Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8 s 3 s 2007 INTERNACIONAL 35 La declaración de Berlín no menciona ni Constitución ni tratado ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL BRUSELAS. La presidencia alemana ha entregado a los demás países miembros el primer borrador de la Declaración de Berlín con la que se espera dar el impulso político para sacar a Europa de la crisis institucional. Se trata de un documento de una sola página en el que se recogen someramente los principales puntos a destacar en la celebración del cincuentenario de la UE, pero sin que se mencione en ningún momento palabras como Constitución o tratado Angela Merkel, que ayer trajo a Bruselas a todos los presidentes regionales alemanes, pasará revista a este documento en la cena de esta noche, al comienzo del Consejo Europeo de primavera. Durante la reunión, la canciller tratará de asegurarse de que los otros 26 países están satisfechos con las ideas que se citan en el documento, y todo lo más aceptará alguna intervención sin debate. Los planes de Merkel son utilizar las dos semanas que quedan para las celebraciones del cincuentenario en Berlín para que un equipo dirigido por ella misma redacte la declaración formal en un lenguaje poético y grandilocuente. La celebración de los 50 años de la idea europea pretende ser un punto de apoyo para intentar resolver el problema planteado por el fracaso de la ratificación del Tratado Constitucional y lo último que desea Merkel, según fuentes diplomáticas europeas, es que se de una imagen de un grupo de testarudos dedicados a una interminable discusión bizantina. El eurodiputado popular español, Íñigo Méndez de Vigo, que trabajó en la redacción de la Constitución, insiste en que el documento de Berlín debe ser conciso y muy corto, lo suficiente como para explicar a la gente por qué queremos seguir haciendo las cosas juntos y recuperar la ilusión Además de la preparación del cincuentenario, la cumbre de primavera tiene, como es habitual, un contenido esencialmente económico. Los presidentes se proponen aprobar un nuevo plan de reducción de emisiones de CO 2 dentro de la estrategia de lucha contra el cambio climático. El principal debate se centrará entre los países como Alemania y las instituciones europeas que quieren que los objetivos sean obligatorios y aquellos que creen que no deben serlo. La política energética ya fue un elemento importante en la anterior presidencia finlandesa. Angela Merkel y José Manuel Durao Barroso, durante su reunión de ayer en Bruselas EPA