Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 TOROS www. abc. es toros MARTES 13- -3- -2007 ABC El Califa se aferra a la vida de torero FERIA DE FALLAS Plaza de toros de Valencia. Lunes, 12 de marzo de 2007. Cuarta corrida. Toros de Samuel Flores y Manuela Agustina López Flores (3 5 y 6 de dispar y regular presentación en la seriedad general; mansurrones manejables pero sin final, salvo el 1 que destacó con diferencia; el 4 fue noble y huido. El Califa, de nazareno y oro. Pinchazo y estocada atravesada y desprendida (leve petición y vuelta) En el cuarto, estocada (oreja, petición de la segunda y dos vueltas al ruedo) Luis Miguel Encabo, de azul pavo y oro. Cuatro pinchazos, estocada atravesada y descabello. Aviso (silencio) En el quinto, metisaca y estocada atravesada (silencio) Tomás Sánchez, de verde botella y oro. Estocada (silencio) En el sexto, pinchazo hondo, estocada y descabello. Aviso (palmas de despedida) Ventura sale a hombros en un maratón de toreo a caballo sé Pacheco era cortarle las orejas al buen samuel que estrenó la tarde. Pero como es torero de situaciones límite, de agarrarse a la vida como un desesperado, con esa mirada de tigre hambriento, de púgil noqueado que saca una mano vencedora en el último asalto, le arrancó una oreja al huido y noble cuarto. El Califa se peleó para que no se le escapase un combate que había tenido antes en su muleta, e hizo todo lo posible porque no se le fuera del engaño, con mayor éxito con la izquierda, hasta que lo sujetó al final en una tanda en redondo ligada al máximo. El toro, aunque metía la cara, embestía con todo; el torero de Játiva le quería ganar el paso y la acción; entre una cosa y otra se lo pasaba muy cerca. Y era un tío. Le quedaba sólo matarlo, lo que no había hecho en el anterior a la primera. Así que se acordó de su lucha, de lo que sería su vida fuera del toreo, y ejecutó el volapié por todo lo alto. El premio cayó redentor, como dos vueltas al ruedo de Lazarillo que apuraba la segunda petición. Sólo en una de tres tandas de redondos al toro que abrió plaza halló El Califa el son que su zurda sí acopló templada al natural. A la faena le faltó un broche de emoción y muerte. En las corridas de Samuel Flores a veces aparecen toros como de feria friqui: el quinto tenía LA MAGDALENA Plaza de toros de Castellón. Lunes, 12 de marzo de 2007. Segunda corrida. Casi lleno (unas 9.500 personas) Toros de Los Espartales, incluido el sobrero (3 bis) colaboradores; destacaron los tres últimos. Rui Fernandes, rejón bajo (saludos) Andy Cartagena, pinchazo y rejón trasero (oreja) Sergio Galán, pinchazo, rejón y descabello (oreja) Diego Ventura, pinchazo y rejón trasero (dos orejas) Salió a hombros. Joao Moura hijo, pinchazo y medio rejón caído (petición y vuelta) Leonardo Hernández, rejón y siete descabellos. Aviso (saludos) Embestía con todo ZABALA DE LA SERNA VALENCIA. Coleaba la estela de la corrida mediática y su no hay billetes que ha puesto en el disparadero definitivo de cartel de moda y taquillero a Jesulín de Ubrique, El Cordobés y Rivera Ordóñez. Aunque realmente han sido los programas rosas del corazón la auténtica lanzadera de este fenómeno que amenaza con subir de tercera a primera división. Un llenazo así en fecha tan lejana de la parte mollar de Fallas no la recuerdan ni los viejos del lugar. Pero el entradón no legitima el comportamiento fanático de la legión de partidarios y partidarias, que diría Pepiño Blanco, autodefinido como aficionado visual ni justifica arrasar con los mínimos de seriedad de una plaza como Valencia en nombre de lo importante es que la gente venga y se divierta Se impone, como en todo, la doble moral, ser partidario de la eutanasia y del valor supremo de la vida a la vez, ser crítico con el periodismo que persigue a los toreros en su intimidad y a la par sacarle tajada y torear ochenta al año gracias a eso. Y ahora estos llenazos que son consecuencia directa de aquellos polvos, y que valdrán en su justa medida pero no a precio de todo a cien. Como El Califa no tiene quien le escriba, ni Tomate que lo saque, la gente lo mira con otros ojos y le canta con otros oles más masculinos, más trabajados. Tal vez sea demagógico el planteamiento, y lo que tenía que haber hecho Jo- El Califa cuajó excelentes pasajes al natural cuernos demamuten cuerpo menor y el tercero era el toro más feo del mundo, sin cuello, desagradable como el hombre elefante. Este último lo brindó absurdamente Tomás Sánchez al público, obviando su áspera mansedumbre. Lo mató fenomenal, algo que no hizo con el am- ALBERTO SÁIZ plio sexto, que le sirvió más. Encabo empezó bien con la derecha con un toroaltísimo y largoy acabó mal con la espada, defecto que nocorrigióen elsegundo desu lote, que duró lo justo o menos, como toda la facilota y mansurrona corrida, a excepción de aquel primero de calidad superior. JAIME GARCÍA El Juli y Cayetano, en el festival de Taura La Nueva Agrupación de Matadores- -a partir de ahora Taura- -presentó ayer el tradicional festival de los toreros, que se celebrará el 24 de marzo en Moralzarzal (Madrid) con un cartel de lujo: Conde, Francisco Rivera, Morante, El Juli, Perera, Cayetano y Julio Benítez. En la imagen, Rivera, Curro Vázquez, Espartaco, El Cordobés, Cayetano, el alcalde de Moralzarzal, José María Moreno, y El Tato. JAVIER LÓPEZ HERNANZ CASTELLÓN. Diego Ventura realizó lo más importante frente al mejor toro de Los Espartales en un auténtico maratón de rejoneo (más de tres horas duró el festejo) El caballero portugués se mostró espectacular y, a la vez, evidenció sus conocimientos de los terrenos, la precisa doma de sus caballos y el magnífico momento que atraviesa. Citó al toro desde el extremo contrario en un derroche de ejercicios de alta escuela entre el delirio general. Obtuvo el doble premio. El tercero fue devuelto por cojo y permaneció casi tres cuartos de hora en el ruedo al ser incapaces de que regresase a chiqueros- -de ahí el excesivo metraje del espectáculo- Finalmente, tuvo que matarlo Sergio Galán. Con el sobrero recorrió varias veces el anillo con el toro imantado a la cola del caballo en un recital de templanza. Paseó un trofeo. Cartagena tuvo una notable actuación en una mezcla de espectacularidad y ortodoxia que llegó con fuerza al público. Pinchó antes de dejar un rejón y se redujo el premio a una oreja. A Moura le correspondió un bravo antagonista, que aprovechó en una labor rítmica y templada. El cicatero presidente le denegó el trofeo. Rui Fernandes arriesgó con el mansurrón que abrió plaza en una digna labor. Leonardo Hernández cuajó un gran tercio de banderillas que malogró con el descabello. Lo aguantó en corto, clavó siempre en lo alto y se adornó con vibrantes piruetas.