Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 INTERNET- -IMAGEN- -MÚSICA- -OCIO DIGITAL- CIENCIA FUTUROsHOGAR XXI y SÁBADO 10- -3- -2007 ABC China no permitirá nuevos cibercafés este año para reducir la delincuencia La normativa pretende apartar a los menores del sexo y la violencia PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL PEKÍN. Continúa la ofensiva del régimen comunista chino por controlar la libertad de expresión en internet, sin duda uno de sus grandes enemigos al ser el foro más abierto del mundo. Tras implantar, con la ayuda de importantes compañías y portales occidentales, una Gran Muralla cibernética que impide el acceso a páginas web censuradas, y clausurar en los últimos años miles de cibercafés con espectaculares redadas policiales, el Gobierno ha optado finalmente por cortar por lo sano y prohibir la apertura de dichos establecimientos por ley. Mediante un decreto firmado por catorce departamentos gubernamentales, el régimen comunista impedirá que se abran nuevos cibercafés este año en China. En 2007, los gobiernos locales no deben aprobar la apertura de nuevos bares de internet, por lo que todos aquellos establecimientos autorizados antes de la promulgación de esta normativa, y que aún no estén en funcionamiento, tendrán que ser inaugurados, como muy tarde, el próximo 30 de junio según anunciaba la disposición oficial difundida por la agencia estatal de noticias Xinhua. Aunque a nadie se le escapa que, tras esta drástica medida, se oculta el afán del Gobierno chino por domar el ciberespacio Pekín esgrime motivos de seguridad para evitar que sigan aumentando los 113.000 cibercafés ya registrados por todo el país. El régimen comunista argumenta que el 13 por ciento de los 18 millones de internautas menores de edad son adictos a la red, por lo que ha vetado su entrada en los cibercafés amenazando a sus responsables con multas, cierres temporales y hasta con retirarles la licencia. En teoría, el objetivo consiste en apartar a los adolescentes de los malos hábitos que se pueden adquirir en este tipo de locales, puesto que, según el informe realizado por un reformatorio de la capital china, el 35 por ciento de los delincuentes juveniles cometieron sus delitos, sobre todo robos y violaciones, influidos por violentos juegos on line y portales eróticos de internet En la práctica, se trata de intentar ponerle puertas al campo, pues resulta muy difícil mantener bajo control a los más de 130 millones de internautas que ya navegan por la red en China, de los cuales el 15 por ciento son menores de 18 años. Para los más jóvenes, el Gobierno habilitará unos salones con internet dentro de los colegios públicos, que deberán ser gestionados directamente por los profesores, y que en ningún caso podrán ser cedidos a una empresa para que los explote con ánimo de lucro. Ésta es la última muestra de la censura informativa que impera en China, la mayor cárcel del pensamiento del mundo al mantener entre rejas a más de 60 ciberdisidentes y periodistas que utilizaron internet para exponer sus ideas y denunciar las carencias democráticas y abusos del régimen comunista. Delincuencia juvenil