Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8- -3- -2007 La NASA despide a la astronauta Lisa Nowak, acusada de intento de secuestro 91 Un mapa de los genes del cáncer desvela dos tipos de mutaciones Científicos del Reino Unido comprueban que el número de genes alterados que conducen al cáncer es mayor de lo esperado N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. ¿Por qué un paciente fallece en poco tiempo y otro con el mismo tipo de tumor logra sobrevivir durante años? La respuesta está en los genes que alteran la célula sana y la transforman en cancerosa. Conocer las variaciones y mutaciones genéticas que se producen en los tumores es el primer paso para combatir la enfermedad, de ahí el interés por descifrar el genoma del cáncer. Dos grupos de investigación han dado un paso importante para descifrar este complejo mapa genético. En la revista Nature publican hoy sendos estudios que ofrecen el análisis más importante de las mutaciones genéticas del cáncer realizado hasta la fecha. El Instituto Sanger del Reino Unido ha descifrado las mutaciones de los 500 genes que codifican a las proteínas quinasas, una familia clave. De hecho, uno de los fármacos más revolucionarios y eficaces contra un tipo de leucemia- -el famoso Glivec- -funciona desactivando una de estas proteínas. El estudio del grupo británico, basado en muestras de cáncer de pulmón, estómago, ovario, colon y riñón, muestra que el número de genes alterados que conduce al desarrollo del cáncer es mayor de lo que previamente se pensaba. Lo que sugiere que hay muchos más genes implicados en la enfermedad oncológica. Conductoras y pasajeras En este pequeño mapa de mutaciones se descubrieron dos tipos de alteraciones genéticas. La gran mayoría de las mutaciones no provocan la aparición de tumores, son alteraciones pasajeras Sin embargo, existe un 25 de mutaciones que sí conducen a la formación del tumor porque propician que las células cancerosas crezcan. Estas últimas son conocidas como mutaciones conductoras Y el reto para los biólogos es distinguir entre unas y otras. En la carrera hacia el cáncer, cada célula lleva muchas más mutaciones pasajeras que conductoras, que se han ido subiendo en el camino. Pero en el nuevo estudio se ha visto Una célula tumoral recreada por ordenador que las conductoras representan una proporción mayor de lo intuido. Los científicos del Instituto Sanger han identificado posibles mutaciones conductoras en 120 genes, la mayoría desconocidas. Se trata de una aportación significativa en la investigación oncológica, según Manel Esteller, director del Laboratorio de Epigenética del Centro Nacional de Investigaciones ABC Oncológicas. En el trabaio del Instituto Sanger destacan tres nuevas familias de genes mutados que podrían permitir el desarrollo de fármacos específicos contra ellas. Pero la secuenciación del genoma tumoral nos dará más dianas moleculares explicó a ABC. Más información sobre la investigación: http: www. sanger. ac. uk