Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8 s 3 s 2007 INTERNACIONAL 41 La UE amenaza con sanciones para que Irán detenga su plan atómico ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS CORRESPONSAL VIENA. La Unión Europea y Estados Unidos insistieron ayer en que la solución del contencioso con Irán por su polémico programa nuclear sólo tiene una salida: que Teherán cumpla con lo exigido por el Consejo de Seguridad y pare sus experimentos atómicos. Durante la reunión que la Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) celebra en Viena, Bruselas y Washington mostraron su preocupación por la negativa iraní a plegarse a la petición de la comunidad internacional. El embajador alemán ante el OIEA, Peter Gottwald, aseguró que la UE lamenta la insistencia iraní de mantener su programa de enriquecimiento de uranio, ignorando así la resolución 1.737 del Consejo de Seguridad. Además, calificó de inaceptable que el país islámico haya anunciado que acelerará sus experimentos para fabricar combustible nuclear. El doble uso, civil y militar, del uranio enriquecido y las dudas sobre la naturaleza del plan atómico de Teherán, han movido a Bruselas y a Washington a promover una política de sanciones para obligar a Irán a deponer su actitud. Sin embargo, Gottwald insistió en que Bruselas reconoce el derecho de Irán al uso pacífico de la energía atómica y la disposición a negociar una salida a conflicto. La UE ha ofrecido a Irán un paquete de ayuda técnica y económica a cambio de Irán que renuncie al enriquecimiento de uranio. Una oferta y una exigencia en la que abundó el representante de la Casa Blanca, Gregory Schulte, quien criticó a Irán por ignorar la grave preocupación internacional al negarse a cumplir el mandato del Consejo de Seguridad. Europa y Estados Unidos siguen decididos a llevar hasta el final una política de doble vía por un lado, dejar abierta la opción diplomática si Irán se aviene a razones, pero manteniendo la presión de las sanciones. Mientras, el gobierno iraní ha vuelto a insistir en su disposición a aclarar las muchas dudas sobre sus planes nucleares, a condición de que el asunto se retire del Consejo de Seguridad. Sólo entonces estaría dispuesta la república islámica a aumentar su colaboración con el OIEA y a negociar posibles salidas al conflicto. Alfonso Rojo EL QUINTO MANDAMIENTO Yo he visto matar. suena raro en un país como el nuestro. A diferencia de Gran Bretaña o EE. UU, que en los último siglo no ha habido un año en el que no perdieran soldados en combate, somos ya tres generaciones de españoles las que nos hemos criado sin la traumática experiencia de la guerra. Eso contribuye a explicar el efecto hipnótico que la palabra paz tiene entre nosotros y la mezcla de repulsa y miedo que nos producen los violentos. En esas conferencias que nos montan a Hermana, Ramón, Julio, Enrique, José Antonio, Arturo, Gravosa y al puñado de reporteros que cubrimos espantos por esos mundos sin Dios, siempre hay un alma bienintencionada que se levanta en las filas de atrás, para preguntar con voz trémula cómo es posible ser un día testigo de tanta atrocidad y retornar, al siguiente, a una existencia apacible, cómoda y normal. La respuesta suele ser que también el cirujano que opera en urgencias o el bombero que auxilia a los atrapados en una catástrofe, conviven con el sufrimiento extremo y no les impide, a renglón seguido, reanudar su vida familiar, comer o divertirse. Hay algo de trampa en esa réplica. No tiene el misma dramatismo ver morir que ver matar. Absorbemos sin pestañear la cifra escalofriante de los fallecidos en accidente de tráfico, como aceptamos apenados los muertos en un desastre, pero nos aterra la imagen de un ser humano asesinando a otro. Y eso, unido a la sensación de ser una sociedad permisiva, muy democrática pero casi tonta, donde no hay pena de muerte, ni cadena perpetua; que vació cárceles dos veces y mantuvo códigos y reglamentos coladero que perdona hasta lo imperdonable, ha colmado el vaso de la paciencia ciudadana. De Juana no sólo es un asesino. Se regodea en sus crímenes y celebra, con langostinos y champán, el dolor de sus víctimas. Cumplió apenas 18 años, que a Carrillo en la Cadena Ser le parecían este lunes una pena brutal y le quedaban unos meses por cumplir. Estarán conmigo, en que lo menos que podíamos esperar, sobre todo cuando nos retaba como lo hizo, es que los pasara en prisión y no en casita con su novia. Peregrinos chiíes se golpean la cabeza tal y como manda la tradición, en Kerbala REUTERS Nuevos ataques contra chiíes en Irak tras la matanza de Hilla Al menos treinta muertos en un atentado suicida en un café s Otros cinco peregrinos fueron asesinados en Bagdad ABC BAGDAD. Al menos 30 kurdos chiíes iraquíes- -25 según otras fuentes- -murieron ayer y otras 20 más resultaron heridas en la ciudad iraquí de Balad Ruz, en la provincia de Diyala a unos 100 kilómetros al este de Bagdad, víctimas de un terrorista suicida que hizo estallar un cinturón explosivo que llevaba en medio de la clientela de un popular café de la ciudad. Según informaciones de la policía, el terrorista se suicidó un popular café situado en el barrio Dour Mandeli, habitado en su mayor parte por ciudadanos kurdos chiíes. Las fuentes, que no descartaron que crezca la cifra de víctimas mortales debido a la gravedad de los heridos, que han sido traslados a hospitales de Baquba, revelaron que la explosión causó también enormes daños en varias tiendas. La provincia de Diyala, junto a las de Salahedin, Mosul- -situadas al norte de la capital- -y la de Al Anbar, ubicada en el oeste de Irak, son consideradas feudos de la resistencia árabe suní del país. Apenas cinco horas antes un coche bomba conducido por otro terrorista suicida estallaba junto a una patrulla de la policía iraquí dejando un saldo de al menos ocho personas muertas y otras 25 heridas en el suroeste de Bagdad. Fuentes policiales indicaron que siete de los fallecidos y 15 de los heridos son agentes iraquíes, y que entre las víctimas hay también peregrinos chiíes. Estos nuevos atentados se producen cuando aún no se han apagado los ecos del sangriento atentado de Hilla, que costó ayer la vida a 117 peregrinos chiíes que habían acudido a celebrar la festividad religiosa que conmemora el final de los cuarenta días de luto por la muerte del nieto de Mahoma, Huseín, en el año 680. Este atentado fue condenado ayer por Irán como acto terrorista y criminal y responsabilizó a las tropas extranjeras de la inseguridad en el vecino Irak. El portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Huseini, consideró también que el atentado de Hilla forma parte de una campaña que llevan a cabo los fieles a las fuerzas que intentan provocar un conflicto sectario entre los chiíes y los suníes. Lo cierto es que en los últimos días los ataques mortales contra los peregrinos chiíes se reproducen por todo el convulsionado país. Así, en Bagdad, otros cinco peregrinos fueron asesinados por francotiradores emboscados en zonas residenciales suníes, y otro más murió víctima de la explosión de un obús al sur de la capital. A pesar de las masacres contra ellos, las decenas de miles de peregrinos chiíes que se han desplazado a Irak, en general parecen no sentirse amenazados por los episodios violentos. Portando banderolas con consignas religiosas y ejemplares del Corán en sus manos se encaminan a pie a Kerbala para celebrar su fiesta el próximo sábado. Las autoridades policiales iraquíes, sin embargo, al igual que los soldados norteamericanos que actúan en conjunto en la operación Imponer la ley con la que pretenden disminuir la violencia, se mostraban ayer preocupadas por las posibles represalias de las milicias chiíes. Tras una serie de atentados como estos nos inquieta mucho que pueda dispararse un ciclo infernal de represalias confesionales. Esperamos que todo el mundo mantenga la sangre fría y no haga el juego a los terroristas según decía ayer el teniente coronel Christopher Garver, portavoz del Ejército norteamericano. Que también confirmó la muerte de tres soldados por la explosión de una bomba en Bagdad. Ayudas europeas Reacción iraní ABC. es Información especial sobre el conflicto iraquí en abc. es internacional