Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 12 s 3 s 2007 Primera división s Vigésima sexta jornada DEPORTES 87 Pitos y flautas para el Atlético El público silbó al equipo por su fútbol y a Aguirre por los cambios, pero Gabi y Mista, los sustitutos, sentenciaron y acercaron al club a la Champions Atlético de Madrid Deportivo 2 0 zaron a tener el balón. Si Torres protagonizó dos remates que Aouate anuló, Stoyanoff puso el miedo en las gradas con dos galopadas que recordaron a los viejos tiempos. La primera finalizó con un pase de la muerte que no encontró matador. La segunda la cabeceó fuera Arizmendi. Hubo dos sistemas similares frente a frente y el encuentro lo decantó la clase individual, el toque de calidad que marca la diferencia. El Deportivo se adueñó del balón durante una hora de espectáculo- -es un decir- -y no supo igualar un resultado que los simpatizantes rojiblancos vieron en peligro hasta que Mista trajo la serenidad. Advertidos por Aguirre, sus muchachos buscaron la sentencia tras la bronca del intermedio. Antonio López y Jurado enviaron dos disparos a la madera. Pero el control territorial era visitante. Sensacional, Estoyanoff no paró de penetrar por la derecha y de crear oportunidades. Leo Franco despejó dos disparos del extremo uruguayo, quien también fabricó la jugada que Coloccini estrelló en el brazo de Zé Castro. No era penalti, porque lo tenía pegado al cuerpo. Así jugó el Atlético Leo Franco: bien. Valera: sin calificar. Zé Castro: regular. Eller: bien. A. López: regular. Galletti: notable. Luccin: regular. Maniche: mal. Jurado: bien. Torres: regular. Agüero: mal. Seitaridis: regular. Mista: bien. Gabi: sin calificar. El técnico: Aguirre. Regular. El Atlético comenzó bien, pero después no supo evitar que sus hombres jugarán al contragolpe. Lo mejor: Las incursiones, los regates y los disparos de Galletti. Los recursos técnicos de Jurado. Lo peor: La falta de actitud del equipo para querer mandar. Las salidas de Leo Franco, lesionado. Atlético (4- 4- 2) Leo Franco; Valera (Seitaridis, m. 4) Zé Castro, Eller, Antonio López; Galletti, Luccin, Maniche, Jurado (Gabi, m. 75) Torres y Agüero (Mista, m. 68) Deportivo (4- 2- 2- 2) Aouate; Manuel Pablo (Taborda, m. 85) Lopo, Coloccini, Capdevila; Sergio, De Guzmán (Rodríguez, m. 46) Estoyanoff, Cristian (Verdú, m. 60) Arizmendi y Riki. Árbitro Mejuto González. Amonestó a Estoyanoff (quinta) Goles 1- 0, 50 segundos: Galletti. 2- 0, m. 84: Mista. Así jugó el Deportivo Aouate: bien. Manuel Pablo: regular. Lopo: bien. Coloccini: bien. Capdevila: mal. Sergio: regular. De Guzmán: mal. Estoyanoff: sobresaliente. Cristian: mal. Arizmendi: bien. Riki: regular. Rodríguez: regular. Verdú: bien. Taborda: sin calificar. El técnico: Caparrós. Bien. Planteó un buen sistema de presión y contraataque que el 1- 0 rompió. Luego buscó el empate Lo mejor: Las galopadas de Estoyanoff, que envió pases de la muerte sin matador. Lo peor: Los fallos de Capdevila en defensa y de Cristian y De Guzmán en el toque de balón. Estoyanoff, a la vieja usanza TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. De los pitos a las flautas sólo hay la distancia de un gol. De los silbidos a la ovación únicamente existe la diferencia entre acertar frente a Leo Franco o rematar el 2- 0 de la tranquilidad. Criticado por su afición, el Atlético acabó con la preocupación gracias a la calidad de su contragolpe. Decidió el partido a seis minutos del final después de sufrir los envites del Deportivo, un rival que mareó la perdiz y no la cazó. El ataque creado por Gabi y Galletti en una bonita pared fue convertido por Mista en el segundo gol, el que aseguró los puntos que colocan al equipo, de nuevo, al acecho de la Liga de Campeones. Aunque el fútbol desplegado por unos y otros no alcanzó, ni mucho menos, tal nivel. El Atlético no debe hacerse el avestruz y esconder la cabeza debajo de la clasificación. El enfado de los seguidores tuvo dos argumentos reales: el mal juego y los miedosos cambios de Aguirre. Menos mal que los locales, es noticia, comenzaron con actitud desde el pitido inicial y a los cincuenta segundos construyeron el primer tanto, obra y gracia de Galletti. El argentino se escapó del horrendo Capdevila- -no por feo, sino por malo- -y fusiló al guardameta israelí. Jurado estuvo a punto de marcar un minuto después del 1- 0 y, pasada esta alegría, comenzó a vislumbrarse la filosofía del partido. Los hombres de Aguirre dejaron claro que deseaban aplicar el contraataque y los chicos de Caparrós empe- Galletti celebra su gol, marcado a los cincuenta segundos La entrada de Verdú asentó el dominio blanquiazul. Los cambios de Aguirre calentaron el enojo del pagano. Agüero y Jurado se marcharon al banquillo y el público tocó música de viento contra el mexicano. Mista y Gabi era los sustitutos. Su reacción fue inventar el contraataque, junto a Galletti, que significó el gol del respiro. Entonces, la masa del moderno co- IGNACIO GIL liseo romano que hoy es un campo de fútbol pasó del silbido al aplauso. Sin embargo, los más viejos del lugar no dieron palmas. El pulgar se levantó hacia arriba dos veces, pero el fútbol tuvo el pulgar hacia abajo demasiado tiempo. Lo mejor para Aguirre es que la Liga es tan mediocre que ellos no desentonan. La Liga de Campeones está a tiro de un pulgar. Grave lesión de Valera que será operado y estará seis meses de baja ABC MADRID. Se ha acabado la temporada para Valera. El lateral del Atlético de Madrid estará seis meses de baja debido a una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Así lo reveló la resonancia magnética a la que fue sometido ayer en la clínica Fremap al término del partido. Valera será intervenido quírúrgicamente en los próximos días. El rojiblanco, a consecuencia de un choque, abandonó el campo en camilla en el minuto 3. Por otro lado, el tanto de Galletti, conseguido a los 50 segundos, sorprendió a tirios y a troyanos. Los tirios, dirigidos por Caparrós, se llevaron la reprimenda. A un equipo profesional no le pueden marcar un gol tan pronto, antes del minuto (era una crítica a Capdevila) Después fuimos a remolque. Dominamos y buscamos el empate, pero faltó definición Aguirre fue sincero: El 1- 0 nos sorprendió hasta a nosotros. El gol y la lesión de Valera puso un ambiente extraño en el partido El técnico quitó importancia a los silbidos que recibió al quitar a Agüero y a Jurado. Zigic tuvo la victoria al final, pero lanzó al larguero ELOY FRANCISCO ARGOS SANTANDER. El Español tardó seis minutos en adelantarse en el marcador al agarrar Riera un disparo al borde del área tras un despiste defensivo del Racing. Pero la alegría le duró tres minutos. Munitis fue derribado en el área y el colegiado señaló la falta fuera. Los jugadores racinguistas se fueron directos al juez de línea para reclamar penalti. El colegiado consultó con él y señaló finalmente la pena máxima. Garay se encargó de ejecutarla. El Español no se descompuso y enseguida dispuso de una doble ocasión, con un remate primero de Pandiani, que rechazó Toño, y luego de Coro, que salvó de nuevo el meta local. Los de Portugal pudieron marcar a los 31 minutos con un pelotazo muy lejano de Vitolo, tras despeje de la defensa españolista que se marchó fuera. En el minuto 49 Garay mandó un balón que rozó uno de los postes, y en el 57 Scaloni puso en apuros a Kameni con un disparo raso. Sin embargo a medida que transcurrían los minutos el partido se volvía más trabado para el Racing en tanto que el Español se sentía más seguro y cómodo sobre el terreno de juego. Por eso Miguel Ángel Portugal, que no lo veía claro, se decidió por un doble cambio Racing Español Racing (4- 4- 2) Toño; Pinillos, Rubén, Garay, Cristian Fernández; Scaloni, Vitolo, Colsa (Balboa, m. 73) Serrano (Momo, m. 73) Munitis y Zigic. 1 1 Español (4- 4- 2) Kameni; Lacruz, Serrán, Jarque, Velasco; Coro (Ángel, m. 77) Ito, De la Peña (Torrejón, m. 91) Riera; Pandiani (Luis García, m. 60) y Tamudo. Árbitro: Fernández Borbalán. Amarillas a Riera, Vitolo y Zigic. Goles: 0- 1, m. 6: Riera. 1- 1, m. 9: Garay, de penalti. Muchas ocasiones poniendo en liza a Balboa y Momo en lugar de Serrano y Colsa. Se animó un poco el Racing, y sobre todo a raíz de que en el minuto 76 un remate de cabeza de Zigic a centro de Munitis se estrellara en el larguero.