio de julio, no pretende abolir la competitividad entre operadores sino, al contrario, fomentarla De hecho, desde que la comisaria anunció sus planes, tras los oídos sordos de las operadoras, éstas están bajando sus precios, como en el caso de Vodafone, Orange o T- Mobile. Reding aclaró que el acuerdo está lejos de ser definitivo y requiere aún trabajo, por ejemplo para incluir las llamadas de datos que soportan gastos gansteriles El acuerdo busca que los operadores estén obligados a informar del coste de la llamada o que reciban luego un SMS con el gasto realizado. Los proveedores insisten en que cualquier regulación alterará su delicada estructura de precios y piden una compensación en otras llamadas. Crear la sociedad conjunta El cierre de Delphi puede afectar a 35.000 empleos ABC CÁDIZ. La Federación Europea del Metal (FEM) reunida ayer en Cádiz, acordó una serie de acciones coordinadas y solidarias a nivel europeo con las que, advirtió, sorprenderemos a Delphi ya que la decisión de cerrar su planta en Puerto Real (Cádiz) puede producir un impacto internacional sobre 35.000 empleos. El coordinador europeo de los comités del grupo Delphi, el británico Tony Murphy, tachó la decisión de la multinacional norteamericana de inmoral y la acusó de robar a los españoles en su estrategia de deslocalizar en la Europa occidental para transferir a la del Este Anunció una campaña en la que denunciarán que Delphi ha pisado a los trabajadores Fuentes británicas acusan a Hispasat de querer reabrir el acuerdo de reparto de los cometidos