Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ESPAÑA JUEVES 15 s 3 s 2007 ABC COMUNICACIÓN La intención de la Comisión con su propuesta es intentar que Europa tenga normas más flexibles tendentes a permitir que la radiodifusión televisiva tradicional se adapte a las innovaciones tecnológicas La comisaria europea de Sociedad de la Información, Viviane Reding, con el presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso AP España rechaza el plan de Bruselas de crear un regulador independiente de TV La Comisión Europea confía en que haya acuerdo político definitivo de los Veintisiete sobre la nueva Directiva de Televisión sin Fronteras en mayo MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. La Comisión Europea insiste en que la segunda lectura que tiene que hacer el Parlamento Europeo de la nueva Directiva sobre Televisión sin Fronteras y el Consejo de la UE debe incluir la garantía de independencia de los reguladores de los medios de comunicación televisivos, tanto de los respectivos Gobiernos como de la industria audiovisual. La comisaria europea de Sociedad de la Información, la luxemburguesa Viviane Reding, cree que hay que velar porque estos reguladores puedan desarrollar su labor de manera imparcial y transparente ya que es fundamental para preservar la democracia y garantizar el pluralismo de los medios de comunicación Alemania, Dinamarca y España se oponen a darles la independencia a los mencionados reguladores. Este aspecto, la independencia, es tan sólo una de las muchas novedades que incluye esta Directiva que, según Bruselas, podría recibir el visto bueno político definitivo el próximo mes de mayo y ser aprobada en segunda lectura por la Eurocámara en octubre, de modo que en el año 2008 estaría en vigor. La intención de la Comisión con su propuesta, que en realidad es una actualización de la Directiva Televisión sin Fronteras de 1989, es intentar que Europa tenga normas más flexibles tendentes a permitir que la radiodifusión televisiva tradicional se adapte a las innovaciones tecnológicas y del mercado, así como a la evolución de los hábitos de los telespectadores. Detrás de estas buenas intenciones, sin embargo, los telespectadores podrán apreciar que la nueva norma implicará que habrá más anuncios ya que se flexibilizan las reglas sobre inserción de anuncios, se autoriza lo que se conoce como emplazamiento de producto (poner artículos de marca en las series de producción propia, por ejemplo) y se mantiene el principio jurídico de prevalencia de las normas del país donde esté emplazado el operador. Así, aunque la publicidad en televisión se mantiene en 12 minutos por hora desaparece el tope de 3 horas al día, con lo que en la práctica los 180 minutos de tope que había al día se convierten en 288 minutos, es decir, casi dos horas más. Sin embargo, dentro de esta especie de anuncio sin fronteras o americanización de la televisión que se avecina, Bruselas ha intentado preservar algunos programas, como las películas, los informativos o los infantiles, que sólo podrán interrumpirse cada 30 minutos, frente a los 45 que regían hasta el momento pero que en muchos países no se respetaba. dos niveles de publicidad en TV tanto directa como indirec, ta, tal y como publicó ABC el 13 de marzo. Si el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no rectifica el caso podría acabar con una denuncia formal contra España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. En cuanto al emplazamiento de producto éste tendrá vía libre aunque no se podrá utilizar en los programas para niños y de información. Bruselas considera que a pesar de que efectivamente se le da entrada en la legislación, por primera vez se reglamenta la situación de absoluta disparidad que había ahora, donde hay países europeos que lo permiten y otros que no. La comisaria Reding ha justificado la legalización de esta nueva publicidad en el hecho de que hará posible sostener la competitividad del cine europeo ya que esta forma de publicidad puede aportar ingresos importantes a las empresas de televisión y a la industria audiovisual en su conjunto En todo caso, estas normas son algo así como el marco general, una especie de máximos en materia de regulación publicitaria, que después los Estados miembros podrán endurecer si así lo desean. Otro de los temas espinosos de la nueva Directiva, y que había puesto en pie de guerra a la patronal de la industria audiovisual europea, es el principio del país de origen Finalmente, y tras enormes presiones, se ha mantenido el hecho de que las empresas audiovisuales se tienen que atener a la normativa del país donde están situadas físicamente y no a las de los países donde emiten. De este modo se consolida la situación actual, que permite a algunas empresas saltarse la normativa de un país, por ejemplo en materia de horarios de emisión de pornografía o de cortes publicitarios, simplemente con establecer su base en el país vecino y luego poner potentes repetidores que envíen la señal. Posible endurecimiento Advertencia a España España, por ejemplo, ha recibido ya una advertencia formal de la Comisión Europea en la que le insta a reducir los eleva- Los consumidores se oponen al aumento de los anuncios de la nueva Directiva Las principales asociaciones de consumidores europeas llevan meses haciendo campaña contra esta nueva Directiva que se está preparando en Europea en materia de regulación audiovisual. Así, por ejemplo, desde la asociación Beuc se ha denunciado que el hecho de que se vaya a permitir el emplazamiento de producto supone la desaparición del principio fundamental entre contenido editorial y publicidad ya que, a partir de ahora, los contenidos de los programas estarán puestos a la venta a las empresas publicitarias Beuc considera que entraremos en la era de los anuncios sin fronteras ya que cada programa, cada palabra o cada acción que se vea en televisión será sospechosa de llevar un mensaje promocional o comercial por el que alguien estará pagando Los editores de televisión, por su parte, agrupados en EPC, están satisfechos de que finalmente se mantenga el principio de país de origen.