Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CULTURAyESPECTÁCULOS SÁBADO 10 s 3 s 2007 ABC CLÁSICA TOROS Liceo de Cámara Obras de Poulenc, Roussel y Schoenberg. Intérpretes: Miró Ensemble y Claudio Martínez Mehner (piano) Lugar: Sala de Cámara del Auditorio Nacional, Madrid El temple se llama Daniel Luque FERIA DE FALLAS Plaza de toros de Valencia. Viernes, 9 de marzo de 2007. Segunda corrida. Media entrada. Novillos de Carlos Falé Filipe, bien presentados, nobles y de buen juego en conjunto. Daniel Luque, de malva y oro. Estocada (ovación) En el cuarto, estocada desprendida. Aviso (oreja) Pérez Mota, de grana y oro. Estocada desprendida (petición y vuelta) En el quinto, media baja y estocada. Aviso (silencio) Alberto Gómez, de verde manzana y oro. Cinco pinchazos y otro hondo. Aviso (silencio) En el sexto, dos pinchazos, media y descabello. Aviso (silencio) Se lució en banderillas José Manuel Montoliu. Schoenberg por el Miró Ensemble ANTONIO IGLESIAS Un programa difícil para los intérpretes, pero asimismo para el público. Lo entendieron de tal modo los componentes del Miró Ensemble (Julia Gállego, flauta; José Manuel González, oboe; Isaac Rodríguez, clarinete; David F. Alonso, trompa; y Guillermo Salcedo, fagot) que nos llegó como músicas de repertorio, que tal resultó la labor admirada en los cinco instrumentistas españoles, integrados en un conjunto joven que se enaltece con el título de Miró- -aunque ignoremos si referido al pintor o más bien a Gabriel, literato exquisito muy amigo de la música y entrañable de Óscar Esplá- Sea como fuere, me estoy refiriendo a un grupo de cinco profesores, el viento más la trompa, denotados trabajadores capaces de alcanzar cotas interpretativas que traslucen unos medios técnicos bien cuidados y un resultado en común impecable. En esta ocasión, les aplaudimos en traducciones de Poulenc y Schoenberg, y su trabajo interpretativo resultó alcanzado en las más condicionadas metas. El concierto de la sala pequeña del Auditorio Nacional dio comienzo con unas interpretaciones, soberbias, del pianista Claudio Martínez Mehner, en posesión de una poderosa técnica y unos medios expresivos tan enormes como para pensar en una conveniente contención que conceda mayor relieve al claroscuro, por él ya bien dominado; formó parte del conjunto que dio vida al Poulenc del divertidísimo Sexteto con piano muy bien expuesto por los seis músicos españoles, como antes el teclado había lucido en páginas impregnadas de ese savoir faire tan francés, debido a Poulenc y a Albert Roussel. Cerraba la sesión el Quinteto de viento Op. 26 de Arnold Schoenberg, mantenidos sus largos, muy largos cuarenta minutos de duración, defendidos en su comunicatividad por lo repetitivo y la belleza de una temática atormentada y que, gracias a la magnífica labor de nuestro Miró Ensemble, recibimos con admirable claridad. El público, a su final, tributó cerrados aplausos y hasta se permitieron la gentil concesión de una propina. Les Luthiers, durante la presentación de su espectáculo JAIME GARCÍA TEATRO MUSICAL Las obras de ayer Espectáculo de Les Luthiers. Colaborador creativo: Roberto Fontanarrosa. Iluminación: Ernesto Diz. Intérpretes: Carlos López Puccio, Jorge Maronna, Marcos Mundstock, Carlos Núñez Cortés y Daniel Rabinovich. Palacio de Congresos del Campo de las Naciones. Madrid. Por sus (s) obras les conoceréis JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN Desde este escenario, cuarenta años de música y humor nos contemplan, pues fue allá por 1967 y allá, en la otra orilla del Atlántico, cuando y donde Gerardo Masana fundó Les Luthiers. Y es verdad que en ellos- -como en cualquier hijo de vecino, asómense al espejo- -se nota el paso del tiempo: las canas y algún otro detalle revelan esa inevitable contingencia, pero la verdad es que esos tipos siguen igual: igual de gamberros, de divertidos, de inteligentes, de imaginativos, de frescos, de geniales, de supremos alquimistas capaces de transmutar la música y las armonías vocales en una fiesta del humor. En esta ocasión se han acercado a Madrid- -donde se han visto obligados a prorrogar un mes más sus actuaciones, tanta era la demanda para ver su espectáculo- -con una especie de antología de números de anteriores comparecencias. Y ya desde el título juegan, como en ellos es costumbre, con la doble intención de las palabras, por- que Las obras de ayer también puede entenderse como Las sobras de ayer y a ello aluden con El refrito subtítulo que agregan en el rótulo de la función. Una hora y tres cuartos de diversión ofrecen Les Luthiers en este menú de sobras que abren con El sendero de Warren Sánchez (salmos sectarios) descacharrante parodia de las ceremonias de una secta evangélica, y continúan con un número antiheroico La balada del 7 Regimiento la narración de la malaventura americana de un conquistador español Cantata del adelantado don Rodrigo Díaz de Carreras, de sus hazañas en tierras de Indias, de los singulares acontecimientos en que se vio envuelto y de cómo se desenvolvió una divertida aproximación a la fiesta patronal de un pueblo mediterráneo que termina por intuir que el turismo puede ser más rentable que la pesca San Ictícola de los Peces la esperada comparecencia del insigne compositor Johann Sebastian Mastropiero, clásico entre los clásicos Pepper Clements sent the Messenger, Nevertheless the Reverend Left the Herd una irresistible canción con mimos Quien conociera a María amaría a María y finalmente, el encuentro con una vieja gloria del music- hall La hora de la nostalgia En fin, una fiesta, en la que también hubo tiempo para que Marcos Mundstock y compañía desempolvaran algunos de los abracadabrantes instrumentos a los que el grupo argentino debe su nombre de guerra. Una recomendación: no se pierdan Las obras de ayer FRANCISCO PICÓ VALENCIA. Daniel Luque, que entró en el festejo inaugural de la feria fallera sustituyendo a Oliva Soto, aprovechó la ocasión. El sevillano se lució con el capote con un manojo de verónicas de excelente gusto. El novillo llegó a la franela con las fuerzas justas, pero suficientes para que Luque le instrumentara dos series de naturales de gran temple y quietud, en las que llevó perfectamente embarcado a su oponente. La falta de emoción del astado le privó de un triunfo más sonoro. Sin embargo, ahí quedó el hermoso temple que brotó de sus muñecas. En el cuarto anduvo muy artista manejando el percal. Luque ejecutó una faena que parecía realizada a cámara lenta. Después de soberbios naturales, se adornó con redondos y circulares. También tomó el engaño con la mano diestra, pero por este lado bajó el diapasón. Tras una estocada desprendida, le fue concedida la única oreja de la tarde. Pérez Mota se enfrentó a un novillo que sufrió dos volatines y quedó mermado de facultades. El animal, empero, mostró nobleza, aprovechada por el espada para torear con la diestra y luego, bastante mejor, con la zurda. Mató de una estocada desprendida y hubo petición de oreja, que el usía no consideró suficiente, por lo que dio una vuelta al ruedo. Recibió al quinto con dos escalofriantes largas de rodillas en terrenos de tablas. Más tarde, en el platillo, aguantó una tarascada para torear sobre la derecha, por donde punteaba, por lo que Mota se echó la muleta a la zocata, pero el animal se negó a embestir. Alberto Gómez, que se presentaba con caballos, mostró mucha voluntad frente a sus dos enemigos, pero también se vieron sus carencias técnicas. Casas gana el concurso por la plaza de Alicante y anuncia en San Juan a Ponce y José Tomás ROSARIO PÉREZ MADRID. La empresa Toros de la Terreta, capitaneada por Simón Casas en colaboración con el abogado Ignacio Lloret, es la nueva adjudicataria de la plaza de Alicante. Así lo dio a conocer ayer la Mesa de Contratación después de un largo proceso en el queel empresariofrancés competía con Pedro Manzanares (anterior concesionario) Enrique Patón, José Félix González, Sebastián Rodríguez, Víctor Pérez y Ángel Bernal. Mi oferta era la más sobresaliente declaró el flamante ganador a ABC. Simón Casas, que desde que perdió el concurso de Las Ventas por poco más de un punto ha ganado los de Málaga y Alicante, planea una grandiosa Feria de San Juan. Para abrir boca anuncia en un mismo cartel a Enrique Ponce y José Tomás- -con un tercero por determinar y toros de Zalduendo o Juan Pedro Domecq- el 21 de junio, cuatro días después de la reaparición del fenómeno de Galapagar en Barcelona. Confiado en que la concesión llegaría, ya había contratado a José Tomás y Ponce- -explicó- que se verán las caras por primera vez este año en Alicante. La Fiesta y su público necesitan ilusión, pasión, creatividad y romanticismo. Y yo, que me considero un productor de arte, lo aportaré Satisfecho y feliz, asegura que no va a escatimar esfuerzos para confeccionar brillantes combinaciones durante las cuatro temporadas que le aguardan al frente del coso alicantino, con opción a tres más de prórroga. Nunca bajo la guardia y garantizo que la próxima Feria de Hogueras será la mejor desde hace décadas subrayó. El objetivo: brindar a su afición- alegre, sensible y entendida -carteles mayúsculos y enaltecer la Fiesta.