Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 16- -3- -2007 Un juez absuelve a un conductor que iba a 260 km h. porque no hubo peligro 11 El caso abre una nueva brecha entre la Iglesia y el PSOE El Episcopado pide a los fieles católicos que manifiesten su rechazo a acciones como la desconexión de Echevarría JESÚS BASTANTE MADRID. El fallecimiento de Inmaculada Echevarría y la negativa de la congregación de San Juan de Dios a participar, en modo alguno, en el procedimiento de desconexión del aparato respiratorio que la mantenía con vida en un hospital de Granada han abierto una nueva brecha en las de por si difíciles relaciones entre la Iglesia y el Partido Socialista. Aunque oficialmente la Conferencia Episcopal no ha realizado valoración alguna sobre este asunto, lo cierto es que en el seno del Episcopado persiste el temor a que esta muerte abra la puerta a la despenalización de la eutanasia Quien sí habló ayer fue el cardenal Cañizares, quien durante la toma de posesión del nuevo deán de la catedral de Toledo, lamentaba lo que calirficó como la consumación de una acción de eutanasia o suicidio asistido Para el vicepresidente del Episcopado, esta muerte, unida a otros lamentables espectáculos como las fotos blasfemas sufragadas por la Junta de Extremadura, son hechos dolorosos que estos días nos hacen sufrir a todos y que denotan una situación social en España que debemos superar, si no queremos conducirnos por derroteros de quiebra de humanidad y moral manifestar el rechazo a tanta propaganda que dispone favorablemente a la eutanasia En este sentido, fuentes episcopales han apuntado a ABC que se está utilizando este caso, con toda la carga emotiva que contiene, para justificar que, en un futuro, se pase a hablar de eutanasia pasiva y, posteriormente, a ver normal la eutanasia activa una posibilidad que preocupa a la Iglesia. A lo largo de las últimas semanas, como adelantó este diario, tanto los obispos españoles como la congregación de San Juan de Dios trataron de evitar, por todos los medios a su alcance, que se reivindicara la muerte de Echevarría- -quien pasó los últimos diez años de su vida, hasta la tarde misma de su fallecimiento, en el Hospital San Rafael, perteneciente a la orden- -como un desafío de un hospital católico a la Iglesia. Lo cierto, sin embargo, era que los únicos responsables del respirador eran facultativos del Hospital de San Cecilio, dependientes del Servicio Andaluz de Salud (SAS) Por ello, desde que se supo que la Junta de Andalucía avalaba la petición de la paciente para que le fuera desconectado el respirador que la mantenía con vida, tanto la Curia General de la orden en Roma como la cúpula del Episcopado- -en especial monseñor Cañizares, quien fuera arzobispo de Granada entre 1997 y 2002- -entablaron conversaciones con el equipo médico del centro. Finalmente, se llegó a un acuerdo, en virtud del cual la orden prohibía taxativamente que ningún médico o miembro del personal sanitario dependiente de la congregación participase, en modo alguno, en la desconexión, así como la desautorización de la misma. Como este último aspecto no se llevara a cabo, los responsables de la orden solicitaron a la Junta que se trasladase a la paciente a otro centro hospitalario, donde no existiesen problemas éticos o jerárquicos para que los deseos de Inmaculada Echevarría, como finalmente sucedió, pudieran llevarse a cabo. Entre las reacciones a la muerte de Echevarría, destacaron las palabras del presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, quien apuntó que no es un caso de eutanasia y defendió la legitimidad de la medida adoptada. Por su parte, el presidente del PP en Andalucía, Javier Arenas, calificó este asunto de extraordinariamente difícil y muy complejo indicando que, en su opinión, no se está ante un caso de eutanasia, sino que es un consentimiento informado según informó Efe. GONZÁLEZ MOLERO El artículo 8 de la Ley de Autonomía del Paciente trata del consentimiento informado. Especifica que toda actuación en el ámbito de la salud de un paciente necesita el consentimiento libre y voluntario del afectado, una vez que, recibida la información prevista, haya valorado las opciones propias del caso Inmaculada Echevarría decidió, por escrito, que se le retirara el respirador, pero esa decisión tenía un límite, que es el artículo 9.2 de la citada ley: Los facultativos podrán llevar a cabo las intervenciones clínicas indispensables en favor de la salud del paciente, sin necesidad de contar con su consentimiento, cuando existe riesgo inmediato grave para la integridad física o psíquica del enfermo Esas intervenciones clínicas indispensables no existieron. ¿Cómo se puede definir, entonces, lo sucedido? Muchos se inclinan por una limitación del esfuerzo terapéutico como explica el doctor Gándara, de la Clínica Rúber Internacional. Otros, por un tipo de eutanasia. Y en este caso es imprescindible no olvidarse del Código Penal. En su artículo 143.1 castiga la inducción al suicidio con una pena de prisión de cuatro a ocho años Y en su apartado 4, reduce esa pena en el caso de que alguien causare o cooperare activamente con actos necesarios y directos a la muerte de otro, por la petición expresa, seria e inequívoca de éste, en el caso de que la víctima sufriera una enfermedad grave que conduciría necesariamente a su muerte o que produjera graves padecimientos permanentes y difíciles de soportar Consentimiento informado Propaganda por la eutanasia Cañizares instó a orar por el alma de la fallecida, al tiempo que reclamó a los cristianos La curia teme que este caso justifique se hable de eutanasia pasiva y luego ver normal la eutanasia activa Más información sobre el caso en la página 29