Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MULTITUDINARIA CENSURA AL GOBIERNO LA CRÓNICA DOMINGO 11- -3- -2007 ESPAÑA 15 Una niña lee con atención una de las pancartas al evocar el sacrificio de Miguel Ángel Blanco, pero sobre todo hubo serenidad, una hermosa y contundente serenidad que alcanzó su cenit hacia el final de su discurso, cuando exhortó a los asistentes a volver a casa y contar lo que allí habían visto, lo que allí habían sentido, con la cabeza alta y el ánimo enhiesto. El ¡Viva la libertad! ¡Viva España! final, antes de que sonaran los acordes FRANCISCO SECO La austeridad en la expresión de los sentimientos era quizá el mejor modo de conmemorar la memoria de quienes cayeron abatidos Era una manifestación de gente decente, sublevada pacíficamente ante la indecencia del himno nacional, fue respondido con la misma pasión honrada y tranquila que la gente había mostrado antes, enarbolando sus banderas. Era una manifestación de gente decente y normal, sublevada pacíficamente ante la anormalidad y la indecencia. Nada más y nada menos. Las notas del himno nacional incendiaron el crepúsculo de entusiasmo. Y un viento sigiloso hizo tremolar las banderas, que de repente adquirieron el prestigio de gallardetes. Hay una sociedad dispuesta a batallar por los valores en los que cree, dispuesta a no ceder ni un palmo de terreno, dispuesta a proclamar sin rebozo que se siente y se sabe española, y que la más limpia manera de ser español consiste en repudiar la claudicación. La manifestación se disolvió con la misma orgullosa quietud con que se había iniciado, unas horas antes. La noche ya se avecindaba a lo lejos; y en el aire se olía, casi se palpaba, la primavera, como un grato desperezamiento, como un temblor rojo y amarillo exorcizando las sombras. La bandera nacional fue protagonista y ya se exhibe sin complejos CHEMA BARROSO