Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 CULTURAyESPECTÁCULOS MIÉRCOLES 14 s 3 s 2007 ABC El sueño de una noche de verano se vuelve joven, gitano y mediterráneo Llega al Teatro Albéniz la obra de Shakespeare, con dirección de Tamzin Townsend y música de Antonio Carmona JULIO BRAVO MADRID. No es, aseguran sus responsables, un musical; tampoco es un espectáculo flamenco ni tiene nada que ver con este arte. Se trata, dice Tamzin Townsend, de una nueva propuesta de El sueño de verano la obra de William Shakespeare, en la que se respeta absolutamente el texto y en la que hay canciones que ha escrito Antonio Carmona. Es, sigue la directora, una versión que traslada la acción a una playa mediterránea (desde el bosque británico original) y que ha sido llevada al mundo gitano. No fue algo forzado por la presencia de Antonio Carmona en el equipo creativo- -dice Townsend, responsable de dos de los montajes más longevos de la cartelera madrileña: El método Grönholm y Gorda más bien surgió de una manera natural. Yo quería contar la historia de una manera alegre, divertida, ágil; es un canto a la felicidad. Y el mundo gitano es perfecto para contar esta historia de esa manera. No es una perversión del texto original. He crecido con Shakespeare y lo he visto representar de mil maneras. Es una más. Pero con mi formación es absurdo que quiera hacer un Shakespeare en contra de Shakespeare Mariola Orellana, representante de artistas y mujer de Carmona, entra en el mundo teatral con esta producción, con la que se quiere, asegura, rejuvenecer a Shakespeare y atraer a un nuevo público al teatro; que vean que esta obra, a pesar de tener más de cuatrocientos años, sigue conservando su frescura, su juventud y su actualidad La música, asegura, no tiene nada que ver con el flamenco; sí es música que suena a zíngara y a los gitanos del Este de Europa Esta nueva producción de El sueño de una noche de verano -que se estrenó en Málaga el 13 de enero y que estará en el Albéniz desde mañana y hasta el 8 de abril- cuenta con la adaptación de Juan Bosco. La acción transcurre en una playa mediterránea en la noche de Una escena de este montaje de El sueño de una noche de verano San Juan. La obra- -añade Tamzin Townsend- -parte de un conflicto familiar, un padre que impone un matrimonio algo que todavía existe, según Mariola Orellana, en el mundo gitano. Y hay, también, otras referencias, como el patriarca, que es quien resuelve los problemas en caso de conflicto. Asier Etxeandía- -inolvidable maestro de ceremonias de Cabaret -es uno de los protagonistas de la función. Interpreta a Oberón y a Teseo en un montaje muy coral El mundo gitano aparece también en su modo de afrontar la pasión y el amor señala. Para este espectáculo- -sigue Townsend- -necesitaba de un equipo con máxima implicación en el proyecto, y estoy muy orgullosa del resultado; ha sido un reto y un trabajo muy difícil, pero merece la pena La inclusión de las ocho canciones escritas por Antonio Carmona (se editará discográficamente dentro de unos días) no es una novedad; Shakespeare, asegura Etxeandía, ya incluyó canciones en esta obra; para uno de los temas, que cantan las hadas, Antonio Carmona ha utilizado el propio texto de Shakespeare. Las demás cuentan con letras de Bosco. El reparto ha buscado, dice Tamzin Townsend, el equilibrio, y que los intérpretes sean al tiempo buenos actores y buenos cantantes. Quince actores y cuatro músicos conforman el reparto. Los actores: Flor Aragón, Javier Godino, José Luis Torrijo, Alfonso Begara, Claudia Giráldez, Eduardo Mayo, Nur Al Levi, Mingro Ruano, Alba Flores- hija de Antonio Flores- y Vicky Castillo. Los músicos, Chiqui y Juan Maya, Konstantin Chakarov y Freddy Valero. La escenografía es de Ricardo Sánchez Cuerda y el vestuario de Mila Bentabol. Más información de la obra: http: www. madrid. org clas artes teatros albeniz