Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 9- -3- -2007 Pizarro da la bienvenida a Enel pero volverá a los tribunales si se vulnera la ley Manuel Pizarro, presidente de Endesa 43 Zapatero, el único líder europeo que no tomó la palabra José Luis Rodríguez Zapatero fue el único jefe de Estado o de Gobierno de los que participan en la cumbre europea que ayer no tomó la palabra para exponer personalmente la posición de su país en el debate que se mantuvo antes de la cena sobre la energía y el cambio climático. El presidente del Gobierno optó por que, en un tema considerado muy técnico, quien defendiera la posición española fuera su vicepresidente segundo, Pedro Solbes, más versado en las cuestiones económicas y comunitarias. El hecho causó cierta sorpresa en observadores de la reunión. Angela Merkel, Jacques Chirac y José Luis Rodríguez Zapatero, ayer en Bruselas, durante la Cumbre de la UE EPA Alemania presiona a la UE para que se comprometa a usar energía renovable Alemania y Francia consiguen frenar la propuesta de la Comisión Europea para que se obligue a los gigantes de la energía a vender parte de sus actividades MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. La Presidencia de la Unión Europea, este semestre en manos de Alemania, presionaba anoche a los países europeos para que se comprometieran a que un 20 de la energía que consuma en 2020 sea de origen renovable. La canciller alemana, Angela Merkel, aseguró ayer durante la Cumbre de la Unión Europea que comenzó ayer en Bruselas, que no conseguir un compromiso obligatorio en este campo le restaría credibilidad a la UE y que Europa debe ser capaz de responder a preguntas difíciles Merkel buscaba anoche diferentes fórmulas para convencer a Francia, por ejemplo, de que se sume al acuerdo. El Gobierno de París quiere que de alguna manera en el cómputo de ese 20 de renovables se tenga en cuenta que Francia no contamina como el resto de países, ya que buena parte de su cesta energética conocida como mix se basa en la nuclear que, precisamente, es una de las más bajas en emisiones de CO 2, aunque no llega por supuesto a renovable, que era prácticamente lo que quería Francia. Alemania redactaba ayer una serie de especificidades para Francia y para otra serie de países reticentes a la propuesta, de modo que se pudiera lograr un acuerdo final. España, por su parte, según explicó ayer el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, apoya que el compromiso en renovables sea obligatorio, así como que el 10 de estos renovables proceda de los biocombustibles. Alemania contaba anoche con el apoyo de España, Italia, y Reino Unido en su lucha por la obligatoriedad del 20 renovable, mientras que Austria, Irlanda y Dinamarca, entre otros, no querían anoche ni oír hablar de que la nuclear computara para no cumplir con las renovables. Los Jefes de Estado y de Gobierno, además, dieron su apoyo a la reducción del consumo de energía en un 20 también en 2020, dentro de un programa global de mejora de la eficiencia energética. Todas estas medidas se adoptan en el marco de una política global de lucha contra el cambio climático y de energía que, entre otras novedades, plantea reducir un 20 %l as emisiones de CO 2 a la atmósfera en 2020 sobre la base de las que se lanzaban a la atmósfera en 1990, para intentar frenar el calentamiento climático. Dentro de este objetivo global del 20 hay todavía alguna incógnita abierta relacionda con la forma de repartir este porcentaje por países, ya que se podrían tener en cuenta aspectos como el nivel de desarrollo económico, o lo que es lo mismo, a menos nivel de renta menos obligación de reducir las emisiones, punto que ha sido defendido por España. Otro de los grandes temas que discutieron ayer los líderes de los Veintisiete fue la pro- puesta de la Comisión Europea para hacer una separación efectiva de las actividades de suministro, producción y explotación que realizan las grandes empresas energéticas europeas, en un intento de despiezar los grandes gigantes energéticos. En este capítulo, tras meses de presiones Francia y Alemania, que son los dos países que más empresas de estas características tienen con E. ON, EDF y GDF en cabeza, consiguieron finalmente que la propuesta quedara descafeinada y que tan sólo se invitara a la Comisión Europea a elaborar medidas que tengan en cuenta las características de los sectores energéticos de cada país sobre la base de sistemas de redes independientes Zapatero elude reunirse con Merkel y Prodi para hablar de Endesa M. N. CORRESPONSAL BRUSELAS. El Presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, desaprovechó ayer la oportunidad de reunirse con la canciller alemana, Angela Merkel, y con el primer ministro italiano, Romano Prodi, para tratar la situación por la que atraviesa Endesa tras la entrada en escena de Enel. La canciller, que recibió personalmente a Zapatero en calidad de presidenta de turno de la Unión Europea, se limitó a intercambiar con él los saludos protocolarios y en ningún momento se logró interpretar que hubiera fricciones entre ambos. Fuentes del Gobierno español explicaron ayer que el contencioso abierto por el control de Endesa pertenece a la esfera de las empresas privadas. No obstante, cabe recordar que fue la propia Merkel en persona quien telefoneó a Zapatero para anunciar que E. ON iba a lanzar una opa sobre la empresa española. Sin embargo, ahora ambos prefieren hablar de que el asunto está en manos del mercado, o lo que es lo mismo, de las propias empresas implicadas. A pesar de que ahora tanto Zapatero como Merkel se apuntan a la defensa del mercado, ambos políticos han mantenido dos reuniones bilaterales en las que trataron, entre otros asuntos, la situación de E. ON y Endesa. Tras ambos encuentros lo único que trascendió, sin embargo, fue que el clima de diálogo entre ambos Gobiernos había sido muy positivo.