Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL JUEVES 8 s 3 s 2007 ABC La prensa pone al La Cámara de los Lores será descubierto las elegida de forma democrática vergüenzas fiscales Los diputados de Royal y Sarkozy británicos se Ambos dirigentes son maestros en camuflar legalmente su patrimonio JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Los franceses se apasionan menos por la diplomacia internacional, el fantasma de la decadencia nacional o el hoyo sin fondo de la deuda pública, que por las habilidades fiscales de Ségolène Royal y Nicolas Sarkozy, que no tienen un patrimonio inmobiliario personal muy llamativo pero sí se perciben como maestros en el gran arte de hacer las respectivas declaraciones de la renta. Hace ocho días, Le Canard Enchaîné publicó un informe implacable sobre la compra y venta de un apartamento familiar de Sarkozy, con una sustanciosa plusvalía. No hubo ni nadie denunció ninguna ilegalidad. El semanario satírico desmenuzó con una precisión cruel los favores inmobiliarios y el carácter magistral de la declaración de la renta del ministro del Interior. Ayer, Le Canard Enchaîné desmenuzó al bisturí informativo las propiedades del dúo Ségolène Royal y François Hollande, candidata a la presidencia y primer secretario del PS. Nada ilegal, tampoco. Pero una formidable hipocresía fiscal, que el semanario describe con una precisión implacable, feroz, en su trivialidad, tratándose de una pareja que declaró, al alimón, odiar a los ricos Los Royal- Hollande no son ricos, pero pertenecen a una cierta elite burocrática, que vive enquistada en los pasillos del poder político. Dos sueldos de 10.000 11.000 euros mensuales, acompañados de otros dos complementos del mismo montante, para hacer frente a sus gastos corrientes, como diputados. Ninguna objeción. Todo es legal. Sin embargo, a la hora de hacer la declaración de la renta, la pareja socialista tiene olvidos que les permiten dividir por siete el valor real de su patrimonio inmobiliario. Un piso en la zona residencial de Boulogne. Su contable olvida declarar el jardín, reduce la superficie y lo valora en 750.000 euros. Según los especialistas consultados por el semanario, el piso valdría, en verdad, 1.800.000 euros. Un gran chalet en la Costa Azul, en Mougins, en una zona privilegiada para nuevos ricos. La pareja lo valora en 270.000 euros. En verdad, tendría un valor superior a los 850.000 euros. Quedan, todavía, un apartamento en Cannes (en copropiedad familiar) y dos residencias secundarias que la pareja utiliza como despachos residencias de trabajo, para cumplir sus obligaciones como diputados. Con salarios superiores a los 20.000 euros y un patrimonio relativamente modesto de unos 3 millones de euros, la pareja Ségolène Hollande consigue pagar un impuesto sobre las grandes fortunas que apenas llega a los 2.000 euros anuales. La pareja también se beneficia de una astucia contable nada desdeñable: no están casados, y todas sus propiedades están administradas a través de una Sociedad civil inmobiliaria (SCI) que permite fragmentar las declaraciones de la renta y compartir administrativamente con hijos y familiares un patrimonio minusvaluado llamativamente a la hora de pagar impuestos. En las agencias inmobiliarias, son de rigor las bromas entre vendedores y clientes, aconsejándose mutuamente consultar con los asesores fiscales de Ségolène y Sarkozy. A nadie sorprende, y quizá en nadie influyan decisivamente tales revelaciones, que si alimentan el hastío y la indiferencia crítica. En Francia, es muy difícil trampear a la hora de comprar o vender pisos. Y la administración fiscal goza de una sana reputación de severidad, al servicio del Estado. Nadie acusa de manera frontal las ligerezas inmobiliarias y fiscales de Ségolène y Sarkozy, finalmente veniales, si se quiere. Pero nadie duda, tampoco, que tales comportamientos favorecen el voto de protesta de los extremos. pronunciaron también contra la abolición de ese órgano tradicional Astucia contable Odio a los ricos EFE LONDRES. Los diputados británicos se pronunciaron ayer a favor de una elección democrática de los integrantes de la Cámara de los Lores, al tiempo que rechazaron la abolición de ese órgano tradicional. En una serie de votaciones no excluyentes, en las que debían optar entre siete opciones de composición de la cámara, los parlamentarios apoyaron finalmente dos: la elección del cien por cien de los lores o de un ochenta por ciento electo junto a un veinte por ciento que serían designados. Los Comunes, que debían pronunciarse sobre la histórica reforma de la Cámara propuesta por los laboristas, rechazaron, por el contrario, otras opciones que preveían la designación de todos los miembros o porcentajes inferiores del número de lores electos. La opción que más apoyo obtuvo fue la de una cámara totalmente elegida, al igual que ocurre con la de los Comunes. La Reina Isabel lee el programa de gobierno en su discurso tradicional en la Cámara de los Lores, el pasado 20 de junio antiguos aristócratas el derecho a pertenecer a los Lores) De acuerdo con el sistema vigente, unos pares son nombrados por los partidos políticos y otros por un comité de designaciones. En 1999, el Gobierno laborista ya aprobó una primera fase que expulsó de la Cámara a más de 600 lores hereditarios- -entre los que había duques, marqueses, condes y barones e introdujo la designación directa para cubrir las vacantes. Mientras la reforma salía adelante, lord Levy, principal recaudador de fondos del partido laborista y amigo personal de Blair, sigue estando en el cen- AP Próxima votación ABC. es Más información sobre las elecciones en abc. es internacional La reforma de la tradicional Cámara de los Lores, centro de una polémica por la supuesta venta de títulos honoríficos a cambio de donaciones al partido laborista, es una de las asignaturas pendiente del primer ministro británico, Tony Blair. Las votaciones, que se repetirán la próxima semana en la Cámara de los Lores, son solamente indicativas, pero el Gobierno tendrá en cuenta su resultado cuando prepare este año la ley para reformar la segunda cámara. Durante el debate, el líder laborista en los Comunes, Jack Straw, que presentó el mes pasado ante los parlamentarios el Libro Blanco sobre la remodelación de los Lores, instó a los diputados a poner fin a décadas de punto muerto y tomar una decisión clara sobre el camino a seguir. La reforma aboga también por recortar de 750 a 540 los escaños de la Cámara y por eliminar los 92 pares hereditarios aún existentes (miembros que heredaron de Caso de dinero por títulos Las votaciones son sólo indicativas, pero el Gobierno de Blair ha prometido tener en cuenta su resultado tro de la investigación de Scotland Yard en torno a la supuesta oferta de títulos de lord a los multimillonarios benefactores del laborismo. Los detectives encargados de la investigación estudian actualmente las reuniones mantenidas por Levy con otras personas en las que pudo haberse tratado ese asunto, que amenaza con convertirse en el mayor escándalo de la era Blair, según informaba ayer el diario The Guardian Levy, que es además enviado especial de Blair para Oriente Medio, ha sido interrogado por la policía como sospechoso de conspiración para obstruir el curso de la justicia, aunque él niega haber cometido ilegalidad alguna. En un comunicado hecho público el martes, Levy proclamó su inocencia, se dijo víctima de una campaña denigratoria y sembró así dudas sobre la posibilidad de que sea sometido a un juicio justo e imparcial en el caso de que llegue finalmente a celebrarse.