Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 16 s 3 s 2007 INTERNACIONAL 41 Haniye habla de nueva era pero Israel rechaza el gobierno de unidad La plataforma firmada por Hamás y Al Fatah consagra la resistencia como derecho legítimo de los palestinos LAURA L. CARO CORRESPONSAL GAZA. Esperamos que este Gobierno marque el principio de una nueva era y nos permita pasar página Optimista, casi exultante, y flanqueado a la derecha por Azam al Ahmad- -el hombre fuerte de Al Fatah, que será su viceprimer ministro- Ismail Haniye anunciaba ayer de forma oficial en Gaza el acuerdo para el nuevo Gabinete de unidad nacional, horas después de que la lista con los nombres de los 25 nuevos ministros fuera formalmente aceptada por el presidente, Mahmud Abbás. Apenas unos minutos después, Israel, a través de una nota del Ministerio de Asuntos Exteriores, comunicó que no tiene intención de tratar con este nuevo Ejecutivo que no acepta de forma directa o indirecta las exigencias internacionales de reconocimiento al Estado judío, de los acuerdos suscritos con él, y de renuncia a la violencia. Esperamos que la comunidad internacional nos apoye en nuestros principios y no colabore con un Gobierno que tiene una plataforma extremista añadía el escrito, dejando traslucir el temor de las autoridades hebreas a que agentes, como Rusia o la UE, pudieran transigir dando un primer voto de confianza al nuevo Gabinete palestino. La plataforma extremista mencionada en el fulminante comunicado de rechazo israelí hacía referencia a un documento publicado ayer por la prensa de Gaza, presumiblemente el suscrito por las partes bajo el título El Gobierno de Unidad Nacional. Undécimo Gobierno que en el capítulo segundo dedicado a la situación con la ocupación acuerda que la Resistencia es un derecho legítimo de los palestinos y que detenerla depende del fin de la ocupación y la consecución de la libertad y el derecho de retorno y la independencia Protegidos por todas las normas y convenios internacionales, nuestro pueblo tiene el derecho de defenderse de cualquier agresión israelí indica el texto, que también expone que el Ejecutivo de coalición trabajará para expandir la tregua mutua y sincronizada con Israel ya vigente en Gaza, a la vez que reclama enérgicamente la eliminación del muro racista y los asentamientos, y el fin de la judeización de Jerusalén Más pendiente del apoyo de los países árabes al nuevo Gobierno y la postura de comprensión que asegura percibir en la Unión Europea, Haniye se mostró ayer ajeno al rechazo israelí. No hay duda de que la Administración estadounidense e Israel- -dijo- -tienen una posición distinta, pero como palestinos haremos lo que tengamos que hacer para reforzar nuestra unidad nacional, acabar con las tensiones y el embargo y desarrollar la cooperación con la Comunidad Internacional No quiso pronunciarse sobre el reconocimiento de Israel, sobre el programa del nuevo Gobierno que dará a conocer mañana en la sesión Parlamentaria llamada a aprobar el Gabinete, ni confirmar un solo nombre de la lista de ministros pactada con Abbás filtrada ayer a la agencia pública palestina Maan. Tampoco aceptó Haniye responder a preguntas sobre el capturado soldado hebreo Gilad Shalit, cuya liberación- -según fuentes consultadas por este diario- -figura en un apartado secreto del pacto Hamás- Al Fatah como el gesto inminente que el nuevo Gobierno podría brindar a la Comunidad Internacional para obtener su pronto reconocimiento. El asunto figura en el documento de acuerdo publicado ayer, en el que se subraya que el Ejecutivo de coalición se esforzará por inducir a los captores a liberar al reservista. Al Kawasmi, ministro del Interior Cuatro veces se cambió el miércoles por la tarde de candidato a ministro de Interior palestino hasta llegar ayer a Hani al Kawasmi, un independiente próximo a Hamás, nacido en Gaza hace 48 años y doctor en Administración por la Universidad de El Cairo, que por fin obtenía las bendiciones del rais para hacerse cargo de la cartera más sensible del Gobierno. La que manejará las belicosas Fuerzas de Seguridad palestinas, y con ellas casi el 20 por ciento del presupuesto nacional. Figura de perfil bajo, según fuentes consultadas, será un muñeco en manos de Haniye su experiencia laboral en el sector público se reduce a siete años en el Ministerio de Asuntos Sociales. Apoyo internacional Las barricadas de fuego hicieron ayer de nuevo acto de presencia en Budapest, en la manifestación contra el Gobierno EPA Graves disturbios en otra gran protesta contra el primer ministro húngaro SIMÓN TECCO CORRESPONSAL LIUBLIANA. Al menos cuatro policías resultaron heridos ayer en Budapest, uno de ellos de gravedad, y se practicaron decenas de detenciones, durante las manifestaciones realizadas tras los festejos del aniversario de la revolución de 1848. Unas 1.000 personas se enfrentaron con la Policía después de formarse una marcha no anunciada en el centro de la capital húngara, donde los autores de las protestas levantaron varias barricadas en la céntrica avenida Andrássy y otros lugares públicos, al tiempo quelanzaban piedras, botellas y diversos objetos. La Policía utilizó gases lacrimógenos y cañones de agua contra los manifestantes. El ambiente era muy tenso. Previamente, las autoridades del Gobierno, entre ellas el primer ministro, el socialdemócrata Ferenc Gyurcsany, asistieron al acto celebrado frente al Museo Nacional. Los políticos fueron recibidos con abucheos y silbidos por parte de los manifestantes, que logra- ron mezclarse con las 15.000 personas que asistieron a la ceremonia. Las fuerzas de seguridad tuvieron que proteger con paraguas a las autoridades para evitar que éstas fuesen blanco de monedas, huevos, naranjas y otros objetos lanzados contra ellas. Lo de ayer fue la continuación de las protestas y violentos desórdenes iniciados el pasado septiembre, exigiendo la dimisión de Gyurcsany, después de que hubiera mentido sobre la situación del país.