Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 ECONOMÍAyNEGOCIOS En portada s Las empresas españolas, abocadas a crecer fuera DOMINGO 11 s 3 s 2007 ABC Ferrovial compró en septiembre de 2006 el 83 de BAA, lo que la convirtió en el mayor gestor de aeropuertos del mundo (viene de página anterior) mitido diversificar de tal forma que, de media, sus ingresos procedentes de fuera suponen ya el 50 del total. El Banco Santander es el mejor de los ejemplos. La entidad que preside Emilio Botín ha experimentado en apenas una década un crecimiento internacional impresionante. La compra del británico Abbey y del estadounidense Sovereign, más algunas compras menores de bancos iberoamericanos, le han convertido en el octavo banco del mundo por capitalización bursátil y el primero de la Europa continental. El grupo Santander cerró 2006 con unos resultados redondos ganó 7.596 millones, un 22 más que en 2005, y se coloca como la primera empresa española por beneficios. Botín, que ha descartado realizar este año una gran compra y ampliar capital- -por falta de oportunidades- sí ha comentado que podría realizar pequeñas adquisiciones. Dentro del sector, es el séptimo banco del mundo que más gana, sólo superado por Citigroup, HSBC, JP Morgan, Royal Bank of Scotland, y por poco por UBS (con 7.792 millones de beneficios) e ING (7.692 millones) El Santander, todo un ejemplo Si bien el banco ganó el año pasado en España 3.374 millones de euros- -el 44,4 del total- destaca más el 55,6 que supone ya la aportación del negocio de fuera. Su filial británica Abbey, adquirida en 2005, cerró 2006 con unas ganancias de 1.003 millones. Iberoamérica obtuvo un beneficio de 2.287 millones, donde destacó Brasil, con un resultado de 751 millones, mientras que la filial mexicana ganó 528 millones y la chilena 489 millones. El grupo cuenta con una red mundial que agrupa a 10.852 oficinas, de las que la mitad se encuentran en la Europa continental, 712 en Gran Bretaña y 4.368 más en Iberoamérica. La plantilla se sitúa en 129.749 personas, de las que algo más de la mitad se encuentran en América, si bien lo más llamativo para la mayoría de los expertos es que sólo uno de cada tres empleados trabaja en España. Las adquisiciones del Santander en el exterior- -Abbey y Sovereign- -gustaron al Banco de España, preocupado por la concentración del riesgo que suponía para las entidades españolas las filiales iberoamericanas. De ahí que BBVA se haya decidido por ampliar miras en el mercado americano, pero en Estados Unidos, donde Francisco González ha descubierto lo fácil que es crecer si aprove- cha las características de los Estados con colonias hispanas mayoritarias, como Texas explica Juan Ignacio Sanz, profesor de Esade. Tras comprar este año el norteamericano Compass Bancsahres, el grupo BBVA pasaba de jugar en la Champions a estar en la NBA tal y como comentó el presidente de la entidad al anunciar la operación. Se trata de la mayor adquisición en su historia, que presenta una excelente complementariedad estratégica con las compras realizadas en Estados Unidos entre 2004 y 2005 de Valley Bank, Laredo National, Texas Regional y State National Bancshares. Todo ello le permite convertirse en la entidad de referencia en el sur de la principal economía del mundo. En 2006, el grupo, que es ya la empresa 39 del mundo por ganancias y el décimo quinto banco, logró un beneficio neto de 4.736 millones de euros, un 24,4 más que un año antes. Los ingresos procedentes de fuera han tenido mucho que ver en esta evolución. En la actualidad suponen la mitad del negocio (México y Estados Unidos: 37,4 y América del Sur: 10,7 Al igual que el Santander, el BBVA comenzó su gran expansión en 1998, si bien, el colofón CLAVES BBVA busca en Europa 2006 ha sido, para la mayoría de las empresas del Ibex- 35, un ejercicio histórico, gracias al mayor peso del negocio exterior Para muchas de ellas, 1998 fue el comienzo del salto al mercado exterior para codearse con las más grandes lo consiguió con la compra de la totalidad del mexicano Bancomer en 2004, decisivo en los ingresos externos para el banco. El crecimiento de los resultados, desde entonces, ha sido espectacular. De hecho, en ocho años el beneficio ha crecido un 342,6 Ahora sólo falta que la entidad pueda abrirse definitivamente a Europa, un mercado que se le resiste, en especial, Italia, donde ha hecho varios intentos, aunque con escaso éxito Las compañías españolas que mejor acogida tienen en Europa son las constructoras y las inmobiliarias- -comenta el profesor Sanz Caballero- lo que puede ser bastante sintomático para la banca, ya que pueden entrar de la mano de estas empresas financiando las hipotecas de las viviendas construidas a través de, quizás, la adquisición de algún banco en Europa central Entre éstas, un papel más que relevante es el que ha jugado Ferrovial que, además de anunciar un cierre de ejercicio con crecimiento en todas sus líneas de negocio, y un aumento de la diversificación hacia actividades recurrentes, ha logrado ampliar el perfil del grupo en los principales mercados internacionales. Las actividades fuera de España para Ferrovial, que registraron un incremento interanual del 73 suponen el 59 de los ingresos totales, y el 72 del EBITDA, una vez consolidado un semestre del gestor de aeropuertos británico BAA (68 de la facturación de la división de infraestructuras) y la venta de la división inmobiliaria, en un ejercicio con más de 4.445 millones de euros en inversiones. El grupo mantiene una presencia estable en Europa, América del Norte, Australia e Iberoamérica, que se constata con el hecho de que un tercio de su plantilla trabaja fuera de España. Una apuesta, por cierto, similar a la que ya había realiza-