Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CIENCIAyFUTURO Medio Ambiente LUNES 12 s 3 s 2007 ABC La atracción fatal de un parque nacional Monfragüe es un paraje ciertamente maravilloso, de ahí que preocupe el efecto llamada que su declaración como parque nacional puede suponer. Por eso, desde Ecologistas en Acción se reclama aumentar el área protegida para garantizar así mejor su conservación, una cuestión que también planteó el propio Ministerio de Medio Ambiente en un informe presentado en el Consejo de la Red de Parques, a pesar de que previamente había modificado la superficie mínima exigible a estos espacios protegidos. La posible ampliación debería llegar pronto, toda vez que algún alcalde de la zona ya ha señalado que existen promotores interesados en construir en terrenos en zonas aledañas al parque nacional, siendo éste uno de los mayores riesgos de deterioro, según denuncian desde Ecologistas en Acción. Monfragüe es un verdadero paraíso ornitológico, muy visitado por los amantes de las aves EFE Monfragüe, la casa del buitre Los grupos ecologistas reclaman que, ahora que es parque nacional, se respeten las prohibiciones a la caza que existen en estos espacios, al tiempo que advierten de la necesidad de una ampliación para evitar las construcciones en zonas aledañas POR ARACELI ACOSTA CÁCERES. Visitamos Monfragüe el mismo día en que el Boletín Oficial del Estado publicaba su nueva condición de Parque Nacional, el décimocuarto con los que cuenta España. En principio nada ha cambiado por su paso de parque natural a ostentar la máxima figura de protección: los carteles aún no se han modificado y su extensión sigue siendo la misma de antes (18.396 hectáreas) ni una más para el primer parque nacional de Extremadura, precisamente la comunidad con menos superficie protegida de nuestro país, a pesar de estar entre las de mayor extensión. Ésta es una de las críticas con las que nace este nuevo parque nacional, tras la polémica modificación de la superficie mínima exigida a estos espacios de 20.000 a 15.000 hectáreas en la nueva Ley de Parques Nacionales. Pero la presión de los propietarios colindantes, además de que la gran mayoría (unas 16.000 hectáreas) de la superficie del parque es privada, han jugado en contra de un paisaje exponente del bosque mediterráneo, donde encinas, alcornoques, arces y fresnos, y roquedos, entre los que discurren las aguas, quietas por embalsadas, del Tajo y del Tiétar, dan cobijo a la colonia de buitre negro más importante del planeta. Hay unas 430 parejas nos explica Cándido, guarda del parque natural desde hace veinte años. Nos dirigimos a la zona conocida como Lugar Nuevo. Por aquí se avistó el último lince hace 5 o 6 años, dice Cándido. Explica que hacen escuchas en épocas de celo y también han hecho fototrampeo, pero sin resultados positivos, y mientras no haya una foto, no hay lince aunque sin duda éste sería un buen hábitat para él, ya sea en la espesura de Monfragüe o en sus extensas dehesas. De las encinas y alcornoques que plantan en una zona donde están arrancando los eucaliptos que, como en otros tantos lugares de nuestro país, sustituyeron a la vegetación original por su rápido crecimiento y el afán por la madera, pasamos a unas tierras dominadas por el pino piñonero y el pinaster. Bajo ellos, dando color a sus troncos, el rosa de los brezos y el blanco de las jaras, y en las suaves laderas que bordean la margen derecha de nuestro camino, cierva y cervatillo, con paso alegre pero asustadizos, nos regalan la primera visión faunística de Monfragüe. Sin embargo, los grupos ecologistas denuncian que esta visión es cada día más excepcional, toda vez que las monterías, que han estado a la orden del día en el parque, han hecho más difícil la observación de la fauna, pues ésta aumenta su distancia de huida. Aunque no reconoce abiertamente la existencia de estas monterías, Cándido sí dice que es necesario algún control de población de estos hervíboros, si bien admite que lo mejor sería que lo hicieran los propios guardas del parque para evitar así la muerte de ejemplares jóvenes. Será entonces necesario indemnizar a los dueños de las fincas de propiedad privada que tienen partes de sus terrenos dentro de lo que ya es parque nacional, porque ahí ya no se podrá cazar. Tampoco se podía antes, pues la Ley de Caza y la de Conservación de la naturaleza y de espacios naturales de Extremadura prohíben expresamente la caza en los parques naturales. Cándido nos señala un buitre leonado en el cielo de un día gris en Monfragüe. Una envergadura de 2,70 metros, para una especie que cuenta con 600 parejas en este paraje, y que hace sombra a todo lo que se mueva por debajo. Y un poco más abajo del camino encontramos la imagen más buscada: dos ni- Monterías en el parque El bosque mediterráneo da cobijo a la colonia de buitre negro más importante del planeta Los ecologistas denuncian que hay alcaldes interesados en construir en las márgenes del parque dos de buitre negro con los adultos incubando. Más arriba, entre piñoneros y pinaster, tres nidos más, pero sin duda, verlos en vuelo, con sus tres metros de envergadura, sobre los enebros cerca del Arroyo Barbaón, hace temblar más de un prismático. Luego, un halcón peregrino, un águila real- -la imperial es cada vez más escasa- y nos dice Cándido que un poquito más abajo anida la cigüeña negra Pero ni rastro de ella en este atardecer extremeño. Una especie escasísima, pero que al día siguiente se dejó ver sobre el Tajo embalsado a la altura de la Finca Las Cansinas. Bajo la mirada de decenas de buitres leonados en los cortados rocosos de este tramo del río- -algunos pasaron con un batir de alas realmente atronador por encima de nuestras cabezas- el vuelo de la cigüeña negra es delicado y grácil, coloreando los reflejos del agua con su pico y patas de color rojo. De vuelta, cruzamos un precioso alcornocal salpicado de charcas, pero también de algún elemento que desentona. Una torre de alta tensión mantiene encerrado a un alcornoque, de menor tamaño que sus vecinos libres de hierros. Sólo es un aviso de las amenazas a las que se enfrenta un parque nacional que acaba de nacer Más información sobre el parque: http: www. monfrague. com