Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 MADRID JUEVES 8 s 3 s 2007 ABC El presidente de Arturo Cantoblanco será el nuevo dirigente de CEIM Gerardo Díaz Ferrán dejará la presidencia para sustituir a José María Cuevas en la CEOE MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO MADRID. La marcha de José María Cuevas de la presidencia de la Confederación de Organizaciones Empresariales (CEOE) y su sustitución por el actual presidente de la Confederación de Empresarios Independientes de Madrid (CEIM) Gerardo Díaz Ferrán, tendrá un efecto dominó en las organizaciones de la patronal. La intención de Díaz Ferrán es dejar la presidencia de CEIM tras las elecciones autonómicas y municipales para que no exista ningún tipo de interferencia en ambos procesos, y que a finales de junio todo el proceso esté terminado. Todo parece indicar que será sustituido por Arturo Fernández Álvarez, el presidente del grupo Arturo Cantoblanco, uno de los actuales dieciséis vicepresidentes de la patronal madrileña. Como en la CEOE, el sustituto del actual dirigente de CEIM deberá salir elegido por y entre los vicepresidentes y deberá agotar el mandato de Díaz Ferrán, esto es, hasta mayo de 2010. Aunque también se han barajado otros vicepresidentes como Carlos Galdón o Salvador Santos Campano, lo cierto es que Fernández Álvarez tiene más opciones que ninguno para hacerse con la presiden- Más de 150 establecimientos y en plena expansión Arturo Fernández Álvarez preside un grupo empresarial de restauración, catering, hoteles, clubes deportivos y hoteles. Con 150 establecimientos y una amplia implantación en Madrid, uno de sus buque insignia es el Club de Tiro de Cantoblanco. El grupo Arturo Cantoblanco también está presente en más de 150 empresas privadas e instituciones públicas con su servicio de restaurantes (Teatro Real, Palacio de Congresos, o Monasterio de El Escorial, entre otros) cafetería y comedores. Esta actividad representa el 59 de su negocio, que va desde la alta restauración hasta áreas de servicio, o distribución de bebidas y alimentos para empresas, buques, ferrocarriles y aviones. Su objetivo es facturar 300 millones anuales y entrar en Bolsa. Para ello, en 2006 apostó por su expansión e invirtió 200 millones en proyectos como su entrada en el negocio de cash carry con la compra de 13 establecimientos de la cadena Dinosol, aliarse con una multinacional en el servicio de catering o crear una cadena de restaurantes en toda España. El grupo fue fundado por Arturo Fernández Iglesias, maestro armero de Alfonso XIII, quien abrió su primer establecimiento en la madrileña calle de Hortaleza. Arturo Fernández Álvarez, presidente del grupo Arturo Cantoblanco cia de este organismo. Cabe recordar que el actual presidente de CEIM sustituyó a Fernando Fernández- Tapias, quien accedió a la presidencia de la patronal madrileña en mayo de 1985, en sustitución de José Antonio Segurado. Si Gerardo Díaz Ferrán tenía entonces a su favor su capacidad de entenderse con el poder político (con Alberto Ruiz- Gallardón le une una buena relación personal) de Arturo Fernández todas las fuentes consultadas por ABC destacan su capacidad de consenso. Arturo Fernández, un empresario de tercera generación y miembro de la junta directiva de CEOE, es más que conocido ya que gran parte de su negocio tiene una amplia implantación en la región madrileña, mantiene buenas relaciones con el Gobierno autonómico que preside Esperanza Aguirre y el Ayuntamiento de ABC El hombre del consenso Madrid, pero también con el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y hasta con UGT, con la que tiene suscrito un contrato para la cafetería de algunas de sus sedes. Una vez que el nuevo responsable sea elegido por los vicepresidentes, la junta directiva de CEIM deberá ratificar el nombramiento. Esta organización es independiente del poder político, algo que no ocurre con la Cámara de Comercio. La mitad de los madrileños con tarjetas de crédito o débito no sabe lo que le cobra el banco por usarlas MARÍA ISABEL SERRANO MADRID. ¿Tarjeta de crédito o de débito? Cerca del 20 por ciento de la población madrileña no sabe cuál es la diferencia entre una y otra, según revela una encuesta realizada por la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU- Madrid) Según parece, la creencia generalizada es denominar de crédito a todo el dinero de plástico Ha sido en el momento de contestar a la encuesta cuando los ciudadanos se han percatado de que la de crédito es el acceso fácil y rápido a un crédito al consumo para así disponer de un dinero que se utiliza según las necesidades del cliente. La de débito por su parte, es con la que se paga habitualmente y cuyo gasto se carga, días después, en la cuenta corriente. De la consulta realizada por CECU- Madrid se desprende que el 77 por ciento de la población madrileña- -3,7 millones de personas mayores de 16 años- cuenta con algún tipo de tarjeta de débito. De esos 3,7 millones de madrileños, el 51 por ciento desconoce las comisiones que le aplica su banco en el uso de dicha tarjeta. La tarjeta de crédito la tienen 3,4 millones de habitantes, es decir, un 71 por ciento de la población mayor de 16 años. De ese 71 por ciento, el 37,3 por ciento cuenta con una sola tarjeta, el 35,9 con dos, el 25,8 tiene entre dos y cinco y un 1 por ciento cuenta con más de cinco tarjetas de crédito. Es decir, el 63 por ciento de la población con esta modalidad de crédito tiene más de una tarjeta. O lo que es lo mismo: más de dos mi- llones de madrileños mayores de 16 años tiene más de una tarjeta de crédito. Resulta significativo que las familias con uno o dos hijos son las que cuentan con mayor número de tarjetas. El uso- -dice la confederación de consumidores- -cada vez más habitual de las tarjetas de crédito como acceso fácil y rápido a un crédito al consumo, debería conllevar un conocimiento de los detalles más importantes de dicho crédito CECU- Madrid insiste en que, normalmente, cuando solicitamos un crédito al consumo en nuestra entidad bancaria solemos conocer los gastos que conllevan, los intereses que nos aplican y las penalizaciones en caso de no cumplir con los pagos Por ello, sorprende que cerca del 60 por ciento de los que cuentan con alguna tarjeta de crédito- -el 57,2 exactamente- no sepa el tipo de interés que le aplican. Intereses y penalizaciones El 15 utiliza el crédito para poder llegar a fin de mes Otro de los datos más significativos de la encuesta es el importante porcentaje de personas que cuentan con tarjetas de crédito y que las necesitan para hacer frente a sus gastos cotidianos: 21,4 por ciento. Quizás- -explica la organización de consumidores- -podría parecer un dato menor pero la realidad que muestra este dato es que 730.000 madrileños consiguen hacer frente a sus gastos cotidianos gracias a las tarjetas de crédito Es decir, el 15 por ciento de la población madrileña de más de 16 años necesita las tarjetas de crédito para poder llegar a fin de mes. En el 53 por ciento de los casos en los que se utiliza la tarjeta de crédito es para aplazar los pagos. Ello significa que 760.000 madrileños con cargas familiares usa este tipo de tarjeta como modo de financiación a través del pago aplazado. Por todo ello, se exige a los bancos que aumente la información a sus clientes.