Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA MULTITUDINARIA CENSURA AL GOBIERNO LAS VÍCTIMAS DOMINGO 11 s 3 s 2007 ABC El PP no estuvo solo La manifestación del PP contó con el apoyo de numerosas asociaciones, como el Foro de Ermua y la AVT DE SAN BERNARDO El presidente y la vicepresidenta del Foro de Ermua, Mikel Buesa e Inma Castilla de Cortázar, saludan a María Delgado de Robles, responsable de protocolo de la Comunidad de Madrid CH. BARROSO Una manifestante expresa su indignación por la excarcelación del etarra De Juana Chaos, autor del asesinato del guardia civil que aparece en el cartel que sostiene entre sus manos El coraje cívico de la familia Blanco La familia de Miguel Ángel Blanco y Ortega Lara fueron ayer puntales de dignidad con su apoyo a la rebelión cívica del partido que, según pretende vanamente Moncloa, hizo cesiones BLANCA TORQUEMADA MADRID. Sus aplausos, su emoción contenida, su gratitud y su inmensa dignidad fueron el mejor desmentido de José Luis Rodríguez Zapatero, obcecado en la pretensión de que el Gobierno del PP fue tibio y cedió bajo cuerda. Mari Mar Blanco y su padre se erigieron en icono imborrable, contundente, junto a Mariano Rajoy en el escenario. Ella, en primera línea; él, en un discreto segundo plano (detrás de otros participantes en la manifestación) del que sólo salió cuando el líder de la oposición interrumpió su discurso de cierre para darle un cálido abrazo. El dolor por la pérdida no ha enturbiado los principios de aquel hombre sencillo y trabajador que, hace casi diez años, quedó sumido en un pozo de angustia cuando, al volver a su casa de Ermua después del trabajo, se topó en el portal con los periodistas que le comunicaron el secuestro de su hijo. Ayer, extremadamente tímido ante las libretas y grabadoras de los pocos periodistas que tuvieron acceso a él, sí acertó a decir que, en una jornada de elevadísima temperatura ciudadana, sentía orgullo. No utilizó otras palabras quizá más predecibles a bote pronto, ni se aferró a proclamas manidas. Sobre todo, habló de orgullo al sentirse arropado por una marea ciudadana que no hace sino crecer, a medida que el terrorista De Juana engorda en el hospital Donostia. Mari Mar fue más locuaz. Con un discurso perfectamente articulado, dijo que el Gobierno ha insultado a las víctimas. Nos sentimos abandonadas resumió, sin desfallecer. Pero no nos rendiremos nunca añadió antes de agradecer que el PP esté a nuestro lado No fue una alusión inútil, ni la repugnante utilización partidista de la que se ha llegado a hablar desde los aledaños del Gobierno. La hermana de Miguel Ángel lo exponía ayer, en toda su crudeza, en ABC: Mis padres sabían que él iba a morir y aceptaron que no se cediera La mejor demostración de que los Blanco asumieron ese final trágico (en el que fueron los terroristas los que ignoraron la súplica de millones de manos blancas en toda España) fue su respaldo, ayer, a esta movilización histórica. La madre del concejal no pudo asistir, pues convalece de una dolencia, pero su esposo y su hija se fundieron con el cariño de la gente, de tantísima gente no somos fachas, somos españoles gritaban muchos) que no está dispuesta a sepultar aquellos días de julio de 1997 y que alimenta la supervivencia, en tiempos convulsos, del espíritu de Ermua. Antes de la manifestación, Mari Mar Blanco había asistido a un almuerzo de presentación de la Red Europea de Víctimas, un eslabón más de su apo- El padre de Miguel Ángel Blanco, en la pancarta de cabecera junto a Pilar Elías y Ana Pastor. Detrás, María del Mar Blanco y Alberto Núñez Feijóo ÁNGEL DE ANTONIO Mari Mar aplaudió con entusiasmo y entereza las alusiones de Mariano Rajoy a su hermano Miguel Ángel