Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 14 s 3 s 2007 ECONOMÍAsMOTOR 55 La CE plantea que España suba un 29 el impuesto al gasóleo profesional Los camioneros españoles pagan ahora 294 euros por cada mil litros de este combustible diésel, cantidad que se elevará hasta los 380 euros en el año 2014 MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. La Comisión Europea quiere subir el impuesto mínimo del gasóleo profesional para evitar que cientos de miles de camiones que recorren cada día Europa aprovechen sus trayectos para repostar en los países con impuestos más bajos, como es el caso de Luxemburgo y Austria, entre otros. En el caso de España la medida, que tiene que ser aún aprobada por unanimidad por el Consejo de Ministros de Economía de la UE, supondría una subida de 86 euros cada 1.000 litros, lo que supone un 29 de aumento ya que ahora se pagan 294 euros y la propuesta de Bruselas es que el mínimo se sitúe en 380 euros en 2014. La subida se haría en dos etapas: 359 euros en 2012 para acabar con los 380 en 2014. Un camión tiene capacidad en su tanque hasta para 900 litros de combutible. La idea de la CE es que la situación actual, en la que por 1.000 litros de este producto se pueden pagar de impuestos entre 220 y 693 euros dependiendo del país donde se reposte, no puede mantenerse. Desde el punto de vista de Bruselas esta distorsión fiscal no sólo afecta a los bolsillos de las empresas de transportes y de los camioneros, sino que atenta contra la competencia ya que las empresas que están situadas en países con unos impuestos sobre el diesel profesional bajos tienen costes de producción infe- 70.000 coches entrarán en España por tren, en vez de hacerlo en camiones ABC MADRID. Renfe Mercancías ha iniciado un nuevo proyecto por el que desde enero realiza el transporte de todos los vehículos de importación de las marcas Volkswagen y General Motors con origen en Alemania y Polonia. El transporte de estas unidades, 70.000 al año, se realiza en tren desde origen a destino, las campas situadas en Zuera (Zaragoza) y Fuencarral (Madrid) según informaron ayer fuentes de la compañía ferroviaria. Hasta que el operador Hispanauto puso en marcha este nuevo modelo logístico, los vehículos de importación que provenían de las tres fábricas de General Motors en Alemania y Polonia se transportaban en tren hasta la zona de Burdeos (Francia) donde los vehículos se transferían al camión y realizaban por carretera su entrada en la Península Ibérica y todo el recorrido en territorio español. En el caso de Volkswagen, los vehículos que se transportaban antes por ferrocarril precisaban de transbordo en frontera. En el nuevo proyecto, además de Renfe Mercancías, participan los ferrocarriles franceses (SNCF) y el gerente del tráfico alemán (Schenker Automotive Railnet) Renfe explicó que este sistema ha supuesto la canalización internacional por ferrocarril de origen a destino de toda la producción; la reducción del tiempo de viaje al menos a la mitad y la integración de España en el tráfico de importación de vehículos. Reducción del tiempo Un camión de gran tonelaje puede cargar hasta 900 litros de combustible en su tanque riores. A lo anterior se añade el turismo del depósito lleno que supone que cientos de miles de camiones repostan en aquellos países en los que les sale más barato, y el factor medioambiental, ya que entre todos los camiones a veces recorren millones de kilómetros para aprovechar la ventaja fiscal, distancia que de otro modo no recorrerían con lo que se reducirían emisiones de CO 2. En caso de que esta subida de impuestos se lleve finalmente a cabo es bastante probable que sean los consumidores ABC Objetivos Se pretende evitar el turismo conocido del depósito lleno que realizan los transportistas en la UE y que supone más contaminación y menos recaudación para los países con impuestos más altos La propuesta debe recibir aún el visto bueno por unanimidad de los Veintisiete quienes tengan que afrontarla en forma de productos más caros como consecuencia del encarecimiento del transporte. La propuesta del comisario europeo de Fiscalidad, el húngaro László Kovács, aprobada ayer por el Colegio de Comisarios, va sin embargo más allá ya que asegura además que ningún Estado miembro podrá tener unos impuestos inferiores a los del gasóleo profesional para el resto de combustibles, como es el diesel no comercial y la gasolina sin plomo.