Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 14 s 3 s 2007 ESPAÑA 33 Fallecen cuatro hospitalizados en Alcalá en un brote de aspergillus de origen desconocido S. N. MADRID. El Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares ha registrado once infecciones a lo largo de dos meses provocadas por el hongo aspergillus. De estas once personas afectadas, todas ellas de avanzada edad y con graves patologías respiratorias de base, cuatro han fallecido y sólo una ha sido dada de alta. La dirección del centro sanitario ha abierto una investigación para intentar detectar el foco del brote, que todavía se desconoce. Este centro sanitario registra, como media, 18 casos de infección por aspergillus al año. El gerente del hospital madrileño optó por calificar las infecciones como afección, en vez de como brote, en un grupo de pacientes que se ha presentado en un tiempo más limitado de lo habitual El hospital, que depende del Gobierno autonómico, ha establecido varios controles y medidas de desinfección, además de paralizar las obras internas de conservación. La consejería de Sanidad, a través de la directora del Servicio Madrileño de Salud, Almudena Pérez, aseguró que la infección por este hongo oportunista está controlada aunque el gerente reconoció que pueden continuar detectándose nuevos casos El centro no ha relacionado directamente la infección por aspergillus con la muerte de estas cuatro personas. Es muy difícil decir que el germen haya sido la causa de la muerte, porque no tenemos constancia aunque sí reconoció que el hongo contribuye a aumentar la gravedad de los enfermos, indicó el jefe de Medicina Interna, Joaquín López. Los controles puestos en marcha para evitar la propagación del hongo afectan principalmente a las plantas cuarta y quinta del centro, donde se han producido los casos. A estas labores de limpieza con bacterizidas controlados se suma un seguimiento y análisis de los sistemas de climatización y tomas de muestras bacteriológicas en los lugares donde pueda encontrarse el germen. El hospital no descarta que este hongo, que infecta principalmente a personas inmunodeprimidas, tenga su origen en las obras de mantenimiento ahora suspendidas. La mayor concentración del germen no supone riesgo para personas sanas, según el jefe de Medicina Interna. El TS dice que el secreto también protege el número de móvil y absuelve a 14 narcos Anula las escuchas, que fueron autorizadas por el juez, porque antes la Policía había averiguado el número s Dos de los cinco magistrados discrepan de la sentencia NIEVES COLLI MADRID. El Tribunal Supremo ha absuelto a catorce presuntos narcotraficantes que el 28 de junio de 2005 fueron condenados por la Audiencia Nacional a penas que oscilaban entre dos y veinte años de prisión por su participación en tres operaciones cuya finalidad era a introducir en España 2.000 kilos de cocaína. El alto Tribunal, en una sentencia que cuenta con el voto particular discrepante de dos de los cinco magistrados, anula las intervenciones telefónicas que propiciaron las detenciones y, a partir de ahí, todas las pruebas en las que se sustentó la condena. La sentencia considera que la Policía vulneró el derecho fundamental al secreto de las comunicaciones cuando se hizo con los números de teléfono del cabecilla de la organización (Emilio Andrés Parra) para, después, solicitar al juez su intervención con el fin de hacer las escuchas Los teléfonos fueron averiguados por los agentes gracias al uso de aparatos electrónicos que identifican el número. Sin embargo, Parra ha sido condenado a 12 años de prisión (la Audiencia le impuso 20) por una de las tres operaciones (la de 480 kilos de cocaína) gracias a una prueba de cargo que nada tenía que ver con las escuchas telefónicas: la declaración de uno de los miembros de la red. La sentencia de la Sala Penal del Supremo, de la que ha sido ponente el magistrado Perfecto Andrés Ibáñez, cita la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) y considera que los números marcados en un teléfono son también parte de las comunicaciones telefónicas El derecho al secreto de las comunicaciones, explica, se extiende no sólo al contenido de la conversación sino, igualmente, a los datos técnicos reservados, mediante cuyo conocimiento podría llegarse a saber de la existencia de la misma en referencia a la conversación como tal Y en el caso de los móviles, precisa, el secreto comprende tanto la captura del número de abonado (si el acceso al servicio es por contrato) o de usuario (en el supuesto de tarjetas de prepago como la del código del terminal que, por una vía más indirecta, permite obtener el mismo efecto de invasión del ámbito del secreto Más allá, la sentencia dota de especial relevancia al hecho de que las tarjetas utilizadas por el acusado Emilio Andrés Parra fueran de prepago pues sus números estaban sujetos a un régimen comercial que otorga de facto un plus de reserva, pues la relación de pertenencia a un determinado titular resulta desconocida incluso para el propio operador que presta el servicio Así- -añade la resolución- la información constituida por la identidad del comunicante sólo pudo obtenerse incidiendo sobre él y, precisamente, en el momento de la comunicación Contrarios a esta tesis se han mostrado Andrés Martínez Arrieta y José Manuel Maza, que han redactado un voto particular. Ambos magistrados sostienen que, a partir del único dato que consta en la causa -la utilización de dispositivos técnicos que dan los números sólo cabe una conne que se ha producido la vulneración de un derecho. Esa conclusión- -afirman- -carece de base pues los medios técnicos empleados por los agentes existen y no son lesivos con la intimidad, que queda salvaguardada También discrepan de que las tarjetas prepago deban tener una mayor protección y de que los números puedan considerarse parte del secreto de las comunicaciones. Lo que debe protegerse, señalan, es la violación de los contenidos ideológicos de esa comunicación, los mensajes y el intercambio de ideas, opiniones, pensamientos, sentimientos, que constituyen la esencia de la misma. En una palabra, la conversación Los dos magistrados recuerdan que no todas las actuaciones policiales que suponen una leve injerencia en la intimidad de la persona requieren previa autorización judicial, y ponen como ejemplo los cacheos Asimismo, alertan de que la aplicación del criterio defendido en la sentencia impediría a la Policía solicitar cualquier intervención telefónica, pues de alguna forma se han obtenido los teléfonos informaciones confidenciales listados telefónicos, etc. Y concluyen: ¿Con base en qué fundamento podría afirmarse que si los números los facilita un confidente no hay vulneración de derecho fundamental alguno y sí, por el contrario, si se obtienen a través de un instrumento electrónico? Perfecto Andrés Ibáñez ABC clusión: que los funcionarios de la Policía, sin previa autorización del juez, obtuvieron los teléfonos sin injerencia alguna en las conversaciones mantenidas a través de las líneas a las que éstos se correspondían De hecho, una vez averiguados los números, solicitaron la autorización judicial para practicar las escuchas. Según los dos magistrados discrepantes, la sentencia parte de un prejuicio sobre la actuación policial y presupo- Confidencias y electrónica Muerte e infección El voto particular avisa de que la aplicación estricta de la sentencia dejaría sin margen de acción a la Policía La intimidad del número El juez prorroga el secreto del sumario sobre una parte del caso Malaya J. M. CAMACHO MÁLAGA. El titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella, Miguel Ángel Torres, instructor del caso Malaya acordó ayer el séptimo levantamiento parcial del secreto que pesa sobre este sumario desde hace un año. El juez mantendrá secreta otra parte. Torres entregó a las partes personadas en la causa ocho tomos. En el auto dictado ayer, el juez considera justificado prorrogar durante un mes más el secreto, puesto que la investigación no está concluida y hay un gran número de hechos delictivos muy ligados entre sí En consecuencia, se exige el sigilo y la consiguiente reserva a fin de lograr el esclarecimiento de los hechos y hacer triunfar los fines de la justicia Los diversos frentes en los que avanza la investigación explica, hacen necesario que las gestiones no sean conocidas por las partes con el fin de que no puedan interferir en las mismas Actualmente se encuentran en prisión por la operación Malaya cuyas primeras detenciones tuvieron lugar en marzo de 2006, el presunto cerebro de la trama y ex gerente de Urbanismo, Juan Antonio Roca; el ex alcalde marbellí Julián Muñoz; y los abogados Manuel Sánchez Zubizarreta y Juan Hoffmann. Por otra parte, los ex concejales de Marbella Rafael González y Marisa Alcalá, condenados a un año de cárcel por el caso Proinsa comparecieron ayer ante el juez por la querella presentada por la Fiscalía Anticorrupción e impitados por presuntas irregularidades urbanísticas relacionadas con firmas y permutas de terreno. Los ex ediles declararon por cuatro causas relacionadas con presuntos convenios urbanísticos irregulares. El letrado de González defendió la inocencia de su cliente y subrayó que pedirá pruebas para aclarar la participación de la Junta de Andalucía en esos hechos.