Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA El Gobierno cede al chantaje de De Juana s La revisión de la política antiterrorista VIERNES 9 s 3 s 2007 ABC La vieja guardia del PSOE arropa a Vera y se atribuye el principio del fin de ETA Ni un miembro de la dirección actual acompañó a Vera y González s Ibarra dice ahora que intentó que se dejara morir a De Juana M. CALLEJA MADRID. Mientras una parte del PSOE mira al pasado para revisar la política penitenciaria de los Gobiernos de José María Aznar, otra, la vieja guardia socialista, con Felipe González a la cabeza, aprovechó la presentación del libro autobiográfico de Rafael Vera Las 19 puertas para mirar un poco más atrás todavía y atribuirse el principio del fin de ETA. Parecía un viaje en el tiempo, un traslado a los años del felipismo. En el hotel de la calle de Velázquez de Madrid donde se presentaba el libro del ex secretario de Estado de Seguridad se dieron cita, además de Felipe González, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, José Luis Corcuera, Francisco Fernández Marugán, Rosa Conde, Juan Barranco, José Acosta, Carmen Romero y Joaquín Leguina, entre otros. En mitad del acto apareció Alfonso Guerra. De los de ahora, de la dirección socialista actual, no se dejó ver ni uno. Que nadie espere encontrar en el libro de Vera la historia que nunca se contó de aquellos años en el Ministerio de Interior, o datos desconocidos hasta ahora relacionados con los GAL. Que tampoco espere que Vera ha aprovechado sus meses en la cárcel para hacer un ajuste de cuentas. No. El libro es un relato hecho desde la cárcel, en el que se describen asesinatos, penas, reformas, reuniones, viajes e intenciones para vencer la pesadilla del terrorismo y mejorar el país pero no hay ni venganza, ni ajuste de cuentas El ex presidente González fue, junto a Ibarra, el encargado de presentar la autobiografía de Vera. Y empleó su turno para reivindicar lo suyo, es decir, para proclamar a todos que aquellos años fueron los mejores, o casi. En concreto, sobre la lucha antiterrorista aseguró sin titubeos que por mucho que se discuta y se diga ahora el punto de inflexión de la derrota de ETA se produce en ese periodo y en particular se refirió a la operación policial de Bidart, que descabezó a la banda terrorista en aquella localidad francesa. Fue el principio del fin subrayó. En ese contexto, elogió la labor de Rafael Vera en el Ministerio del Interior en una época en la que se quebró el espinazo de ETA Más aún, añadió que la mayor debilidad contra la banda terrorista se produjo durante la primera legislatura de José María Aznar, a partir de septiembre de 1998, coincidiendo con la tregua que declaró la banda. En esa fecha, ETA estaba derrotada, y quizás a alguien le entró el síndrome del Premio Nobel de la Paz y dio espacio para que de esa derrota surgiera una reconstrucción González también se atribuyó el primer intento para ilegalizar el brazo político de ETA, Herri Batasuna, pero aclaró que los tribunales se lo impidieron. Lo dijo para que no se pierda la memoria histórica El ex presidente se refirió a la conspiración que, según dijo, algunos llevaron a cabo en los últimos años de su mandato para desalojar al PSOE del poder y conseguir mediante el juego sucio un triunfo electoral que le negaban los ciudadanos En concreto, citó las declaraciones de Luis María Anson en 1998 cuando reconoció esa conspiración Por eso, aseguró que Rafael Vera ha pagado más que nadie una cacería que iba contra él, y que se hizo más fuerte, dijo, porque el PSOE no perdió las elecciones de 1993 (las últimas que ganó antes de la victoria del PP en 1996) González mencionó de pasada los GAL. Tan sólo para decir que si ahora alguien quiere La conspiración Felipe González saluda cariñosamente a Rafael Vera hacer una comisión de investigación sobre aquella banda terrorista, que lo haga, pero que no lo paren, como pasó en el Senado, que a la semana de constituirse se paralizó Quizás para tratar de promocionar un libro en el que el propio autor asegura desde el principio que no va a desvelar nada que pueda perjudicar a otras personas, González advirtió que el libro va a empezar el proceso de esclarecimiento aunque luego matizó que ese proceso lo empezó Anson Respecto a la tensión política que se está viviendo en las últimas semanas en España, el ex presidente comenzó que esto no comenzó el 11- M ni el El ex presidente González asegura que la mayor debilidad contra ETA se produjo en septiembre de 1998 14- M Así, leyó un fragmento del libro de Vera en el que éste comprobó, hace 14 años, que el entonces líder de la oposición, José María Aznar, iba a utilizar la lucha contra el terrorismo para hacer oposición González tuvo un recuerdo para los que le han sucedido, incluido Zapatero: Parece que Vera guarda silencio: Ya he hablado demasiado. Quiero volver a la soledad El autor de Las 19 puertas explicó que su libro es un relato, pero no unas memorias. Se recogen todas las penas, amarguras con las que he convivido a lo largo de esos meses que he padecido en la prisión de Segovia Tras comentar que padece dos sorderas, una real en los dos oídos, en mayor o menor medida, y otra peor, la de la injusticia aseguró que ya está cansado Llevo 24 horas en los medios de comunicación. Quería mostrar en el libro que yo también tengo corazón. No he contentado a nadie, para unos he hablado mucho y para otros, muy poco. Siento el aliento del odio de algunos contra mí, cuando salgo en los medios de comunicación. ¿Qué buscan, algo soez, el insulto, el odio, la delación o la infamia? Nada de esto van a encontrar en mí, ni ahora ni nunca. Ahora quiero volver donde me siento más cómodo, al silencio, a la soledad del campo Dicho esto, se centró en la lectura del prólogo del libro. Y no dijo más. José Acosta, Francisco Fernández Marugán, José Luis Corcuera y Rosa Conde, en primera fila DANIEL G. LÓPEZ