Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 AGENDA Necrológicas- -Esquelas MIÉRCOLES 14 s 3 s 2007 ABC César Albiñana García- Quintana Economista Un hacendista ejemplar Fue un alto funcionario de Hacienda- -Inspector de los Servicios, Secretario General Técnico a raíz del Plan de Estabilización de 1959, director del Instituto de Estudios Fiscales- -Catedrático ejemplar, un investigador fiscal incansable, pero, sobre todo, un patriota insigne JUAN VELARDE FUERTES Efectivamente, a la gente de mi generación, la de 1947 a 1950, les ha llegado el momento de rendir cuentas. Es imposible que nadie pueda presentar un saldo tan favorable como el de César Albiñana GarcíaQuintana. ¿Por qué? Un día en su casa, en lugar de honor, ví que tenía enmarcado un vulgar oficio de la Administración: su primera vinculación con el sector público. A César Albiñana García- Quintana todos sus amigos le admirábamos por eso: por colocar la Administración en un muy primer lugar. También lo hacía con la enseñanza. Mi primer contacto con él fue cuando era ayudante de Gabriel de Usera en una asignatura de la entonces naciente Facultad de Ciencias Políticas y Económicas de Madrid, donde se estudiaba el Sistema Tributario Español. Y para siempre será un orgullo mío el haber estado en el Tribunal que le discernió la cátedra universitaria de Hacienda Pública. El trabajo por el que César Albiñana pasará a la historia del pensamiento económico español fue el continuo que efectuó sobre el sistema tributario español, con un talante beligerante casi, de mejora continua. En ese sentido, no se puede explicar la reforma tributaria de 1978- -la Fuentes QuintanaFernández Ordóñez, que es la que alteró el sistema impositivo español que parecía anclado definitivamente en torno a la reforma Mon- Santillán de 1845- -sin el flanqueo de César Albiñana. Basta citar su libro La Contribución General sobre la Renta de 1956 para comprobar cómo fue el profesor Albiñana un precursor evidente de lo que vino después. La semana del 21 al 28 de agosto de 1978, a instancias del Instituto de Estudios Fiscales, que dirigía entonces Albiñana, se celebró un Seminario en la Univer- César Albiñana García- Quintana en la entrega del Premio Mi Cartera de Inversión, en noviembre del año pasado sidad Hispanoamericana de Santa María de La Rábida, de la que yo era Rector, dirigido por Fuentes Quintana y a la que asistió Francisco Fernández Ordóñez, ministro de Hacienda. Fue el primer toque de clarín de la puesta en marcha de la nueva estructura tributaria española. Albiñana había comprendido perfectamente aquello de Bernis en La Hacienda Española de que si bastó muchas ABC veces en las llamadas ciencias por antonomasia la meditación individual, ...no bastó ni bastará para hallar un buen sistema tributario la meditación de un hombre, porque un sistema tributario, como todas las instituciones sociales, es procreación del pueblo, obra de todos, labor que tiene que realizarse por muchos, así por las minorías selectas del talento y la expresión, como por los más amplios lechos de las per- sonas afectadas en sus intereses por los impuestos, y por todos los que se hayan puesto en contacto con el problema al calor de una buena voluntad Por eso Albiñana escribió en periódicos, concretamente, en la Sección de Economía de Arriba con Fuentes Quintana, con Cotorruelo, con Arnáiz, con Cerrolaza, conmigo. Por eso dio innumerables conferencias, participó en polémicas y debates, y siempre de la manera realista que resplandece, por ejemplo, en su ensayo de 1987, que siempre consideré ejemplar, titulado Estado y peso fiscal en España aparecido en Cuenta y Razón Se preguntaba en él si el peso fiscal no ha de detenerse en su incremento interanual porque daba la impresión de que nos aguarda un Estado con una Hacienda General empobrecida por las transferencias a la Seguridad Social, a las Comunidades Autónomas y a los Ayuntamientos, y con buena parte de sus ingresos administrados por la Comunidad Europea y si la sociedad estaría dispuesta a las tentaciones financieras del Estado que ella misma había impulsado con sus demandas César Albiñana fue un alto funcionario de Hacienda- -Inspector de los Servicios, Secretario General Técnico a raíz del Plan de Estabilización de 1959, director del Instituto de Estudios Fiscales- un catedrático ejemplar, un investigador fiscal incansable, pero, sobre todo, un patriota insigne. Para él España estaba sobre todo, y a través del Estado Fiscal y de resistir su crisis, encontró su tarea perenne. A nosotros toca no desfallecer en ella. ESQUELAS ALEXANDER DE MARCHANT ET D ANSEMBOURG FALLECIÓ EN VERSAILLES EL DÍA 10 DE MARZO DE 2007 D. E. P Sus padres, Jan y Nicole, condes de Marchant et d Ansembourg, que fueron embajadores de Holanda en España entre los años 1998 y 2003, así como sus amigos de Madrid RUEGAN una oración por su alma. El funeral por su eterno descanso se celebrará el viernes 16 de marzo, a las quince horas, en la iglesia de Notre- Dame de Versailles (Paris) y el entierro tendrá lugar a continuación. (2) PERIODISTA PREMIO NACIONAL DE PERIODISMO. CRUZ DE LA ORDEN DEL MÉRITO MILITAR CON DISTINTIVO BLANCO DE PRIMERA CLASE. CRUZ SENCILLA DE LA ORDEN DEL MÉRITO AGRÍCOLA. CRUZ DE OFICIAL DE LA ORDEN DEL MÉRITO CIVIL Y CRUZ DE ALFONSO X EL SABIO, ENTRE OTRAS FALLECIÓ EN MADRID DON ANTONIO JOSÉ GONZÁLEZ MUÑIZ PRIMER ANIVERSARIO ILUSTRÍSIMO SEÑOR EL DÍA 15 DE MARZO DE 2006 Habiendo recibido los Santos Sacramentos D. E. P Su esposa, ilustrísima señora doña María del Carmen Cebreiro González; hermanas políticas, sobrinos, sobrinos- nietos, primos, familiares y amigos RUEGAN una oración por su alma. La misa por su eterno descanso se celebrará el día 15 de marzo, a las veinte horas, en la iglesia parroquial Nuestra Señora del Lluc (c Virgen del Sagrario, esquina José del Hierro) de Madrid. (2)