Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 DEPORTES www. abc. es deportes DOMINGO 11- -3- -2007 ABC Casillas, que realizó otro partido brillante y salvó a su equipo en la primera parte, poco pudo hacer ante el tercer y último gol de Leo Messi REUTERS El Madrid perdona al Barcelona Se dejó empatar en el último minuto un partido que tenía ganado ante un rival con diez toda la segunda parte ENRIQUE ORTEGO BARCELONA. El Real Madrid perdonó ayer al Barça de mala manera. No será extraño que los de Capello se acuerden de los dos puntos que ayer se dejaron escapar en el último minuto ante un Barça que jugó con diez toda la segunda parte por expulsión de Oleguer. El Madrid se había trabajado bien el triunfo en una buena segunda parte, pero Messi coronó su gran noche con un tanto final que a su equipo le vale para mantener los cinco puntos de ventaja y salvarle de una derrota de esas que siempre suele tener consecuencias psíquicas. Rijkaard volvió a vestir al Barça con el traje de Cruyff. Insistió con el 3- 4- 3 que evidentemente, resultados al margen, no le sienta bien, no se ajusta bien a su figura. Sufre mucho defensivamente con sólo tres elementos en la zaga y sacrifica mucho a los hombres del centro del campo en funciones de destrucción, sobre todo a Iniesta, que se pasa demasiados minutos más de lateral que de interior y más cerca de su área que de la contraria. Capello sí volvió a su 4- 4- 2 y una vez más sacrificó las bandas para amontonar hombres por el centro. Aprovechando la frialdad comentada y un fallo de Thuram en el despeje, Van Nistelrooy adelantó a su equipo a los cinco minutos, pero a los blancos les pasó lo mismo que a los azulgrana, atrás ofrecieron muchas facilidades. Bien es verdad que tener delan- Barcelona Real Madrid 3 3 Barcelona (3- 4- 3) Valdés; Oleguer, Thuram, Puyol; Xavi, Márquez (Gudjhonsen, m. 82) Iniesta, Deco (Belletti, m. 71) Messi, Ronaldinho y Eto o (Sylvinho, m. 46) Real Madrid (4- 4- 2) Casillas; Salgado, Helguera, Sergio Ramos, Torres; Raúl (Robinho, m. 61) Diarra, Gago, Guti (De la Red, m. 82) Higuaín y Van Nistelrooy. Árbitro: Undiano Mallenco. Amarilla a Sergio Ramos, Márquez, Van Nistelrooy, Xavi, Deco, Diarra, Salgado y Gago. Dos, y roja (m. 45) a Oleguer. Goles: 0- 1, m. 5: Van Nistelrooy. 1- 1. m 11: Messi. 1- 2. m. 13: Van Nistelrroy, de penalti. 2- 2. m. 28: Messi. 2- 3. m. 73: Sergio Ramos. 3- 3, m. 90: Messi. Van Nistelrooy tampoco falló. Se repitió la historia inmediatamente. El Barça entraba una y otra vez con pases interiores a la espalda de los centrales blancos y antes de que Messi de nuevo empatase el partido, Eto o volvió a perdonar ante Casillas, que ayer le tenía comida la moral. El Barça llegaba muy fácil Capello, otra vez, sin bandas te a Messi- Ronaldinho- Eto o debe impresionar, pero no tanto como para llegar con tanta soltura. Antes de que Messi empatara (m. 11) ya lo podía haber hecho Eto o en un mano a mano que le sacó Casillas. No tardó ni un minuto el Madrid en volver a ponerse por delante. Oleguer comenzó a ganarse la expulsión derribando tontamente a Guti en el área y Llegaron entonces los mejores momentos locales, pero no acertaron a rematar al rival herido y al Madrid volvió a ponérsele el partido muy de cara con la expulsión de Oleguer, que demostró su escasa inteligencia al hacer otra entrada a Gago en el medio campo que le costó la segunda amarilla. Tenían los de Capello toda la segunda parte por delante para ganar el partido contra un hombre menos y meterse de lleno en la lucha por la Liga. Rijkaard tuvo que recomponer líneas. Quitó a Eto o y metió a Sylvinho y pasó a jugar arriba sólo con Ronaldinho y Messi. El Madrid se vio obligado a tomar la iniciativa porque el Ba- rça se la dio, pero le faltaba chispa, profundidad. Sus ataques eran demasiados previsibles. Capello no fue ajeno a la situación y con media hora por delante sacó a Robinho por Raúl. Estaba el partido para la velocidad del brasileño, pero quien siguió apareciendo fue Van Nistelrooy, que tuvo otras tres ocasiones de gol en cinco minutos y Valdés le sacó las tres para desesperación del holandés, que posiblemente ayer hizo el mejor partido desde que está en el Madrid. El Barcelona fue acusando con el paso de los minutos el desgaste propiciado por su inferioridad numérica. Lo fió todo a una acción individual de Ronaldinho o Messi, pero atrás cada vez tenía más problemas, hasta el punto de que Rijkaard decidió pasar a defender con cuatro hombres con la salida de Belletti. Y fue precisamente entonces cuando marcó el Madrid en una acción a balón parado. Sergio Ramos se adelantó a Puyol y peinó lejos del alcance de Valdés. Ni se dio cuenta el defensa