Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 15- -3- -2007 La polémica sobre la eutanasia LA ÚLTIMA ENTREVISTA, EN ABC ESPAÑA 27 La fallecida padecía una distrofia muscular progresiva que la mantenía postrada desde hace 10 años ES LO MEJOR QUE ME HA PODIDO PASAR Hace unos días, estas mismas páginas recogían el último testimonio de Inmaculada Echevarría en el que explicaba su decisión JUAN ENRIQUE GÓMEZ GRANADA. Serena y segura de sí misma. Sonriente a veces, Inmaculada Echevarría habla con normalidad, sin lágrimas, sin una expresión de rencor y sin miedo. Es lo mejor que me ha podido pasar, pero por otro lado tengo pena dice ya que no olvida las consecuencias de su decisión. Ahora, cuando todo discurre como ella había deseado, se le ilumina el rostro al decir con firmeza, me siento afortunada En su habitación del Hospital de San Rafael (del que salió horas antes de su óbito) acompañada por médicos, enfermeras y la dirección de la orden religiosa, Inmaculada afirma que todo el mundo me quiere, me han ayudado en todo lo que he necesitado y, sobre todo, me han apoyado y me han respetado en una decisión que consideraban difícil, pero ella no la ve así. No es difícil. Es fácil... porque es mi vida, y ahí no tiene que meterse nadie Ella piensa que su lucha era una cuestión jurídica casi imposible y que se ha convertido en la primera persona que ha llegado a una resolución de este calibre. Desea que la recuerden como una guerrera, porque gracias a que he luchado he conseguido lo que tanto quería y pienso que quien esté como yo puede animarse y no rendirse Inmaculada se enorgullece, e incluso tiene unas palabras para los médicos que han de tomar la decisión de desconectarla con todo lo que ello supone. Que no se rindan, que le echen valor y coraje. Lo mismo que han tenido valor para verme sufrir sin más remedio Una fecha incierta No sabe contestar a la pregunta de si quiere que el final llegue cuanto antes. Es muy difícil de responder dice. Sabe que puede evitarlo, pero no me voy a echar atrás Inmaculada no está preocupada por sus cosas. Es que yo no tengo nada pero sí reconoce que le gustan sus libros. No he dejado de leer. Tampoco en estos días Y tiene un cariño especial para sus amigos. En la vida hay pocos y difíciles de encontrar. El que yo tengo es un gran tesoro. Por eso nunca me he sentido sola. Gracias a él- -no pongas el nombre- -he conocido a su familia Se siente transportada a sus pensamientos cuando se le pregunta qué es lo que más recuerda de estos últimos años. Pero no lo quiero decir La Estrategia de Cuidados Paliativos respetará la opción del paciente El 60 por ciento de enfermos con cáncer precisan este tipo de equipos ABC MADRID. La Estrategia de Cuidados Paliativos, aprobada ayer en el Consejo Interterritorial de Salud, determina que el paciente con una enfermedad avanzada o en estado terminal tendrá derecho a la participación activa en la toma de decisiones e, incluso, deberá ver respetado su derecho a no ser informado Así lo anunció ayer en rueda de prensa la ministra de Sanidad, Elena Salgado, quien destacó el acuerdo total alcanzado entre los consejeros de todas las comunidades autónomas sobre las medidas generales de atención al final de la vida en los servicios sanitarios y el acceso a equipos específicos de cuidados paliativos, informa Efe. El objetivo final de la estrategia es acordar en todo el Estado unos criterios comunes y homogéneos de atención continuada a estos pacientes, así como de apoyo a sus familias. Salgado indicó que el nuevo programa apuesta por la prestación de las atenciones en el domicilio, siempre que sea posible matizó, así como por que se apoye a la familia no sólo en sus inquietudes y preocupaciones sino también a afrontar el duelo. En España, más de la mitad de los pacientes mueren tras una etapa avanzada y terminal de su enfermedad y, por tanto, necesitarían cuidados paliativos explicó. De acuerdo con la prevalencia de síntomas y la utilización de recursos en la fase terminal, se estima que el 60 por ciento de pacientes con cáncer y el 30 por ciento de los no oncológicos precisan de la intervención de equipos con cuidados paliativos, para evitar situaciones de encarnizamiento o abandono terapéutico. Los expertos trazarán para cada persona un plan terepéutico individual, en el que se especifique tanto la atención al dolor y otros síntomas físicos como las necesidades emocionales, sociales y las creencias de los pacientes. También se realizará una valoración integral de la familia, con especial énfasis en el cuidador principal. nistro de medicamentos o rehusar el tratamiento oncológico en casos de cáncer terminal. Todos esos casos se encuadran, según el órgano consultivo andaluz, en un proceso general de omisión del tratamiento ya que la ventilación mecánica requiere una atención continuada con variedad de actos médicos como sustitución de tubos, asepsia o aspiración de secreciones, entre otros. Por ello, señalaba el dictamen, existe el deber de respetar la decisión libre y consciente de la paciente amparada por la legislación reguladora de la asistencia sanitaria, de forma que los profesionales sanitarios que la adopten deben quedar impunes Inmaculada Echevarría cumplió, pues, su afán. Pero no lo hizo en el centro médico donde pasó los últimos diez años. Su traslado a última hora estuvo motivado porque la curia general de la Orden de San Juan de Dios expresó su prohibición taxativa de que la paciente fuese desconectada de la vida en el hospital San Rafael. La Curia indicó que ningún profesional vinculado a los hermanos de San Juan de Dios participara en el procedimiento que concluiría con la muerte de Echevarría. Libre y consciente