Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 15- -3- -2007 José Blanco, secretario de Organización del Partido Socialista Tres de cada cuatro candidatos del PSOE a las principales alcaldías son hombres 11 Tarde de resaca Hubo que esperar más de cuatro horas para conocer lo que todos sabíamos el PP ve un chantaje donde el Gobierno ve un montaje GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. Tan larga fue la pausa publicitaria desde que el caso De Juana salió el martes de la Comisión de Interior hasta que pudo llegar ayer al Pleno del Congreso, que las tribunas, el hemiciclo y hasta los oradores sucumbieron a la espera entrando en estado de resaca. Las litúrgicas cuatro de la tarde, habitualmente reservadas en la tarde de los miércoles para las preguntas de la oposición al Gobierno, se vieron retrasadas hasta las ocho y cuarto para hacer hueco a la última cumbre europea Fue el último en entrar en el hemiciclo Mariano Rajoy y los suyos le recibieron con una ovación tan inusual- -nada había dicho aún- -que hubo en la tribuna de Prensa quien aventuró: Será su cumpleaños... Caliente, caliente, pero no. Es el próximo día 27. Se sentó el líder de la oposición- -y aquellos de los suyos que se habían puesto en pie- -y comenzó el jefe del Gobierno su explicación de lo tratado en Bruselas por los gobernantes europeos. En vez de escuchar a José Luis Rodríguez Zapatero, su oponente revisaba su discurso, signo premonitorio de que no iba a desperdiciar el prime time aunque el argumento no coincidiera con los títulos del programa: Debemos felicitarnos de que el señor Rodríguez Zapatero haya venido... dado que en cuestiones tan graves como la excarcelación de De Juana Chaos ha decidido no explicar nada Para recuperar este hilo, tuvieron que pasar cuatro horas largas, durante las que Zapatero reveló que escucha a Rajoy cuando sale en televisión y Rajoy descubrió que si Zapatero no rectifica es porque es cosa de sabios En el patio del Congreso, a donde se han trasladado sin necesidad de obras los pasillos por ley y gracia de la ley antitabaco de la ministra Salgado, los socialistas exhibían moral alta tras la dosis de rubalcabina que les inyectara la víspera el ministro del Interior, y los populares confesaban cierta frustración al constatar que ni la indignación de dos millones de personas ha logrado girar la brújula del Gobierno. Sin apeadero llegaron Sus Señorías desde Bruselas hasta el País Vasco. A Zapatero le dio el tono Gaspar Llamazares, a cuya actitud constructiva frente al terrorismo rindió gratitud de Estado afirmación con la que ya ocupó la posición para reprochar a Rajoy que no pueda decir lo mismo de él. Ya que el último en hablar es el presidente, su bancada le reservó una contraovación para el paseíllo de despedida. Antes, parafraseando lo que, en un momento dado dijo el líder de la oposición, ayer conocimos lo que todos sabíamos que para el PP el Gobierno se ha plegado al chantaje de ETA y que, para el Ejecutivo, tal imputación no es más que un montaje de mentiras del PP, que añora La Moncloa. Tan claro estaba que ni Rajoy ni Zapatero agotaron sus respectivos 2,30 minutos. Les sobraron 30 segundos a cada uno. La bancada popular ovaciona a Rajoy al llegar, como homenaje por la manifestación de su elección, volverá a cumplir lo que le queda de cárcel o se irá a su casa, como da por hecho Batasuna. De la Vega respondió que De Juana cumple condena en el hospital. Repreguntada por el dirigente del PP, con el recordatorio incluido de que la vida de un asesino no puede estar por encima de la libertad de los españoles la vicepresidenta se limitó a acusar de demagogia al diputado, sostener que el Derecho prevalecerá sobre la venganza y recordar que el PP perdió las elecciones. La pregunta siguiente, de Zaplana y con la misma destinataria, corrió parecida suer- JULIÁN DE DOMINGO te. La vicepresidenta dijo que siempre hemos defendido el cumplimiento íntegro de las penas El portavoz del Grupo Popular había citado las cinco votaciones y las frases textuales de De la Vega en contra registradas en las legislaturas anteriores. También replicó con el 14- M.