Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Lunes 12 de Marzo de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.326. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. Quiero el cadáver de mi hijo Salvador Domínguez acaba de enterarse de que su hijo, desaparecido en 1998, está muerto en EE. UU. A Interior le ha bastado una carta de seis líneas para comunicarle la noticia. Él no sabe cómo recuperar los restos de su hijo POR ISABEL RODRÍGUEZ DE LA TORRE FOTO ROBER SOLSONA alvador Domínguez buscaba a su hijo desde 1998. Ahora ya sólo busca su cadáver. El 5 de septiembre Alberto salió de Cullera con su petate. Un hermano le acercó en coche hasta Valencia. Tenía previsto reunirse con su novia, Amparo, y con otra pareja. Se iban de acampada. Aquel encuentro nunca se produjo. Pasado el fin de semana, Alberto no volvió a casa. Tenía 29 años. Se lo tragó la tierra Salvador lee y relee la escueta carta remitida el pasado 21 de noviembre por el Ministerio del Interior. Fue un mazazo inimaginable Le duele la falta de sensibilidad de Alfredo Pérez Rubalcaba. Apenas seis líneas para comunicarle una tontería que su hijo esta muerto y que su cadáver se encuentra en Nueva York. Apenas seis líneas en las que este padre valenciano ha encontrado más preguntas que respuestas sobre esos nueve años de ausencia. No sabe casi nada: ni dónde murió, ni cuándo, ni cómo. Extraoficialmente la Policía de Valencia le ha dicho que su hijo falleció a los pocos días de desaparecer. ¡Y que yo no me entere hasta nueve años después se lamenta. Interpol identificó a Alberto Domínguez Turpín porque requirió a la Policía española las huellas dactilares y muestras de ADN de los familiares para cotejarlos. ¿Por qué no me dicen dónde está ese cuerpo del que han sacado las muestras? yo no entiendo de esto, pero no me fío Salvador está cansado, dolido, harto de esa burocracia que lo hace todo más amargo. La Policía le dice que Interpol Washington ha desoído las tres reclamaciones que se han formulado para recuperar el cadáver; en el EN EL AIRE Mónica FernándezAceytuno NIDOS DE MARZO uienquiera que silbe hoy al aire obtendrá la respuesta de los pájaros que estén construyendo el nido. Responden los machos y el canto se dirige a los miembros de la propia especie, pero también contestan al intruso de otra especie que silba junto al territorio donde incuban y, aunque no tengamos siringe, hay ahora tantas especies que responden a nuestros silbidos, que podemos pasar la mañana silbando con los pájaros. Además de responder para defender su territorio, también cantan para atraer la atención de las hembras, y así se podrá escuchar hoy en casi todas las ciudades españolas, al gorrión macho compitiendo vocalmente en grupo por la atención de una hembra. Como ya apuntara aquí Valentín García Yebra, el gorrión común macho es el que lleva el babero negro en contraste con unas mejillas muy blancas, y aunque incuben la puesta ambos padres, la hembra tiene tonos más apagados, desdibujados y ocres para pasar desapercibida mientras incuba. El macho canta y su nido es desordenado y sencillo como su canto. Ya lo escribió Tolstoi en Resurreción... hasta en la ciudad, la primavera es siempre primavera. Resplandece el sol, la hierba rediviva crece allí donde no habían conseguido extirparla: no sólo en los senderos y paseos, sino entre las piedras de la calle; los abedules, álamos y cerezos silvestres esparcen la pompa de sus hojas fragantes y vistosas; los tilos ostentan sus botones, prestos a estallar; los gorriones, las palomas y las chovas construyen alegremente sus nidos; las moscas zumban en el aire, extasiadas al sentir de nuevo el calor del sol; todo respira alegría: árboles, pájaros, insectos y niños Q S Salvador Domínguez exhibe un cartel con la foto de su hijo Ministerio de Exteriores le dan la callada por respuesta y la cónsul española en Nueva York le ha prometido estudiar un caso del que asegura no tener conocimiento previo. En estos nueve años, Salvador ha puesto rostro y voz a 14.600 desaparecidos. Ha recorrido España y ha buscado a Alberto por medio mundo; no le ha quedado teléfono al que llamar ni instancia administrativa a la que recurrir. El rastro de su hijo se pierde en Colombia. En 2004 Salvador recibió una carta de las autoridades de aquel país. Alberto Domínguez, decían, había entrado en Bogotá el 23 de septiembre de 1998 en un vuelo procedente de Londres. En octubre de ese mismo año tomó otro avión con destino a Miami. Interpol dijo que ninguna persona con ese nombre había entrado en Miami. Si la Policía de Nueva York encontró el cadáver el 23 de octubre de 1998, ¿por qué en España no se sabe hasta ahora