Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL SÁBADO 10 s 3 s 2007 ABC Los diputados Hugo Chávez protagoniza en destituidos pedirán Buenos Aires la contragira la intervención de Piqueteros y encapuchados colapsan la la OEA en Ecuador ciudad, queman banderas de EE. UU. y La oposición denuncia que la salida de los congresistas se organizó desde el gobierno MARÍA TERESA ESCOBAR CORRESPONSAL QUITO. El enfrentamiento político entre los poderes Legislativo y Ejecutivo continuaba ayer en Ecuador. Los 57 diputados de la oposición destituidos por oponerse a la consulta popular, que el presidente Rafael Correa quiere convocar para el próximo 15 de abril, desconocían la resolución del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que los separó de sus cargos, y anunciaron que pedirán la intervención de la Organización de Estados Americanos (OEA) Mientras, Gilmar Gutiérrez, ex candidato presidencial del Partido Sociedad Patriótica y hermano del depuesto ex presidente Lucio Gutiérrez, acusó al ministro de Gobierno, Gustavo Larrea, de dirigir por teléfono la reunión en la que cuatro de los siete vocales del TSE decidieron la destitución. dos destituidos ya comenzaron y éstos tomarían posesión el lunes en el TSE. Gutiérrez no es el único que señala al Gobierno como instigador de la crisis. Carlos Larreátegui, de la Unión Demócrata Cristiana (también destituido) aseguró que la lista de los diputados separados de sus cargos salió del Ministerio de Gobierno. Detrás de esta decisión está Rafael Correa con su proyecto totalitario: tiene ya el TSE, ahora pretende apoderarse del Congreso y del Tribunal Constitucional dijo Larreátegui a radio Sonorama. Cuando el choque de poderes aún no se soluciona, ya se abrió otro frente de batalla, esta vez con el Tribunal Constitucional (TC) que decidió aceptar ayer una denuncia de inconstitucionalidad presentada por el Congreso contra la consulta popular. Correa expresó que no está dispuesto a acatar un fallo del TC que sea contrario a la consulta en la que preguntará a los ecuatorianos si quieren que la Constitución se modifique para dar paso a un proyecto político y económico al que el presidente llama socialismo del siglo XXI prenden fuego a muñecos de George Bush Los suplentes La intención de Larrea, según la tesis de la oposición, es crear una nueva mayoría legislativa favorable a Correa. De acuerdo con el diario El Universo las negociaciones entre el gobierno y los suplentes de los diputa- CARMEN DE CARLOS CORRESPONSAL BUENOS AIRES. En la guerra bolivariana contra George Bush, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, disparó ayer primero. El caballero del norte ha descubierto la pobreza en América Latina. Rindo tributo ante la presencia del jefe del imperio a los miles y miles de millones en Latinoamérica que dieron su sangre luchando Chávez aprovechó para cargar contra Bush en lo que sería un aperitivo de la artillería verbal que traía preparada para su discurso a las masas de anoche, en el que aseguró que bush es un cadáver político que ya ni siquiera huele a azufre Los grandes ausentes del acto- -apadrinado en las sombras por el gobierno de Néstor Kirchner- -fueron sus discípulos más aplicados: Evo Morales, que prefirió poner rumbo a La Paz desde Japón, y Rafael Correa. Chávez aseguró que la gira de Bush en la región es un clásico del cine que merece un título: El imperio contraataca Sin tregua ni sorpresas, como estaba previsto, la carrera retórica contra el presidente de Estados Unidos arrancó temprano en la capital argentina, cuando Bush estaba en Brasil y se cerró antes de la medianoche, cuando el mandatario estadounidense se había traslada- do a Montevideo. Durante el resto de la jornada, piqueteros encapuchados y miembros de la organización Quebracho (ente identificado simultáneamente con los servicios de inteligencia locales y posiciones de ultraizquierda) que asistirían al mítin de Chávez, cercaron las embajadas de Uruguay y de EE. UU. La turba colapsó la ciudad, quemó banderas estadounidenses y prendió fuego a muñecos de Bush. En este contexto, el auspicio del gobierno nacionalista del presidente Kirchner a la cumbre anti- Bush que anoche protagonizaría Chávez, generó mayor tensión con el gobierno de Tabaré Vázquez, de por sí dividido y zarandeado por la presencia del presidente norteamericano que dejó fuera de su periplo- -para goce propio y de Kirchner- -a Argentina. Un millar de piqueteros (de los que controla el gobierno) y trescientos militares venezolanos- -una quincena, para el ministro del Interior, Anibal Fer- nández- -se encargaron de la seguridad dentro del estadio del club deportivo Ferrocarril Oeste, sede de la concentración convocada, oficialmente, por la Asociación de Madres de Plaza de Mayo que domina la extremista Hebe de Bonafini, invitada perpetua al despacho de Kirchner y que está enfrentada con las Madres Línea Fundadora, más moderadas. El imperio contraataca nuevo título del presidente de Venezuela al viaje de su homólogo de EE. UU. La consigna de la convocatoria al boicot a la visita del caballero del norte que la pasada semana Chávez y el gobierno argentino intentaron desmentir, surtió efecto en varios miles de argentinos dispuestos a cumplirla al pie de la letra: Bienvenido, Chávez. Por la unidad latinoamericana. ¡Fuera Bush! rezaba el gancho publicitario. El presupuesto del acto, de unos 150.000 euros, corrió- -también oficialmente- -por cuenta de las arcas de Caracas y las bambalinas del teatro público en que se ha convertido Argentina para Chávez se adjudicaron- -extraoficialmente- -a Oscar Parrilli, secretario general de la Presidencia y uno de los hombres de confianza de Kirchner que ayer suscribió un paquete de acuerdos de carácter energético y alimenticio con su invitado de honor. Chávez, que ha tenido en otras dos ocasiones tribuna pública en Argentina, pronosticó, (Bush) viene a dividir, a crear problemas a los movimientos populares y contestatarios Como fracasó en Mar del Plata fracasará aquí Se refería a la Cumbre de las Américas de 2005. La consigna Detenido Bignone, el último dictador argentino C. DE C. BUENOS AIRES. Fue el último dictador del régimen militar argentino (1976- 83) Traspasó el mando a Raúl Alfonsín, pero antes dictó una ley de autoamnistía para las Fuerzas Armadas que participaron del terrorismo de Estado durante los años de plomo. Sucedió al difunto teniente general Leopoldo Fortunato Galtieri, tras el fracaso de la guerra de las Malvinas; y fue heredero del eufemístico Proceso de Reorganización Nacional, con el que justificaron una guerra sucia que dejó miles de desaparecidos. El juez federal Alberto Suárez Araujo ordenó la detención el jueves del ex general de división Reynaldo Benito Bignone por su responsabilidad en las atrocidades y asesinatos cometidos en la megacausa de Campo de Mayo, centro emblématico de desaparición y tortura que estuvo bajo sus órdenes. El último de facto como solía referirse al hablar de sí mismo, tiene 78 años y conoce los rigores de la prisión tras haber sido condenado, junto al resto de los miembros de las Juntas Militares en 1985. Indultado, como sus compañeros de armas, por Carlos Menem, entrada la democracia volvió a sentir el peso (a medias) de la Justicia durante siete años: Hasta 2005 estuvo entre rejas acusado de ser partícipe del plan sistemático de apropiación de menores y bebés. Chávez y Kirchner, durante su encuentro en la residencia presidencial de Los Olivos, en Buenos Aires AFP