Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 9 s 3 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 85 Savater: Muchos debates de este Gobierno se han quedado en nada El filósofo critica el fiasco de Educación para la Ciudadanía al presentar La vida eterna un alegato laicista JESÚS GARCÍA CALERO MADRID. Porque las religiones, de algún modo, están presentes en la política, la educación, incluso el terrorismo, lo invaden todo Fernando Savater se ha puesto a pensar sobre el sentido que acá le damos al más allá en un nuevo libro: La vida eterna (Ariel) Y afirma: En nuestra época ha entrado en crisis el concepto de verdad, que es lo que hacía que unas cosas se creyeran y otras no, dependiendo de sus raíces en la realidad. Como con la posmodernidad todo es un constructo social, lo falso y lo verdadero, triunfa el relativismo. Y yo soy un antirrelativista, apoyo la enemistad de los Papas con el relativismo, aunque crea que las religiones fomentan el relativismo, porque cuando se creen cosas que no se pueden probar, se abre la posibilidad de creer en todas El autor reconoce que siempre le ha preocupado la idea de la inmortalidad y cómo la gestionamos los humanos, una idea que nos acompaña y da espesor a la vida El hecho es que, para presentar el libro, este filósofo se flanqueó de un psiquiatra, Carlos Castilla del Pino, y un teólogo, Manuel Feijó. También amillo horroroso, se ha quedado en algo imperceptible. Pero debería tener más horas y ser imprescindible. Sobre los problemas con los profesores de religión, el filósofo elogia la reciente sentencia que apunta al Concordato con la Santa Sede como causa del conflicto y por eso pide al Gobierno que lo revise, en términos de provocación: ¿Por qué tiene que haber un concordato en un Estado aconfesional? Si la Iglesia es entendida como Estado, debemos señalar que el Vaticano es un Estado europeo que no respeta derechos fundamentales, permite la igualdad entre mujeres y hombres, ni la democracia al elegir sus cargos públicos... Es una teocracia, como Arabia Saudí. Pero, afortunadamente, Arabia Saudí aún no influye en el sistema educativo español concluyó. Savater distingue entre fe y credulidad, y si la fe nos sirve para actuar frente a lo que no conocemos, en la vida pública española, y en la política, lo inaceptable es la credulidad, que consiste en tragarse las cosas sin pensarlas, porque las dicta mi partido, y así la gente empieza a creerse cosas inverosímiles. A tragarse las cosas por puro interés, como la teoría de la conspiración en el 11- M (los unos) o el humanitarismo de Zapatero (los otros) y al incrédulo, en esta tesitura, se le anatematiza. En política, como en todo lo demás El nuevo libro de Fernando Savater aborda todos estos asuntos desde la perspectiva de un ateo, bajo epígrafes como La ilusión de creer Dios frente a los filósofos o El cristianismo como mito de la posmodernidad MAÑANA, EN ABCD El suceso capital del siglo XX fue el descubrimiento del universo espiritual del otro según sostenía Mircea Eliade, de cuyo nacimiento se cumplen cien años www. abc. es abcd Hans Magnus Enzensberger ante el terrorismo islamista En su última obra, El perdedor radical el ensayista alemán analiza con brillantez y contundencia el terrorismo islamista y su estela de destrucción El humanismo de Zapatero Fernando Savater, ayer en Madrid gos, cabría añadir, que elogiaron el libro. La obra tiene una dimensión teórica, pero también contiene una defensa razonada del laicismo, una de las ideas que el autor más firmemente ha defendido como pensador y también como figura pública de la ciudadanía. En el terreno educativo, Savater no entiende la virulencia de algunos miembros de la Iglesia contra la asignatura Educación para la Ciudadanía, porque la educación pública está para hacer ciudadanos y IGNACIO GIL no feligreses Una cosa es que la religión sea un derecho privado, que puede exteriorizarse, que debemos respetar, y otra que tenga que convertirse en una institución pública pagada por el Estado, si es que lo que queremos es crear un mundo de ciudadanos Savater lamenta que la asignatura se ha quedado finalmente en nada, como tantos debates de este Gobierno; después de haber montado un po- Kosuth: Vivimos un saludable estado de descontrol El arte conceptual ofrece nuevos signos de vitalidad en Terra Ultra Incognita la muestra de Joseph Kosuth en el CAAM de Gran Canaria Un psiquiatra y un teólogo La culpa, del Gobierno La dimensión religiosa de la vida en la gran pantalla Desde las primeras superproducciones al recogimiento cartujo de El gran silencio el cine ha reflejado la profunda dimensión religiosa de la vida Carlos Pazos exhibe su ironía en el MACBA ALEIX MATARÓ BARCELONA. Ironía y crítica ácida son dos actitudes que participan de la obra de Carlos Pazos (Barcelona, 1949) La retrospectiva que se presenta en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona- -MACBA- -quiere motivar la relectura de la obra del artista, despojándola de viejas etiquetas y lecturas reduccionistas. El proyecto expositivo, en el que también ha colaborado el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, reúne obras de los últimos treinta y cinco años. Comisariada por Manuel Borja- Villel, la exposición plantea una lectura transversal, aprovechando que Pazos no se caracteriza por grandes vaivenes estilísticos, sino por la maduración de un discurso desde pautas concretas. Pazos parte de una estela neodadaísta, cercana a Rauschenberg, Warhol y a las enseñanzas de Ràfols- Casamada en la escuela Eina. Coordenadas que se funden en una obra basada en la proyección del ego. Pazos parece comentar el sentido megalómano de estrellas del rock como Elvis, a través de la construcción de un personaje con acciones documentadas, fotografía, instalaciones y poemas visuales. Pazos plantea sus obras acaparando objetos- -populares, seriados, kitsch, infantiles- que le permiten narrar y detallar su ficción. La visión del artista, hecha de azar e intuición, es irónica, nihilista y dramática. En particular, parece que el tema de fondo son las relaciones personales, a veces tan desnaturalizadas y convertidas en situaciones artificiales de roles, deseos ocultos y sentimientos frivolizados. Buena exposición para estrenar un 8 de marzo, si se toma como punto de partida para revisar la relación entre géneros. Hay una obra, realizada expresamente, que condensa toda la exposición: la película Nemocine El filme es un collage de productos propios y apropiados que resumen los ejes operativos de Pazos y su concepción del arte como un refugio desde el que atacar. La exposición estará en el CARS del 21 de junio al 8 de octubre. Mu Danzas, el paso contemporáneo de la danza El Festival Mu Danzas abre mañana en Murcia una intensa temporada dedicada a la vertiente más innovadora de la danza