Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 ECONOMÍA www. abc. es economia MIÉRCOLES 14- -3- -2007 ABC La UE frena el poder de los reguladores y abre el mercado europeo a la banca española Las trabas puestas por el ex gobernador Fazio al BBVA en Italia, entre los detonantes de la decisión MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. El Parlamento Europeo aprobó ayer en primera lectura una directiva de la Comisión Europea que limita los poderes de los bancos centrales y los reguladores para frenar la entrada de entidades foráneas en el sector bancario, seguros y sociedades de valores. La propuesta de nueva normativa partió del comisario europeo de Mercado Interior, Charlie McCreevy, en septiembre del año pasado, después de que algunas derivas proteccionistas, sobre todo en el caso de Italia y Polonia, frenaran la entrada en esos países de bancos extranjeros. En el caso italiano el perjudicado fué el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, que intentó hacerse con el control de la Banca Nazionale del Lavoro de manera infructuosa, ya que se topó con el entonces gobernador del Banco de Italia, Antonio Fazio, que rechazaba de plano la operación. El asunto llegó a tal punto que incluso el Banco Central Europeo, con JeanClaude Trichet al frente, recriminó públicamente la actuación del gobernador italiano, lo que no es nada habitual. El comisario McCreevy aseguró ayer, tras el voto a favor del Parlamento, que el objetivo de esta directiva no es ni animar ni desanimar las adquisiciones en el sector financiero Según McCreev, la Comisión Europea lo único que quiere es asegurarse que las decisiones industriales relacionadas con compras bancarias sean examinadas de manera clara y transparente por los reguladores nacionales. Es imprescindible que las decisiones legítimas de los empresarios no sean frustradas por autoridades demasiado celosas o por ingerencias políticas La nueva directiva sobre la materia, que todavía tiene que recibir el visto bueno del Consejo de Ministros de la UE y del Parlamento Europeo en segunda lectura, prevé clarificar los criterios a los que deben responder los bancos centrales cuando realicen el análisis de fusiones o adquisiciones en sus países por parte de entidades foráneas. Así, la propuesta de Bruselas plantea que los Europa se le resiste a los bancos españoles A los bancos españoles se les resiste el mercado europeo, a pesar de alguna que otra incursión. El Santander es la única entidad que ha tenido éxito, con la compra del británico Abbey National. Además está presente, a través de su filial Santander Consumer, en Alemania, Polonia, y Bélgica; en Portugal con Santander Totta y Santander de Negocios, y en Suiza. Mientras, BBVA tiene filiales en Portugal y Suiza, además de Banca Internacional d Andorra y Banca Mora en Andorra. El Popular está presente en Portugal con la BNC y en Francia con Popular France; y, el Sabadell está en Andorra. Antonio Fazio, ex gobernador del Banco de Italia, dimitió por el caso del BBVA y la BNL análisis se hagan en función de los siguientes requisitos: reputación de la entidad compradora, solidez financiera, reputación y experiencia de los dirigentes de la futura entidad, el respeto a las directivas comunitarias y ausencia del riesgo de blanqueo de dinero o de financiación del terrorismo. Además, otra de las novedades es que los bancos centrales o los reguladores sólo tendrán 30 días de plazo para analizar una operación, y no los tres meses actuales. A lo anterior se le añade también que el regulador sólo podrá suspender una operación de compra o fusión una sola vez, y no en sucesivas ocasiones, como ocurre ahora, lo que da más margen a los reguladores a continuar con sus decisiones eventualmente arbitrarias. La directiva aprobada ayer modificará así, una vez que termine su trámite, la Directiva Bancaria (2006 48 CE) la Tercera Directiva sobre seguro distinto del seguro de vida (92 49 CEE) la Directiva so- AP bre el seguro de vida (2002 83 CE) la Directiva sobre el reaseguro (2005 68 CE) y la Directiva 2004 39 CE relativa a los mercados de instrumentos financieros. Las directivas modificadas establecen una lista cerrada de criterios para verificar la idoneidad del adquiriente, lo que conlleva la plena armonización en toda la Unión Europea del proceso de evaluación de la idoneidad. La escasa consolidación del sector financiero europeo, o lo El Impuesto del Patrimonio se revisará en la reforma de la financiación autonómica Y. G. MADRID. El vicepresidente económico, Pedro Solbes, avanzó ayer que el Gobierno revisará el Impuesto sobre el Patrimonio, que ya prácticamente ha desaparecido en toda en Europa, en la reforma del sistema de financiación autonómica. Solbes, que participó junto con el secretario general del PSOE en Madrid, Rafael Simancas, en una conferencia sobre las claves de la política económica organizada por la APD, señaló que el Gobierno por sí solo no puede tomar la decisión de suprimir este tributo, ya que los recursos que se obtienen por el mismo los reciben las comunidades autónomas, por lo que deberán ser éstas quienes decidan sobre el futuro del mismo. La secretaria de Economía del PSOE, Inmaculada Rodríguez- Piñero, ya apuntó la pasada semana que la propuesta socialista pasará por incluir un mínimo exento elevado. que es lo mismo, la falta de entidades bancarias grandes capaces de competir con las americanas en un mundo cada vez más globalizado es objeto de análisis en la Comisión Europea desde hace años. Los ministros de Economía y Finanzas de la UE, el Ecofin, han estudiado también el asunto en varias ocasiones y pidieron en 2004 a la CE que analizara y descubriera los posibles obstáculos que impiden las operaciones de fusión y de adquisición en el sector financiero, derivados tanto de la existencia de diversas prácticas de supervisión como de otros factores más generales. La CE se puso manos a la obra y detectó los problemas que, además, eran los mismos para el sector bancario, los seguros y el de los valores mobiliarios. Después de detectar los problemas, como es habitual, consultó al sector que, en general, no dudó en coincidir con la opinión de la Comisión Europea en la existencia de trabas a este tipo de operaciones, sobre todo en los referido a la autorización cautelar y en la disparidad de criterios.