Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MULTITUDINARIA CENSURA AL GOBIERNO ANÁLISIS DOMINGO 11- -3- -2007 ESPAÑA 21 Deben pensar que la calle es suya, porque suyas son las reivindicaciones y la conexión con la gente de a pie, y que la derecha tiene su espacio natural en los despachos o en los salones de té. Sólo pensando así se puede asegurar que aquellas manifestaciones- -también multitudinarias- -contra el apoyo de España a la guerra de Irak eran una muestra del compromiso con unas ideas, y esta de ayer, como se ha dicho estos días, un modo de sacar de las instituciones un tema como la política antiterrorista. Hay, por cierto, una distinción clásica entre lo político que haría referencia al poder y a las instituciones del Estado, y la política que es la discusión social y abierta sobre las cuestiones que interesan a los ciudadanos, y también sobre lo político El PSOE debería tener cuidado si ve, o si quiere ver, agitación en esta marcha porque, en una sociedad democrática, no existe lo político sin la política. Al fin y al cabo, el PP y los manifestantes no hacen sino ejercer un derecho constitucional. El señuelo Creo que no hay que olvidar tampoco que el Gobierno, lo vista como lo vista retóricamente, no quiere el apoyo del PP en la nueva política antiterrorista enmarcada en el señuelo del final dialogado Implica un plan más amplio e interesa pactarlo, por sus especiales características (porque se quiere desplegar una política concreta, como ha dicho el propio presidente, junto a o paralelamente a la firmeza del Estado de Derecho) con nacionalistas y otros partidos de la izquierda. La exclusión del PP es un instrumento declarado, a veces incluso la discusión parlamentaria con él, de esta estrategia hasta llegar a la paradoja de criticar agriamente que la derecha quiera levantar la cabeza, como ha hecho en las calles de Madrid, y defender, apelando a los derechos individuales que Batasuna, organización ilegal, celebrara un congreso en Baracaldo. Tampoco debe olvidarse, en este contexto, que si estuviese en vigor el Pacto por las Libertades, el Gobierno habría tenido que consultar con el PP la excarcelación de De Juana. No está en vigor para no hacerlo y, al no estar vigente, tiene el PP derecho a manifestarse. Seguramente la calle no es de la izquierda ni de la derecha, sino de los indignados. Y no es extraño que las dimensiones de la protesta de ayer sean el resultado de una indignación acumulada y espoleada por los beneficios penitenciarios al terrorista De Juana en unas circunstancias de abierto chantaje al Estado. En un relato de Jean Lorrain le preguntan a un personaje zaherido, no parece exaltado, si está serenamente indignado No- -responde- -estoy indignado de verdad y sereno Podría haber estado en la marcha. Es una pista, al mismo tiempo, sobre el efecto que ha producido socialmente el laberinto del proceso en el que se ha metido Zapatero y del que no quiso salir ni cuando ETA hizo estallar, asesinando a dos personas, el aparcamiento de la nueva terminal de Barajas. Los beneficios concedidos al criminal chantajista, lo quiera o no el Gobierno, hacen visibles los vericuetos de la ingeniería del apaciguamiento con que se ha sustituido el empeño por la derrota de ETA, y han convertido a un asesino en el símbolo del proceso. A nadie se le oculta que, aunque no se haya hecho visible la izquierda en esta protesta (que tenía indudablemente un componente de apoyo al PP) la decisión del Gobierno supone una quiebra soterrada en el propio PSOE y entre sus votantes. Cuando, bien pasadas las 7 de la tarde, Mariano Rajoy tomó la palabra en la Plaza de Colón, el tono de su discurso, duro contra el Gobierno, no per- La marcha es una pista sobre el efecto que ha producido socialmente el laberinto del proceso en el que se ha metido Zapatero dió la serenidad necesaria. No sé si, en alguna esquina de la marcha, ha habido una bandera preconstitucional o un fascista vociferando encaramado a un poste. No lo he visto. Y si lo ha habido creo sinceramente que el asunto mollar de la protesta no iba con él, ya que era el Estado de Derecho y la libertad. Sí he visto una bandera de España en la que se leía Ynestrillas presente y lo anoto por dos motivos: porque Ynestrillas se ha convertido en un ritornello de algunos socialistas asustados por la indignación ciudadana, como si la aparición fantasmal de ese nombre invalidara cualquier protesta y, también, porque Ynestrillas fue asesinado por De Juana, algo que, para este propósito de desprestigio, no se quiere recordar. Le pregunto a uno de los manifestantes, cuando ya todos se alejan, si cree que van a lograr que el Gobierno rectifique. No creo- -dice- pero no por eso voy a dejar de decir lo que pienso No me lo imagino asaltando oficinas públicas. Se diría que distingue bien entre lo político y la política. Ya votará, pero no por eso va a dejar hasta entonces lo que considera suyo. INCIDENCIAS 75 atendidos Los servicios de Emergencia Sanitaria atendieron a 75 personas. Todas presentaban problemas muy leves como pequeñas lipotimias, desmayos, lesiones por caídas o pisotones y algún pequeño corte, que precisó puntos de sutura. No ocurrió nada grave. Féretro simulado Varias personas portaron un féretro de cartón con la bandera de España, con el que quisieron rendir homanaje a los asesinados por ETA. Se trataba de una iniciativa al margen de las asociaciones que apoyaron la marcha. Rendición de Breda Un grupo de manifestantes portaba una interpretación de La rendición de Breda en la que podía verse a José Luis Rodríguez Zapatero arrodillado delante del cabecilla proetarra Arnaldo Otegui, al que entrega las llaves de la ciudad, algo que figura en la célebre obra de Velázquez. Bajo las figuras de Zapatero y Oteugi estaba la frase Y a pesar de todo España no se rinde Daniel Portero de la Torre Presidente de Asociación Dignidad y Justicia DIGNIDAD Y JUSTICIA ignidad y Justicia son los dos conceptos que muchísimos españoles defendemos a diario para que todos nuestros familiares asesinados y heridos por el terrorismo de ETA sepan que D siempre estarán en nuestra memoria. Ayer, Madrid fue el escenario de la mayor respuesta cívica para defender y pedir a un Gobierno débil que se cumplan estos dos valores esenciales para las víctimas del terrorismo. Madrid fue el corazón de un clamor popular para reivindicar que la dignidad de mi padre y otros cientos de asesinados no sea mancillada por las risas de terroristas y por un Gobierno liderado por una persona que está creando tanta división. El débil carácter de Zapatero ha forjado una frágil personalidad en España, actualmente un país a la cola de Europa en la defensa de los derechos humanos. Esta debilidad del presidente del Gobierno y su incapaz voluntad de llegar a una política común en la lucha antiterrorista con el Partido Popular parece proyectar un más que probable destino incierto en los grandes acuerdos de Estado, como el terrorismo. Ante una ceguera y sordera tan profunda como la del Gobierno deZapatero, si quees lógica tanta crispación provocada por decisiones como la excarcelación de De Juana Chaos por falsas causas humanitarias. Dado que parece que el presidente del Gobierno sigue sin ver ni escuchar a la sociedad ni a las víctimas, lo mejor será escribirle lo que pude leer en una de las pancartas de la manifestación de ayer en Madrid: Por razones humanitarias, Zapatero dimisión