Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA www. abc. es MIÉRCOLES 14- -3- -2007 ABC Rubalcaba justifica la excarcelación de De Juana para evitar muertes Revela que la decisión se tomó cuando se arrancó la sonda s Zaplana cree demostrado que no creen en la ley y, por eso, montan el GAL o negocian con ETA GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. A un lado, el PP; al otro, el resto de las fuerzas parlamentarias, si bien Coalición Canaria y CiU, ante lo que juzgaron una imperiosa necesidad de tender puentes entre los dos partidos mayoritarios- -con los que han mantenido alianzas en función del color del Gobierno- prefirieron insinuarse como celestinas antes que oficiar de padrinos en el duelo protagonizado por Alfredo Pérez Rubalcaba y Eduardo Zaplana a propósito del régimen de prisión atenuada concedido al terrorista De Juana Chaos, que derivó en una revisión general de la política penitenciaria y antiterrorista de la democracia, y concluyó en un juicio global de intenciones con la inevitable evocación del 11 y el 14- M. Las voces de las minorías, que en medio del fuego cruzado intentaron aportar sosiego y templanza, sólo fueron oídas- -y no siempre escuchadas- -por los diputados restantes pues los más se dieron por satisfechos con asistir al espectáculo brindado por dos de las dagas más afiladas del parlamentarismo español, aunque ayer más bien empuñaron espadones para, mientras miraban por el retrovisor y amagaban con estocadas ocultas- me voy a callar, yo tampoco diré... chocar unos aceros de los que, en más de una ocasión, saltaron chispas. Como en las grandes tardes parlamentarias, la amplia Sala Internacional estaba hasta la bandera- -incluidos diputados en pie- -desde bastante antes de que apareciera el compareciente, con impecable terno azul, una abultada cartera y la noticia, difundida minutos antes, de la detención de tres presuntos etarras en Francia. ca: Los miembros de ETA, en el supuesto de que que en un momento determinado decidieran una actuación, que ojalá no se produzca, lo tienen más complicado en el sentido de que no pueden justificar que aquí se ha producido una cerrazón y una intransigencia por parte de Interior (Jaime Mayor Oreja, en 1996, para justificar el acercamiento de 32 presos mientras ETA mantenía secuestrado a Ortega Lara) RUBALCABA ZAPLANA Cualquier Gobierno tiene que encontrar la solución que evite males mayores. La decisión que hemos tomado evita muertes La decisión tenía que ser escrupulosamente legal y mantener la autoridad del Estado El PP excarceló a 292 presos de ETA. ¿Llevarán flores a todos los lugares donde cometieron sus asesinatos esos presos excarcelados por ustedes? En sus ansias de revancha, están siendo desleales con el Estado Ha reconocido el chantaje para no incomodar a los de las pistolas y poder mantener la expectativa del proceso No creen en la ley como fuerza única y suficiente para derrotar al terrorismo. Y, por eso, o montan el GAL o negocian con los terroristas Todos los beneficios penitenciarios que hayan podido tener los reclusos con el PP han sido por culpa y responsabilidad de lo que legisló el PSOE Escuchen a la gente y cambien el rumbo Se sopesó el tercer grado Fue el primer argumento ofrecido por Rubalcaba para justificar la decisión sobre el régimen para el cumplimiento de la mitad de la condena de tres años por dos delitos de opinión y amenazas que resta a De Juana. Un argumento que subrayaría más adelante al afirmar que, con esta fórmula, escrupulosamente legal el Gobierno ha buscado evitar males mayores mediante la solución que menos estimule el odio y el enfrentamiento social, que no permita a los terroristas fabricar mártires e iconos, y que no favorezca a quienes siempre buscan pretextos para justificar la violencia Es una decisión que evita muertes, empezando por la que se hubiera producido con toda certeza: la del propio De Juana sostuvo Rubalcaba, quien, tras revelar que incluso sopesó concederle el tercer grado y que la decisión última se tomó el día en que el preso se arrancó cuatro o cinco veces la sonda (día 24) concluyó que así, y sólo así, el Estado ha podido mantener su autoridad y neutralizar el chantaje de De Juana, que lo planteaba en términos de libre o muerto y no está ni libre ni muerto Rubalcaba construyó su comparecencia como un relato en tres piezas: la primera, fue A vueltas con el 11- M G. L. A. MADRID. Mintieron para no irse del poder Con esa frase, pronunciada al final de su primera intervención, sacó a relucir la matanza del 11- M el ministro del Interior, quien insistiría en el asunto al contextualizar la controversia sobre el caso De Juana como un episodio más de una batalla que empezaron el 14 de marzo El portavoz del PP, lejos de hacer caso omiso de la referencia o de arrugarse, no sólo respondió con el GAL, sino que retó a la mayoría socialista a reabrir la comisión parlamentaria de investigación que cerraron de forma vergonzante en la primavera de 2006, porque ustedes mismos no saben si son de fiar o no lo son Zaplana reivindicó la política antiterrorista de los Gobiernos de Aznar como la mejor que jamás se había planteado y subrayó que lo único que está acreditado es que los que mintieron fueron ustedes, en el Gobierno de González, después para recuperar el poder y ahora para mantenerse Acudieron en apoyo del PSOE, PNV e IU. Olabarria dijo que cuando se va difuminando la conspiración del 11- M, vuelven a mirar a Euskadi para encontrar votos en España Llamazares abundó: Dejamos una conspiración y empezamos otra. O hay negociación con ETA o hay chantaje Con el juicio sobre la matanza de Madrid en pleno desarrollo, quedó claro- -si había alguna duda- -que el 11- M será protagonista, junto con ETA, de la campaña para los comicios de mayo. un repaso pormenorizado de la política penitenciaria de los gobiernos de Aznar, que resumió en 195 acercamientos, 85 progresiones al tercer grado, 292 excarcelaciones y 21 libertades condicionales por enfermedad, en el marco de lo que calificó de desbarajuste penitenciario consentido con redenciones extraordinarias ilegales por hacer punto de cruz o tallar el hacha y la serpiente la segunda, la dedicó a justificar la decisión sobre De Juana; y la tercera, al juicio político: Viendo la política penitenciaria que hicieron, para criticar la nuestra, lo primero que tienen que hacer es repudiar la suya. Mintieron para no irse del poder y siguen mintiendo para recuperarlo, llevando al paroxismo sus ansias de revancha, aunque con ello estén debilitando al Estado Para el portavoz del PP, el alegato de Rubalcaba fue la confesión de que el Gobierno ha concedido a De Juana un un tercer grado encubierto -ese ré- Argumentos de hemeroteca Arrancó el ministro del Interior la larga sesión- -cinco horas- -arrojando al PP el primero de un voluminoso atado de legajos sacados de la hemerote- Ignominia para el proceso