Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 14- -3- -2007 Benedicto XVI urge a los políticos a defender el matrimonio y la vida 39 Del ciber al paraíso El kamikaze de Casablanca salió perdonado de la cárcel en 2005. Salafista, familia rota, sin empleo y sin casa. Este es el caldo de cultivo en el que crecen muchos terroristas que llegan al paraíso a través de internet POR L. DE VEGA RABAT. Las autoridades de Marruecos reaccionaron con mano dura a los atentados de Casablanca en 2003, se apresuraron a aprobar una nueva ley antiterrorista y pusieron en marcha un vasto dispositivo bajo el que fueron detenidos varios miles de personas. Abdelfetah Raydi, el joven que en la noche del domingo se inmoló en un cibercafé de esa ciudad sin causar más muerte que la suya fue uno de ellos. Raydi fue acusado de pertenecer al movimiento conocido como Salafía Yihadía (salafismo combatiente) una rama radical del islam que justifica el uso de la violencia y empuja a sus seguidores a la yihad (guerra santa) La Justicia lo condenó a cinco años de cárcel, pero en noviembre de 2005, con 20 años, quedó en libertad tras verse beneficiado por una de las gracias que concede varias veces al año el Rey Mohamed VI. ¿Cómo es posible, cuántos como él habrán sido puestos en libertad? se preguntaba una vecina de Rabat en referencia a esas medidas que benefician al año a miles de presos. El joven salió de la prisión de Ukacha (Casablanca) donde había convivido en los meses anteriores con otros detenidos por la nueva ley antiterrorista. En la capital económica de Marruecos, una ciudad de más de cuatro millones de almas, con decenas de suburbios y barrios de chabolas, Abdelfetah no encontró ni trabajo, ni casa ni una familia con la que convivir. Abdelfetah era un vagabundo más. Sus padres estaban separados, no tenía un sitio donde ir ni una ocupación. Salió de la cárcel sin nada. Y esto es un problema, como para muchos otros jóvenes como él explica Abderrahim Muhtad- -un antiguo condenado a muerte erigido en portavoz de los presos islamistas al frente de la asociación Enassir- -al tiempo que condena lo que hizo el joven. Muhtad entabló contacto con Raydi cuando fue encarcelado. Solíamos hablar por teléfono, pero a partir de noviembre de 2005, cuando salió en libertad, casi dejé de saber de él dice. Para algunos especialistas en terrorismo y radicalismo islámico, como el profesor Mohamed Darif, éste es muchas veces el verdadero caldo de cultivo del terrorismo. Jóvenes desarraigados que caen en manos de ideólogos y cabezas pensantes que les prometen el paraíso si cumplen bien su obligación de combatir al impío. Así lo entendió este joven que se inmoló el domingo en un cibercafé cuando, al parecer, recibía las últimas instrucciones a través de internet sobre dónde debía atacar. El dueño del establecimiento fue quien dio la voz de alarma y llamó a la Policía, lo que precipitó la explosión. En la Prensa era tratado ayer como un ciber- héroe que evitó daños mayores. Precisamente, cinco días antes otro de estos locales había sido el escenario en el que había sido detenido Saad Hussaini, relacionado con los ataques en Casablanca de 2003. Los terroristas están haciendo su agosto con los cibercafés. Gracias a internet han creando una gran red mundial desde la que dar órdenes de manera discreta, fácil y barata. Ahí está todo. Desde soflamas contra Occidente, cristianos y judíos, hasta verdaderas enciclopedias sobre explosivos, uso de armas o preparación de atentados. En conflictos como la guerra de Irak, además, el impacto mediático de internet está siendo demoledor para atraer a nuevos yihadistas Los terroristas argelinos han importado para sus últimas acciones la técnica iraquí de grabar sus acciones para difundirlas a todo el mundo en páginas web. Estas grabaciones empujan a menudo a los jóvenes a convertirse en terroristas con la única herramienta de un ordenador. Un comentarista del diario Aujourd hui le Maroc tiene claro lo que es el cibercafé. Un lugar emblemático e inevitable del terrorismo de hoy. Allí se reciben las órdenes, la forma de actuar, la formación, la agenda, etcétera. Es el paso obligado para ir al paraíso, o al infierno El Magreb será prioridad de la presidencia portuguesa de la UE EFE LISBOA. El primer ministro portugués, José Sócrates, dijo ayer que la relación de la Unión Europea (UE) con el Magreb será prioritaria en la política exterior de la presidencia lusa de la UE en el segundo semestre de este año. En conferencia de prensa al término de la primera cumbre luso- tunecina, Sócrates dijo que la cooperación entre la UE y la orilla sur del Mediterráneo debe estar a la altura de las responsabilidades para hacer frente a los desafíos actuales en la región. El jefe del Ejecutivo luso reiteró su compromiso para celebrar en el segundo semestre del año la II Cumbre UE- África, en la que está previsto que se lance formalmente una estrategia conjunta de cooperación y diálogo regular. El primer ministro tunecino, Mohamed Ganuchi, dijo que espera que la presidencia lusa de la Unión Europea suponga un efecto positivo en el Mediterráneo y contribuya a la paz a través de una mayor colaboración basada en la razón y el diálogo entre los países de la región Ganuchi indicó que espera que la presidencia lusa sirva para que la UE tenga una mayor consideración hacia el Magreb y se relance el Proceso de Barcelona, abierto con la Conferencia Euromediterránea de 1995. En una declaración final, Portugal y Túnez pidieron que se relance el proceso de paz en Medio Oriente abogaron por la unidad, independencia y estabilidad de Irak y destacaron los esfuerzos de la comunidad internacional para la estabilización, reconstrucción y desarrollo de Afganistán. O al infierno... LUIS DE VEGA En diciembre y a primeros de marzo atacaron autobuses de empresas occidentales vinculadas al sector petrolero. En el primer atentado fue un convoy de una filial de la compañía estadounidense Halliburton en una carretera a las afueras de Argel. En el segundo, el objetivo fue una empresa mixta ruso- argelina. Las acciones terroristas fueron reivindicadas por el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC) afiliado a Al Qaida. El GSPC es el único grupo islamista que mantiene su actividad violenta en Argelia tras la promulgación en febrero del año pasado de una Carta de reconciliación nacional, por la que se otorgaba el perdón a los islamistas armados que se rindieran. Las páginas web islamistas se han convertido en una red donde caen atrapados jóvenes desarraigados