Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL www. abc. es internacional VIERNES 16- -3- -2007 ABC El número tres de Al Qaida confiesa en Guantánamo un sinfín de crímenes Jalid Sheij Mohamed asume su responsabilidad desde la A hasta la Z en la trama terrorista del 11- S PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Detenido en Pakistán hace cuatro años, interrogado en una de las cárceles secretas de la CIA y ahora retenido en Guantánamo a la espera de un posible juicio militar, Jalid Sheij Mohamed se ha declarado responsable de un sin fin de crímenes terroristas por todo el mundo de acuerdo a la transcripción de una prolija pero editada confesión personal divulgada en las últimas por el Pentágono. El considerado como número tres de Al Qaida se declara responsable desde la A hasta la Z de la ofensiva terrorista del 11- S, además del primer ataque contra el World Trade Center perpetrado en 1993, los abortados intentos de derribar aviones de pasajeros con zapatos- bomba y los atentados de Bali. En esta hiperactiva lista de confesadas fechorías, Mohamed ha admitido también que él mismo con su bendita mano derecha se encargó de cercenar la cabeza de Daniel Pearl, periodista del Wall Street Journal Además de asumir un papel protagonista en todo tipo de tramas no materializadas para atentar contra personalidades como Jimmy Carter, Bill Clinton, Juan Pablo II y destacados objetivos en Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel. Incluidos diversos experimentos con armas no convencionales y planes para atentar contra el tráfico marítimo en el estrecho de Gibraltar. La inesperada declaración escrita de Jalid Sheij Mohamed habría tenido lugar el pasado sábado ante un panel secreto de militares estadounidenses. Procedimiento organizado para determinar el estatus legal de este sujeto tras su paso durante más de tres años por el agujero negro de las prisiones secretas de la CIA y las extremas técnicas de interrogatorio autorizadas por la Casa Blanca tras el 11- S. En septiembre pasado, después de que el Supremo de Estados Unidos dictaminase que los detenidos de Al Qaida estaban amparados por la Convención de Ginebra, este conocido cabecilla terrorista junto a EL ITINERARIO DEL TERROR Bélgica Turquía Israel Azerbaiyán Isla de Filka India Hormuz Corea del Sur Tailandia Filipinas Singapur Indonesia Australia Jalid Sheij Mohamed Japón 26 de Febrero de 2006. Atentado contra el World Trade Center de Nueva York. Seis muertos 11 de Septiembre de 2001. Nuevo atentado con dos aviones que destruye el World Trade Center, Las Torres Gemelas. 2.823 muertos. Un tercer aparato se estrella contra el Pentágono, 189 muertos. Una cuarta aeronave cae en Pensilvania, 45 muertos 12 de Octubre de 2001. Atentados suicidas en dos clubes nocturnos de Bali, en Indonesia. 202 muertos y 300 heridos ABC Fuente: Reuters Chicago EE. UU. California NuevaYork Gran Bretaña Gibraltar Panamá Kenia Kuwait, 2002. Dos soldados de EE. UU. asesinados en las islas Filka 2002 Ataque en Mombasa (Kenia) contra un establecimiento turístico de propiedad israelí, Paradise Hotel. 14 muertos Ataques Objetivos otra docena de sospechosos fueron entregados al Pentágono. En el procedimiento celebrado el pasado fin de semana, el prisionero se ha quejado de ser víctima de múltiples torturas durante su cautiverio extrajudicial. Además de exigir trato humanitario para los 435 presos que todavía permanecen en Guantánamo, argumentando que la mayoría ni son de Al Qaida ni de los Talibanes. Jalid Sheij Mohamed habría aprovechado la primera oportunidad de ser escuchado en Guantánamo para ofrecer en un defectuoso inglés una espontánea diatriba en la que no ha dudado en comparar a los miembros de Al Qaida con los revolucionarios que lucharon contra Gran Bretaña por la independencia de Estados Unidos. Llegando a comparar a Osama Bin Laden con George Washington, general y primer presidente de la Unión. El confeso terrorista se ha presentado como un prisione- TERRORISTA INCANSABLE CON ANSIAS DE FAMA Entre las pruebas que confirman, por lo menos, su decisivo papel dentro del 11- S, destaca el ordenador portátil intervenido durante su detención P. R. WASHINGTON. Se supone que Jalid Sheij Mohamed nació hace 41 años en la región de Baluchistán, la zona fronteriza entre Pakistán e Irán, pero se crió en Kuwait. Pese a su origen humilde, en 1986 logró licenciarse como ingeniero mecánico en Estados Unidos para el año siguiente, empezar su carrera como brigadista islámico en Afganistán donde comenzará a fraguar su afiliación con la red liderada por Osama Bin Laden. Desde un primer momento, es conocido por sus extravagantes ambiciones de convertirse en lo que él mismo habría calificado como un súperterrorista con maquinaciones para atacar desde centrales nucleares hasta el cuartel general de la OTAN en Bruselas. Y sin que faltaran reproches de falta de concentración por parte de algunos de sus compinches en Al Qaida. A la vista de la enciclopédica confesión atribuida por el Denuncia de torturas Pentágono a Mohamed, hay especialistas que detectan un protagonismo exagerado pero solamente hasta cierto punto. Ya que el número tres de Al Qaida, en su condición de comandante militar operacional retuvo durante varios años responsabilidades decisivas a la hora de hacer realidad las amenazas proferidas por Osama Bin Laden y extender el alcance global de su organización terrorista. Entre las pruebas que confirman, por lo menos, el papel protagonista de Jalid Sheij Mohamed dentro de la trama del 11- S destaca un ordenador portátil intervenido en el momento de su detención en la ciudad paquistaní de Rawalpindi hace cuatro años. Ese disco duro, según ha confirmado el Pentágono, contiene toda clase de detalles incriminadores. Aunque se supone que existen adicionales evidencias secretas. ro de guerra hablando de igual a igual a los militares del Pentágono ahora responsables de determinar su futuro. En sus desordenadas palabras, Mohamed ha justificado todas sus acciones violentas en términos racistas, religiosos y geoestratégicos. Con un atisbo de remordimiento al afirmar: Yo no estoy feliz con los tres mil muertos en Estados Unidos. Incluso, lo siento. No me gusta matar niños Pero recalcando que es el lenguaje de la guerra Desde su captura en Pakistán el primero de marzo del 2003, Mohamed ha asumido toda clase de responsabilidades dentro del abultado historial de atentados de Al Qaida. La comisión bipartidista encargada en Estados Unidos de investigar el 11- S, en sus conclusiones publicadas hace tres años, ya citó varios informes suministrados por los servicios de inteligencia con similares confesiones. De igual manera, declaraciones utilizadas durante el complicado juicio contra Zacarías Musaui, el único conspirador del 11- S procesado hasta la fecha por la Justicia de Estados Unidos, también insisten en el extenso historial terrorista de Jalid Sheij Mohamed. Texto íntegro en inglés de la declaración en http: www. nytimes. com