Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL El conflicto iraquí LUNES 12 s 3 s 2007 ABC Alberto Sotillo NUESTRO LADO l terrorismo islamista no habría acabado ni en el caso de que se hubiese ganado la guerra de Irak, ni aunque se hubiera tirado una bomba atómica en Afganistán (hubo quien especuló con tal posibilidad) Es un error identificar el terrorismo yihadista con un determinado país. Entre otros motivos porque a menudo esos terroristas nacen y se crían entre nosotros y, puestos a buscar un objetivo militar, igual resulta que la bomba atómica habría que tirarla en Lavapiés. Es una bárbara irresponsabilidad estigmatizar a todos los musulmanes que viven con nosotros como a fanáticos o gente acérrima e inasimilable. Pero no menos irresponsable es cerrar los ojos a la realidad de que en nuestras ciudades hay fanáticos que creen que los asesinos del 11- M son héroes o que, sin llegar tan lejos, aspiran a vivir en el centro de Madrid como en un gueto talibán. La yihad es un fenómeno globalizado para el que no hay Estados ni fronteras nacionales. Ellos sí que creen en la guerra de civilizaciones. La acción exterior debería empezar por no crear más universidades y centros de reclutamiento terroristas como el de Irak. O sea, lo contrario de lo que se está haciendo. Pero el terror también hay que combatirlo en casa. En la escuela, en la calle, en los medios de comunicación y en la mezquita. El Estado no puede dar la espalda a la religión ni aferrarse a la anticuada cruzada laica, que es otra forma de cerrar los ojos a la realidad. La religión ya es parte de la problemática política europea. Y es una irresponsabilidad dejar la financiación de las mezquitas y la formación de los imanes en las casi exclusivas manos de Arabia Saudí, país que profesa el fundamentalismo más radical del mundo. El Islam es una gran civilización que va mucho más allá de la prédica fanática de Mohamed Ibn Abd AlWahab y sus sucesores. Más allá tambien de la polémica del velo, la escuela debe enseñar que el Islam consagra el valor supremo de la vida y de la Justicia. Y más allá de debates espurios, la clase política tendría que molestarse en idear una estrategia contra esos guetos talibán que se esconden en nuestras ciudades. ASESINOS A E Un niño contempla los restos de un coche bomba que estalló ayer en en centro de Bagdad y que causó 31 muertos AP EE. UU. eleva sus refuerzos para Irak y Afganistán hasta los 30.000 soldados La escalada militar se produce sin que haya concluido el despliegue de 21.500 militares ordenado por la Casa Blanca en enero y cuestionado por el Congreso PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Además del polémico refuerzo de 21.500 soldados ordenado en enero para intentar controlar la espiral de violencia en Bagdad, la Administración Bush confirmó este fin de semana su intención de desplegar 8.200 soldados adicionales en Irak y Afganistán. Sin que parezcan importar los graves problemas de personal que acusa el Pentágono y los intentos de la nueva mayoría demócrata en el Congreso de EE. UU. para trabar este tipo de decisiones bélicas. Los refuerzos adicionales aprobados por el presidente Bush suponen un contingente de 4.700 soldados para Irak, en misiones de respaldo a la ofensiva de seguridad en curso. Aunque los 21.500 refuerzos iniciales no terminarán de desplegarse hasta el verano, el Pentágono contempla una multiplicación de necesidades logísticas, incluida la custodia de un gran número de prisioneros iraquíes. En el caso de Afganistán, la Casa Blanca ha ordenado el envío de una brigada con 3.500 efectivos para acelerar el entrenamiento de fuerzas locales. Cifra que duplica el anteriormente anunciado aumento de 3.200 tropas en territorio afgano para hacer frente a la temida ofensiva de primavera de los talibanes. Estas decisiones suponen que la presencia militar del Pentágono en Afganistán alcanzará niveles no vistos desde la invasión tras el 11- S pese a la cooperación de la OTAN. En el caso de Irak, el envío de refuerzos adicionales ha planteado serias dudas sobre el volumen y plazos de lo que la Administración Bush ha presentado como un aumento temporal hasta el listón de veinte brigadas de combate, con 3.500 efectivos cada una. Para financiar estas nuevas decisiones, la Casa Blanca ha remitido a la speaker Nancy Pelosi una carta solicitando 3.200 millones de dólares con carácter de emergencia. En la carta a la líder de la Cámara Baja, cuerpo legislativo con la voz cantante en materia presupuestaria, Bush afirma que esta solicitud servirá para alinear mejor nuestros recursos de acuerdo a los análisis de comandantes militares para lograr el objetivo de establecer Irak y Afganistán como naciones democráticas y seguras Dentro del pulso abierto entre el Legislativo de Estados Unidos y la Casa Blanca sobre gestión bélica, los líderes demócratas de la Cámara de Representantes presentaron la semana pasada un plan para lograr la salida ordenada y responsable de las tropas del Pentágono para antes del 1 de septiembre del 2008 y evitar sacrificios adicionales en lo que a su juicio es una situación de guerra civil entre iraquíes. Esta iniciativa legislativa provocó amenazas de veto por parte de la Casa Blanca que considera la imposición de plazos fijos para la presencia militar del Pentágono en Irak como una especie de concesión ventajosa para los insurgentes. A juicio de Nancy Pelosi, con estas amenazas de veto el presidente solamente ofrece un compromiso sin fin en una guerra sin final que ignora peligrosamente las repetidas advertencias de altos mandos militares, incluido el comandante en Irak, el general David Petraeus, que la semana pasada declaró que ese conflicto no puede ser resuelto militarmente 3.200 millones de dólares Más de 30 muertos en otro atentado con bomba contra peregrinos chiíes AFP BAGDAD. Al menos 58 personas murieron ayer en ataques en Irak, 43 de ellas en Bagdad, un día después de cerrarse la Conferencia internacional sobre seguridad destinada a acabar con la violencia en Irak. La ola de atentados ocurrió además mientras millones de peregrinos chiíes abandonaban Kerbala, 110 kilómetros al sur de Bagdad, tras el fin de la conmemoración del XL día después de la muerte del imán Hussein, a la que asistieron entre 6 y 9 millones de peregrinos según las autoridades locales. En Bagdad, tres atentados mataron a por lo menos 43 personas. El más mortífero, con 31 muertos y 25 heridos, tomó como blanco a peregrinos que regresaban de Kerbala, indicaron los servicios de seguridad. ABC. es Informe especial sobre el conflicto iraquí en abc. es internacional