Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 DEPORTES www. abc. es deportes MIÉRCOLES 7- -3- -2007 ABC El Valencia resiste de pie al mejor Inter Los italianos agobiaron a Cañizares en el tramo final después de dominar un partido que acabó con una deplorable tangana Valencia Inter 0 0 El Valencia y su parroquia encendieron el ánimo colectivo con una pancarta en italiano que ocupaba toda la grada superior de Mestalla. Vendetta se podía leer en recuerdo de los fiascos del club con rivales italianos. Ese espíritu presidió los protocolos hasta que el signo del partido se decantó claramente del lado del Inter. Puso todo lo que había que poner el Valencia para administrar un 2- 2 ventajoso, medio billete para cuartos de final. Mucho ardor guerrero, mucho rigor táctico, una sensación colectiva del todos a una, pero una inquietante impresión de ir perdiendo el paso ante un rival con más empaque. No dijo nada especial el Inter en la primera parte, nada que no se supiera, pero puso un nudo en la garganta de Mestalla. Fijó el estilo del partido. Una jauría de perros de presa por el centro sin un timón para mandar, una zaga potente, veterana, sin resquicios, y una zurda bien dirigida (la de Materazzi, el Matrix que pega) hacia un par de pirañas. Ibrahimovic nubló la visión de Albiol, Ayala y Cañizares. Fue algo así como una manada de búfalos en estampida con el balón pegado a los pies. Y en la recámara, Crespo, laborioso e invisible, pero siempre alerta a cualquier balón en tierra de nadie. ter abriese la cazuela. El Valencia, nada en ataque. Sin llegada por los lados ni fluidez por el centro. Un par de tiros de Villa desde la Malvarrosa y poco más. El partido tuvo el empaque de la vieja Copa de Europa. La tensión, el miedo al fallo, equipos asistidos por jugadores de talla y la inquietud de un chispazo que se veía venir. El Valencia se sacudió el polvo, quitó las telarañas de la responsabilidad que le atenazaban y buscó lo que había pregonado, el gol, la victoria. Fue más un ejercicio de fe que una consecuencia de su juego. Apenas hubo desborde, tampoco peligro en las jugadas paradas, sólo la voluntad indomable de un equipo con carácter. El Inter ingresó con todo en el tramo final, decidido a ganar por las buenas o por las malas. Figo dio aire al ataque del Inter, Marchena sacó el balón encima de la raya, Albiol se cruzó felino ante Cruz y Mestalla suspiró feliz. Valencia (4- 4- 2) Cañizares; Miguel, Ayala, Albiol, Moretti; Angulo (Joaquín, m. 76) Baraja (Hugo Viana, m. 37) Marchena, Silva; Morientes (Vicente, m. 66) y Villa. Inter (4- 4- 2) Julio César; Maicon, Córdoba, Materazzi, Maxwell (Grosso, m. 74) Zanetti, Burdisso, Dacourt (Figo, m. 62) Stankovic; Ibrahimovic y Hernán Crespo (Julio Cruz, m. 57) Árbitro: Wolfgang Stark (Alemania) Tarjeta amarilla a Ibrahimovic, Cañizares, Materazzi, Córdoba y Maicon. JOSÉ CARLOS CARABIAS En un estadio paralizado, sin resuello por la angustia del gol que se anunciaba, el Valencia resistió de pie al mejor Inter que se recuerda en años. Un equipo en las antípodas del viejo y horroroso catenaccio que colapsó el pálpito de Mestalla con un fútbol aguerrido, brioso y sólido. Frente a eso aguantó solvente el Valencia, un grupo igual de consistente. Burdisso agrede a Hugo Viana (en la imagen superior) al FOTOS AFP Y AP principio de la tangana. Abajo, David Navarro rompe la nariz de Burdisso con un fuerte puñetazo Así jugó el Valencia Cañizares: bien. Miguel: regular. Ayala: bien. Albiol: bien. Moretti: bien. Angulo: regular. Baraja: bien. Marchena: regular. Silva: bien. Morientes: regular y Villa: regular. Hugo Viana: regular. Vicente: regular. Joaquín: regular. El técnico: Quique Flores. Su mano se aprecia en el carácter del equipo. Sólido, competitivo, capaz. Lo mejor: Albiol y Ayala, frente a Ibrahimovic y Crespo. Lo peor: Sin desborde por los lados. David Navarro oscurece con una agresión el pase a cuartos de final RAÚL COSÍN VALENCIA. Simplemente lamentable. El valencianista David Navarro agredió con un brutal puñetazo en la nariz a Burdisso sobre el césped de Mestalla al finalizar el partido. El jugador blanquinegro salió al campo con la velocidad del rayo para intervenir en una pelea deplorable que se desató entre los jugadores tanto del Valencia como del Inter. Todo comenzó cuando el árbitro Wolfgang Stark indicó el final de la eliminatoria, Burdisso y Carlos Marchena se erigieron en protagonista de una tangana, que llevó a que los jugadores de ambos conjuntos comenzasen una nefasta trifulca. El defensa central del Valencia, David Navarro, que fue suplente, saltó al campo enfundado en el chándal para defender a sus compañeros. Pero el joven jugador no tomó, ni mucho menos, la mejor decisión y oscureció la gran eliminatoria. El zaguero lanzó un tremendo puñetazo a la cara del argentino Burdisso y le rompió la nariz. Córdoba, Zanetti y Maicon salieron tras Navarro, pero no lo alcanzaron. El jugador se metió en el vestuario del Valencia y el portero neroazurro Toldo entró tras él para intentar agredirle. La Policía tuvo que establecer una barrera de separación para evitar más agresiones en los vestuarios. Estos lamentables hechos tendrá graves consecuencias para jugadores, técnicos y clubes. Lo que está claro es que las sanciones y pertinentes multas no se harán de esperar. David Navarro, sobre todo, y Toldo recibirán las decisiones más duras de los organismos deportivos. Ayala, Del Horno o Butelle en el Valencia y Crespo, Dacourt o Cruz intentaron mediar por todos los medios para frenar la sinrazón pero ésta ya estaba desbocada. Trabajo firme y eficaz Así jugó el Inter Julio César: bien. Maicon: regular. Córdoba: bien. Materazzi: bien. Maxwell: regular. Zanetti: bien. Burdisso: regular. Dacourt: bien. Stankovic: regular. Ibrahimovic: bien y Hernán Crespo: regular. Julio Cruz: regular. Figo: bien. Grosso: sin calificar. El técnico: Roberto Mancini. El mejor Inter de los últimos años. Frente a eso el Valencia opuso un trabajo firme, eficaz hasta la rutina, dirigido por Baraja hasta su lesión, bien engrasado para resistir y poder golpear con Villa o Morientes. Pero inferior al Inter en el primer tramo, sin llegada al área rival, pesaroso en el avance. El Inter enseñó veneno en los balones quietos. Siempre amenazante Materazzi por arriba y en el segundo palo para dejar algún rebote a sus pigmeos. El gol estuvo más cerca de la red de Cañizares. Sólo la inteligencia y la anticipación de Ayala (inconcebible que dejen escapar a este futbolista) y las agallas de Albiol para dejar ronchas de piel en su pelea con Ibrahimovic evitaron que el In- Pasan Chelsea y Roma Chelsea, 2; Oporto, 1 (1- 1) Un tanto de Ballack (m. 79) consumó la remontada local. Quaresma (m. 15) adelantó a los lusos y Robben (m. 48) empató. Lyon, 0; Roma, 2 (0- 0) Totti (m. 22) y Mancini (m. 44) consumaron la sorpresa