Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 11- -3- -2007 Carlos Álvarez protagoniza Simon Boccanegra en el Palau de les Arts 91 co apunta para incidir sobre algo obvio. Mercero lo supo ver. Antonio Mercero es un maestro y mi amigo, un hombre bueno. Con él aprendí mucho, porque me ofreció un papel dramático maravilloso en Planta 4 uno de esos personajes que siempre necesita un actor al que se le quiere encasillar de macarra, como es mi caso. En mi barrio, como me ven vestido con vaqueros y zapatillas y encima soy algo chuleta, creen que soy como en las películas de delincuentes. Una señora del barrio me dijo el otro día que siempre hago el mismo papel. La gente te ve a simple vista, la fachada como se dice ahora, y no se da cuenta de lo que hay dentro de una persona Pero no todo es así, y es verdad, porque tengo la sensación de que estoy más calmado que hace un tiempo, y mucho más a gusto en los rodajes. Quieras o no, ya sé de qué va esto. Ya soy consciente de dónde están las marcas durante una toma en el plató, y no me preocupa si me salgo del foco, porque no lo hago. Así le dedico a la interpretación un punto más de intensidad. Son tres tonterías, pero tres cosas que tienes que estar pendientes de ellas Dice que esa calma que hoy disfruta la utiliza para no empezar los rodajes rayado porque si entras ya con la paranoia, con el soniquete de que no vas a poder con el personaje, las cosas se joden. Es todo psicológico. La suerte que tengo es que interpreto de una manera intuitiva y a la gente le gusta. Eso te da mucha seguridad. Saber que los otros profesionales están contentos conmigo me reconforta para currar Al comentarle que la prensa dice que entre él y María Valverde hay mucha química en la pantalla, dice: Con la Mari es muy fácil. Tiene algo de Penélope Cruz, ya me he dado cuenta yo. Nos ha resultado bastante fácil el trabajar juntos La Fapae pide al Gobierno que apruebe cuanto antes la ley del Cine JOSÉ MARÍA CAMACHO MÁLAGA. El presidente de la Fapae (Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales Españoles) Pedro Pérez, pidió ayer en Málaga al Gobierno que apruebe cuanto antes el anteproyecto de la ley del Cine y exigió a todos los sectores afectados en este proceso respeto y educación democrática Para Pedro Pérez, no es de recibo que se pida la retirada en bloque del anteproyecto de Ley porque no se hayan recogido todas las aportaciones de una asociación. Las leyes no las hacen las televisiones, los productores, los directores, ni los guionistas, sino el Parlamento español apuntó. En su opinión, este borrador recoge ya cambios sustanciales como una agencia similar a la que existe en Francia, el reconocimiento al productor independiente, la participación de las televisiones en la inversión y un tratamiento fiscal diferente para atraer capitales y competir fuera de nuestras fronteras. Según el presidente de la Fapae, esta última petición chirría contra la política del Gobierno En alusión a las críticas vertidas sobre la ley del Cine por parte de Uteca, Pedro Pérez afirma que la Fapae no insultará a nadie, aunque también destacó que no tolerará descalificaciones al productor, ya que se trata de una profesión digna y una parte sustancial en el proceso de creación de una película Por otra parte, el secretario general de Uteca, Jorge del Corral, calificó de prepotentes las declaraciones de Pérez y reiteró que sólo ellos están a favor del anteproyecto de ley del Cine. Estoy más calmado Juan José Ballesta, junto a María Valverde y Jaime Marqués, actores y director de Ladrones EFE Juan José Ballesta y María Valverde, unos ladrones de cine Esta pareja de jóvenes actores protagoniza un filme de Jaime Marqués, a concurso en Málaga J. E. A. MÁLAGA. Que Juan José Ballesta tiene carisma es algo que casi nadie pone en duda desde que se le vio en la película El bola por la que consiguió un Goya. Desde entonces, sólo han pasado seis años, diez películas y alguna televisión. Con Ladrones el título que presentó ayer Jaime Marqués, en el que trabaja junto a una María Valverde maravillosa- -la pareja fue de lo más alabada- el actor remata una composición que, a sus 19 años, se puede catalogar de actor adulto. Existen en el auténtico Ballesta dos personalidades que conviven perfectamente en el día a día. Si en las ruedas de prensa se muestra divertido y parlanchín, en las entrevistas se torna serio y muestra la otra cara de la moneda. Tengo mucho que aprender- -dice repleto de ilusión- Me parece que soy de los que hablan demasiado, y eso no es bueno ¿Por qué dice eso? Él argumenta con rompedora sinceridad que por falta de recursos para expresarse: Algunas veces tengo que decir a quien me entrevista que vuelva a repetir su pregunta porque no le he entendido. Me hago un lío. De manera que hay que darse prisa y aprender De lo que no parece estar enterado es de que cualquier actor más preparado daría un brazo por poseer el tirón de Ballesta delante de la cámara: Una revista ha dicho que soy un animal cinematográfi- En mi barrio, como voy con vaqueros y zapatillas y soy algo chuleta, creen que soy como en las películas de delincuentes